Estudio de 14 años | 14 MAY 12

Tendencia a cambios en la indicación quirúrgica y manejo de la enfermedad de Graves

Los autores revisan la experiencia de su institución, examinando específicamente la tendencia en las indicaciones quirúrgicas, tipos de resección y resultados de la cirugía.
Autor/a: Yip J, Lang BHH, Lo CY Am J Surg 2012; 203(2):162-167

Introducción

La enfermedad de Graves (EG) es una enfermedad autoinmune con un curso clínico impredecible. Es causada por anticuerpos contra los receptores tiroideos que activan el receptor de la tirotrofina, llevando a la estimulación de la síntesis del adenosin monofosfao cíclico y a la producción de hormonas tiroideas en las células foliculares [1,2]. La EG es la causa más común de hipertiroidismo tanto en adolescentes como en adultos [2]. Las opciones de tratamiento incluyen drogas antitiroideas (DAT), terapia radioactiva con iodo (TRI) y cirugía. Aunque la mayoría de los clínicos recomendarían las DAT como la primera línea de tratamiento, eso tiende a variar en diferentes partes del mundo [3].

En Europa y Asia, la DAT es la primera línea de tratamiento, con la TRI y la cirugía como segunda línea, en caso de recidiva, mientras que en los EEUU, la DAT se usa comúnmente como un adyuvante antes de la TRI o la cirugía [4-7]. La institución en donde se desempeñan los autores de este trabajo, ha adoptado desde hace mucho tiempo el primer abordaje y ello ha llevado a resultados satisfactorios [8]. No obstante, la decisión entre la TRI y la cirugía para la EG recidivada, después de un adecuado tratamiento con DAT, sigue siendo controversial, porque hay pocos estudios disponibles [6,7]. En la práctica, esa decisión clínica es influida por la presencia o ausencia de indicaciones quirúrgicas.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021