UNICEF - Semana del Prematuro | 02 OCT 11

¡Que sus familias los acompañen todo el tiempo!

Mensaje de la Dra. Zulma Ortiz, especialista en salud de Unicef. Los derechos de los recién nacidos.
Autor/a: UNICEF - Argentina 



Mensaje de la Dra. Zulma Ortiz *:

La morbilidad y la sobrevida de los recién nacidos prematuros es muy diferente dependiendo de la edad gestacional y el peso con el que nacen. Cuantas menos semanas de gestación y menor peso tienen, mayor es su inmadurez, su vulnerabilidad ante los eventos adversos y, por lo tanto, el riesgo de morir.

Si analizamos los últimos 10 años se ha logrado mejorar la sobrevida en el grupo de los recién nacidos con un peso entre 1.501 g y 2.500 g, que perfectamente puede compararse con países desarrollados: sobrevive el 98% de los que pesan entre 2.000 y 2.500 g, y el 93% de los que pesan entre 1.501 g y 1.999 g. Por el contrario, la sobrevida de los prematuros que pesan al nacer menos de 1.500 g deja un espacio para la mejora. Sólo el 63% de estos niños sobrevive mientras que en países industrializados, y en algunas instituciones de nuestro país, la sobrevida alcanza el 90%.

Estos valores reflejan la inequidad que existe en el acceso a una atención altamente especializada de estos recién nacidos y la presencia de muchos otros factores de riesgo que podrían estar determinando una sobrevida menor. Uno de estos facores es falta de acompañamiento de los padres.

La activa participación de los padres tiene múltiples beneficios. Algunos de los principales que pueden mencionarse son los siguientes. En primer lugar, permite ahorrar horas de enfermería neonatal, que es un recurso humano crítico pero siempre insuficiente en número. En segundo lugar, incrementa el porcentaje de alimentación a pecho al alta en recién nacidos prematuros: las madres con permanencia continua extraen su leche varias veces al día en sectores especiales acondicionados para tal fin. Al momento del alta mantienen la lactancia y, por eso, más del 80% de los recién nacidos de muy bajo peso egresan con alimentación a pecho, una de las más reconocidas medidas para disminuir la mortalidad infantil.

En tercer lugar, implementa el “monitoreo multiparamétrico” de los hijos que permite la detección precoz de apneas, respiración periódica, cambios de coloración, de tono, de llanto y de tolerancia a la alimentación. Los padres por su permanencia continua, conocen rápidamente el estado de sus hijos y detectan todos los cambios.
Las garantías para este derecho demandan cambios y vencer barreras. El primer cambio es de actitud, la principal barrera la falta de conocimiento. Sumate a la Semana del Prematuro!

*Especialista en Salud - UNICEF Arrgentina



Actividades programadas en Argentina
: Haga click aquí

El jueves 6 de octubre, entre las 11.00 y las 13.30 hs. se realizará un conferencia central vía internet, de acceso público.
Acceso a la charla - UNICEF 

Derechos de los recién nacidos prematuros
Derecho 9: Que sus familias los acompañen todo el tiempo
Semana del prematuro 2 al 7 de Octubre de 2011


La prematurez es un problema de salud pública: es la principal causa de ingreso a las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), y una de las principales razones de mortalidad infantil. Es una condición en la que intervienen factores biológicos, ambientales y sociales. Gran parte de los nacidos de parto prematuro pasan largos períodos en internación, recuperación y seguimiento, y necesitan equipos humanos y servicios especializados que den respuesta a las distintas necesidades en las etapas de la vida que van atravesando.

Se sabe que la contención familiar del recién nacido prematuro forma parte de las necesidades vitales para una mejor y más rápida recuperación. Está establecido en la Declaración de los Derechos del Niño Hospitalizado1 que todo niño, niña y adolescente tiene derecho a contar con la compañía permanente de sus padres durante el período de internación, y la recuperación de un niño hospitalizado es significativamente mejor si está acompañado de su familia y sus padres2. En Argentina, a mediados del siglo pasado, el doctor Florencio Escardó impulsó un cambio radical en la cultura del cuidado de los niños que requieren internación al lograr progresivamente la garantía de internación pediátrica conjunta en todos los hospitales del país3. Así, no debería haber diferencia entre el cuidado pediátrico y el de un recién nacido.

La posibilidad de que la familia acompañe al bebé prematuro todo el tiempo ayuda a construir tempranamente el vínculo y el apego que constituyen el sostén emocional del bebé, garantizando la maduración afectiva que depende de la interacción con otros. Esta publicación busca contribuir con el cumplimiento de este derecho para todos los recién nacidos prematuros y sus familias en Argentina.

Está dirigido a quienes se sientan involucrados en el cuidado de los recién nacidos prematuros, incluyendo a todas aquellas personas que participan en la atención de la salud, familiares, funcionarios y funcionarias de gobierno, quienes administran políticas de salud, quienes pertenecen a sociedades científicas y organizaciones y, también, a cualquier persona que actúe como promotora del derecho 9 del decálogo del prematuro:

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022