Se pueden observar cambios en la supervivencia sin ningún cambio en la mortalidad. | 30 ABR 12

¿Entienden los médicos las estadísticas de pesquisa?

El objetivo de este trabajo fue investigar si los médicos de atención primaria saben qué estadísticas demuestran el beneficio de la pesquisa.
Autor/a: Dres. Wegwarth O., Schwartz L. M.,Woloshin S. Ann Intern Med. 2012;156:340-349.

Introducción

Se pueden observar cambios en la supervivencia sin ningún cambio en la mortalidad.

El beneficio de las pruebas de pesquisa (screening) a menudo se comunica a los médicos en términos de tasas de supervivencia. Estos datos suelen mostrar una gran ventaja numérica para la pesquisa (por ejemplo, la supervivencia es del 90% en la enfermedad en etapas tempranas, pero sólo del 20% en etapas tardías). Sin embargo, a diferencia de la disminución de las tasas de mortalidad, la reducción de las tasas de supervivencia y el aumento de la detección precoz no demuestran que las pruebas de pesquisa para el cáncer salven vidas.

El problema fundamental de las estadísticas de supervivencia en el contexto de la pesquisa es que son sensibles a los sesgos de tiempo y de sobre- diagnóstico. Como resultado de estos sesgos, se pueden observar cambios en la supervivencia sin ningún cambio en la mortalidad. Por ejemplo, imaginemos un grupo de pacientes en quienes se diagnosticó cáncer debido a sus síntomas a los 67 años y todos mueren a los 70 años. Cada paciente sobrevive sólo 3 años, de modo que la supervivencia a 5 años para el grupo es del 0%.

Ahora imaginemos que el mismo grupo es sometido a pesquisa. Las pruebas de pesquisa, por definición, conducen al diagnóstico más temprano. Supongamos que con la pesquisa, el cáncer se diagnostica en todos los pacientes a los 60 años, pero sin embargo mueren a los 70 años. En este caso, cada paciente sobrevive 10 años, de modo que la supervivencia a 5 años para el grupo es del 100%. No obstante, a pesar de esta notable mejoría en la supervivencia (del 0% al 100%), nada cambió con respecto a cuántas personas mueren o cuándo lo hacen.

Lo mismo sucede con el sobrediagnóstico. La pesquisa puede detectar casos de cáncer que no progresarán, fenómeno conocido como sobrediagnóstico. Al no progresar estos casos, los pacientes sobrevivirán a los 5 años. Si tenemos 1000 personas no sometidas a pesquisa con cáncer progresivo, a los 5 años 400 estarán vivas y 600 muertas.

Agregar los casos de cáncer sobrediagnosticados distorsionará las estadísticas de supervivencia a 5 años. Si se sobrediagnosticaran 2000 casos de cáncer, después de 5 años, 2400 personas de las 3000 diagnosticadas estarían vivas -una tasa de supervivencia del 80% a 5 años. Pero nuevamente, a pesar del notable aumento de la supervivencia (del 40% al 80%), nada cambió anda con respecto a cuántas personas mueren o cuándo lo hacen.

En contraste con las tasas de supervivencia y de detección temprana del cáncer, las tasas de mortalidad no se alteran por los sesgos de tiempo y de sobrediagnóstico. Esto es porque las estadísticas de mortalidad por cáncer dividen el número de muertes por el número de personas en la población del estudio.

Las estadísticas de mortalidad tampoco se distorsionan según el momento del diagnóstico porque se cuentan todas las muertes producidas en la población del estudio durante un determinado período. Debido a esto, un comité del National Cancer Institute llegó a la conclusión que la disminución de la mortalidad en un estudio aleatorizado es la única estadística que demuestra fiablemente que una prueba de pesquisa puede salvar vidas.


Objetivo

Investigar si los médicos de atención primaria saben qué estadísticas demuestran el beneficio de la pesquisa.

Métodos

Los participantes se seleccionaron del Harris Interactive Physician Panel, representativo de la población general de médicos de los EE. UU. El propósito fue relevar una muestra al azar de médicos de atención primaria ya que las pruebas de pesquisa son parte importante de su práctica habitual. Se seleccionaron médicos de tres especialidades: medicina de familia, medicina interna y medicina general.

Se relevaron 297 médicos que ejercían medicina hospitalaria y ambulatoria en 2010 y 115 médicos que ejercían exclusivamente medicina ambulatoria en 2011, es decir un total de 412 profesionales. Se les informó sobre el efecto de dos pruebas de pesquisa hipotéticas creadas a partir de datos reales sobre cáncer de próstata. No se les informó sobre el origen de los datos, pero sí que las pruebas eran gratuitas y no invasivas y que con ellas se detectaron casos de cáncer para los cuales existe tratamiento. En la primera prueba el efecto fue mejoría de la supervivencia a 5 años y aumento de la detección temprana y en la segunda disminución de la mortalidad por cáncer y aumento de la incidencia.

Se probó asimismo el efecto de dos notas explicativas: una explicaba que la mortalidad en un estudio aleatorizado es el único modo fiable de juzgar el efecto de la pesquisa. La otra explicaba que el aumento de la incidencia puede representar sobrediagnostico.

El estudio se diseñó principalmente para evaluar si los médicos comprenden las estadísticas comunes de la pesquisa.


Resultados

Conocimiento sobre qué se considera evidencia apropiada

Los médicos de atención primaria demostraron conocimientos limitados acerca de qué evidencia puede demostrar que una prueba de pesquisa del cáncer salva vidas. Casi la mitad (47%) dijo incorrectamente que hallar más casos de cáncer en las poblaciones pesquisadas era prueba de esto. Muchos de ellos no supieron distinguir entre evidencia inapropiada para la pesquisa (mejoría de la supervivencia) y evidencia apropiada (descenso de la mortalidad).Son casi tantos los médicos (76%) que creyeron que los datos de supervivencia demuestran que la pesquisa salva vidas como los que creyeron que los datos sobre la mortalidad demuestran esto (81%),

Efecto de los datos de supervivencia y de mortalidad sobre las recomendaciones de los médicos y criterios sobre el beneficio

Los mismos conceptos equivocados se evidenciaron en este punto. El 80% opinó que la prueba de pesquisa avalada por evidencia inapropiada (aumento de la supervivencia a 5 años del 68 al 99%) “salva vidas”. Sólo el 60% opinó lo mismo acerca de la prueba avalada por evidencia apropiada (mortalidad por cáncer reducida de 2 a 1,6 en 1000 personas. P < 0,001)

Efecto de detectar más neoplasias en etapa temprana

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022