La fertilidad disminuye después de los 41 años | 23 OCT 11

A los hombres también los corre el “reloj biológico”

Por primera vez, dos estudios lograron demostrar que, a partir de esa edad, las chances de concebir bajan un siete por ciento cada año. También aumenta el riesgo de tener hijos con alguna afección.

Por Mariana García

Los ejemplos sobran. Chaplin, Paul Mc Cartney, Clint Eastwood. A la edad en que estaban para leerles cuentos a los nietos, estos hombres volvieron a ser padres. La lista es larga pero microscópica si se la compara con el total. Ellos son la excepción. Como a las mujeres, a la gran mayoría también los corre el reloj biológico, según acaban de confirmar dos estudios que dejaron en claro que el esperma tampoco dura para siempre .

Fue una de esas investigaciones la que logró determinar que entre los 41 y 45 años las posibilidades de un hombre de concebir un hijo se reducen siete por ciento cada año . El estudio fue presentado esta semana en la conferencia anual de la Sociedad Norteamericana de Medicina Reproductiva (ASRM), por la doctora Paula Fettback, del Centro Huntington de Brasil. "No es igual que en las mujeres, pero eso no significa que los hombres puedan esperar para siempre para tener hijos", explicó la autora del estudio, que analizó el resultado de 570 tratamientos de fertilización IVF. En todos los casos, los óvulos correspondían a mujeres jóvenes y sanas. Los resultados mostraron que la cantidad de hombres que no habían logrado concebir era "significativamente mayor" que la de los que sí lo habían logrado.

La edad promedio de quienes no pudieron fecundar era de 45 años.

"Uno envejece y todo el cuerpo envejece . Y si el ADN se altera, entonces esto incide tanto en la capacidad fértil como en el producto fértil", explicó a Clarín desde Orlando, Ester Polak de Fried, directora del Centro especializado en Reproducción (CER).

El otro estudio presentado fue realizado por el Centro de Colorado para Medicina Reproductiva. En este caso se trabajó sólo con ratones, pero según Polak, sus resultados fueron contundentes: sólo el 35 por ciento de los ratones con una edad equivalente a la de un hombre de 50 años lograron fecundar a una hembra. Pero además, también mostró que los embriones de los que sí pudieron concebir no eran tan sanos como los de los ratones jóvenes.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022