Análisis retrospectivo | 24 NOV 11

Neumonía precoz tras la parada cardiaca recuperada

La neumonía precoz aumentó la duración de la ventilación mecánica y la estancia en UCI.

Artículo original: Early onset pneumonia after cardiac arrest: characteristics, risk factors and influence on prognosis. Perbet S, Mongardon N, Dumas F, Bruel C, Lemiale V, Mourvillier B, Carli P, Varenne O, Mira JP, Wolff M, Cariou A. Am J Respir Crit Care Med 2011 Aug 4. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción:

Durante la parada cardiorespiratoria (PCR) y las maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP), la pérdida de los mecanismos protectores de la vía aérea, el coma, la contusión pulmonar y la ventilación mecánica, son factores que aumentan el riesgo de infección pulmonar. Por ello, no es sorprendente que la neumonía precoz sea frecuente entre los pacientes ingresados en UCI tras una PCR recuperada. Sin embargo, hay pocos datos publicados sobre las características de estas neumonías, cuyo diagnóstico es difícil a causa de la presencia de numerosos factores de confusión, como la alteración de los marcadores de inflamación por el síndrome postreanimación [1], y últimamente, por la introducción de la hipotermia terapéutica que dificulta la valoración de la temperatura, la frecuencia cardiaca, la oxigenación y el número de leucocitos. El objetivo de este estudio es describir la incidencia, los factores de riesgo, los agentes causales y el impacto en el pronóstico de la neumonía precoz (diagnosticada en los 3 primeros días tras uns PCR extrahospitalarioa) en pacientes ingresados durante casi 6 años en dos UCI francesas.

Resumen:

Se trata de un análisis retrospectivo de todos los pacientes reanimados con éxito tras una PCR extrahospitalaria. Se excluyeron aquellos que sufrieron hipotermia accidental o neumonía antes de la misma o que fallecieron en las primeras 24 horas. De un total de 500 pacientes tratados con hipotermia, el 65% presentaron neumonía precoz. De ellos, un 28% habían recibido profilaxis antibiótica. En el análisis multivariante, la hipotermia fue un factor independiente de riesgo para ella (OR 1,9; IC 95% 1,28-2,80; P = 0,001). La neumonía precoz aumentó la duración de la ventilación mecánica y la estancia en UCI, pero no la incidencia de neumonía asociada a la ventilación, ni afectó al resultado neurológico o a la mortalidad.

Comentario:

Aunque en este estudio la presencia de neumonía no afectó a la mortalidad, merece la pena extremar las precauciones en este tipo de pacientes y tener en cuenta las medidas de prevención recomendadas por el programa Neumonía Zero [3], especialmente en cuanto a la administración de antibióticos durante las primeras 48 horas postintubación. Incluso quizás la primera dosis debería poder administrarse in situ durante la atención inicial al paciente, para lo cual sería necesaria la colaboración de los servicios de emergencias extrahospitalarios. Por otro lado, la exclusión de los pacientes que fallecieron en las primeras 24 horas puede haber influido en el resultado. Finalmente, en este estudio, como en muchos de los que se han hecho en una población no seleccionada, el uso de la hipotermia no se asoció con una mejoría en la mortalidad o en el estado neurológico [4], por lo que quizás deberíamos valorar su empleo en aquellos pacientes cuyo paro cardiaco no fue debido a un ritmo desfibrilable o no ha sido presenciado.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022