Podrían ser los agentes de cambio | 25 ENE 12

Los padres podrían tener la clave para tratar la obesidad de los niños

La AHA identifica estrategias exitosas para ayudar a los niños a lograr perder peso.

Los padres y cuidadores deben participar en los programas de tratamiento para niños obesos y deben liderar con el ejemplo, aplaudir los avances de los niños y utilizar los contratiempos como oportunidades de aprendizaje, señalan expertos.
 
"En muchos casos, los adultos de la familia podrían ser los agentes de cambio más eficaces para ayudar a los niños obesos a alcanzar y mantener un peso más sano", aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association (AHA) Myles Faith, profesor asociado de nutrición de la Facultad de Salud Pública Global Gillings de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.
 
"Para lograrlo, los adultos tienen que modificar sus propias conductas y probar algunas estrategias basadas en la investigación", añadió Faith, presidente del grupo de redacción que publicó una declaración científica de la AHA en la edición del 23 de enero de la revista Circulation.
 
Los autores de la declaración examinaron investigaciones anteriores sobre los tratamientos para la obesidad infantil que usaron estrategias de cambio conductual y se caracterizaron por una participación amplia de los padres y otros cuidadores adultos.
 
Faith y colegas identificaron una variedad de estrategias que se han relacionado con mejores resultados, que incluyen:

 •Trabajar juntos como familia para identificar las conductas específicas que deben cambiarse.

 •Fijar metas claramente definidas, como limitar el uso de la tele a no más de dos horas por día, y monitorizar el progreso.

 •Crear un ambiente en el hogar que fomente unas elecciones más sanas, como tener fruta en la casa en lugar de postres o meriendas ricas en calorías.

 •Asegurar que los padres feliciten a los niños cuando hacen progresos y no los critican si sufren reveses. En lugar de esto, ayudar a los niños a identificar formas de tomar decisiones distintas cuando se enfrentan al mismo tipo de situación de nuevo.

 •Nunca usar la comida como castigo ni recompensa.

 •Mantenerse pendientes del avance hacia las metas.
 
"Aunque estas estrategias fueron implementadas por profesionales de la atención de salud en un programa de tratamiento, los principios psicológicos en que se basan también proveen pautas sólidas para las familias con hijos obesos", aseguró Faith.
 
FUENTE: American Heart Association, news release, Jan. 18, 2012

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021