Informe del programa de vigilancia de infecciones MSN | 13 SEP 11

Es alta la tasa de infecciones intrahospitalarias

Las infecciones más frecuentes son la neumonías asociadas al uso de un respirador .
1
1

Por Valeria Román

Las tasas de infecciones adquiridas durante una internación o una cirugía en los hospitales continúan siendo altas en la Argentina, según lo advierte el último informe del programa de vigilancia de infecciones del Ministerio de Salud de la Nación. Incluso subraya que la situación es aún peor en bebés que sufren infecciones por estar internados.

Las infecciones más frecuentes son la neumonías asociadas al uso de un respirador . Se produjeron 18 casos por cada 1.000 días de respirador durante el año pasado. En un reporte anterior del mismo programa de vigilancia. que analizaba datos entre 2005 y 2007, la tasa era de 15 casos por 1.000.

En países desarrollados, como los Estados Unidos, la tasa es de 2,9 casos por 1.000 días. Es decir, que la tasa argentina es 6.2 veces más alta que la estadounidense . “También sabemos que uno de cada dos afectados por neumonía en el hospital se muere , aunque se tratan de fallecimientos evitables”, informó Víctor Rosenthal, que es presidente de la Comunidad Científica Internacional de Control de Infecciones Nosocomiales (INICC) y no participó en el informe de la cartera de salud.

Los otros dos trastornos que se contraen por estar en los hospitales son las infecciones del torrente sanguíneo (a través del uso de catéteres contaminados) y las infecciones urinarias (por la utilización de sondas). En el primer caso, la tasa de infecciones de la sangre en unidades de cuidado intensivo de cirugía cardíaca de adultos es de 12 por cada 1.000 días de catéter. La tasa argentina es 8,5 veces más alta que la de EE.UU.

 En tanto, la tasa de infecciones urinarias es de 6 casos por 1.000 días de sonda. En nuestro país, la tasa es dos veces más alta que en EE.UU.

Con respecto a la situación de los bebés, el informe oficial considera que las tasas son “demasiado altas” . En los casos de infecciones urinarias, se producen 7 casos por 1.000 días de uso de sonda.

En EE.UU., el problema ya no existe.

¿A qué se deben las altas tasas de infecciones hospitalarias en la Argentina? “Son múltiples factores , pero uno de los principales es que no todos los hospitales –tanto públicos como privados– tienen un comité interno dedicado a prevenirlas. O en algunos casos, tienen el comité pero la dirección del hospital no le otorga el peso que se merece para hacer que todo el personal lleve a cabo las acciones recomendadas, como el lavado de manos frecuente ”, afirmó Marcelo Blumenfeld, de la Clínica del Sol y la Sociedad Argentina de Infectología. Para Liliana Clara, infectóloga y coautora de un libro sobre la problemática publicado por el Hospital Italiano, debería capacitarse más al personal de la salud para que cuente con herramientas efectivas contra los gérmenes.

Otra de las razones es que el modo en que se enfrenta el problema a nivel nacional casi no muestra signos de eficacia . “Es llamativo que el programa de vigilancia se haya creado en 2004 y desde entonces las tasas permanecen igual o suben –remarcó Rosenthal–. Eso que sólo registra a los que voluntariamente aceptan notificar. En el resto de los hospitales, no sabemos qué pasa . En otros países, incluyendo naciones en vías de desarrollo, sí se han hecho programas que redujeron las infecciones en forma significativa ”.

Dos leyes que esperan sanción

En la Argentina, ningún hospital –ya sea público o privado– informa a sus pacientes si se produce un brote de infecciones dentro de sus instalaciones. Esta situación cambiaría si se aprueba un proyecto de ley (cuyo autor fue el senador nacional por la Ciudad Samuel Cabanchik) que tiene, desde abril, media sanción de la Cámara Alta: obligará a los hospitales públicos, privados o de obras sociales a notificar si se desarrolla una infección en el interior de sus edificios.

En la provincia de Buenos Aires también hay un proyecto similar, presentado por la diputada provincial de la Coalición Cívica Liliana Piani, que se espera para ser tratado en el Senado bonaerense.

“La notificación no será suficiente”, opinó Lucía Dasiuk, del Hospital Posadas y de la Sociedad Argentina de Infectología. “Lo importante es que cada hospital cuente con un programa de prevención, con personal capacitado, y recursos adecuados para la misión”, agregó.

Sólo 4 de cada 10 médicos se lavan las manos

Un nuevo estudio tiene un mensaje para los médicos y enfermeras que no se lavan las manos: no piensen en ustedes, piensen en sus pacientes . Lograr que los profesionales de la salud cumplan con la recomendación de lavarse las manos antes y después de atender a los pacientes siempre fue como una espina clavada para muchos hospitales. A pesar de que esta simple medida limita la proliferación de enfermedades –y podría reducir potencialmente las cuentas de salud de los nosocomios en miles de millones de dólares –, muchos médicos y enfermeras simplemente la ignoran. Los porcentajes de cumplimiento de lavado de manos en los hospitales de EE.UU. rondan nada más que el 40 por ciento y los años de programas de concientización que exhortan a los médicos a lavarse o usar geles desinfectantes tuvieron poco efecto .

Según un próximo estudio de Psychological Science , parte del problema son los afiches pegados en los lavatorios de hospitales que urgen a los profesionales a lavarse las manos. El estudio descubrió que modificar la leyenda “Lávese las manos para protegerse” por “Lávese las manos para proteger a sus pacientes” podría motivar a médicos y enfermeras a lavarse más seguido.

“La percepción generalizada entre algunos profesionales de la salud es que están al lado de gente apestada todo el tiempo y no se enferman con demasiada frecuencia, con lo cual creen que sus sistemas inmunológicos son extremadamente fuertes ”, explicó David Hofmann, autor del estudio y profesor de Conducta Organizativa en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

En el estudio, Hofmann y su colaborador Adam Grant hicieron mediciones sobre la cantidad de jabón y desinfectantes que usaba el personal en un gran hospital de Carolina del Norte. Midieron luego los cambios en el uso de jabón luego de colgar distintos carteles al lado de los dispensers. En uno se podía leer: “La higiene de manos lo previene de contraer enfermedades”. Mientras que otro decía: “La higiene de las manos previene que los pacientes se contagien de enfermedades”. Un tercer cartel, que servía como control, tenía un mensaje genérico: “Coloque gel y enjuague”. El cartel centrado en los pacientes permitió un aumento de un 33% en la cantidad de jabón y desinfectante usada por cada dispenser en un período de dos semanas, en comparación con otros afiches.

En una segunda fase del estudio, observadores entrenados registraron la frecuencia con la que médicos y enfermeras se lavaban o desinfectaban las manos. El cartel que exhortaba a los médicos a pensar en los pacientes generó un aumento de cerca de un 10% en el cumplimiento de la regla de lavarse las mano.


Para tener en cuenta

- Para contribuir a bajar las tasas de infecciones hospitalarias, el Ministerio de Salud lanzó algunos consejos.

- Evitar el uso inadecuado de los antibióticos (no hay que automedicarse ni pedir antibióticos en las farmacias que no sean los indicados por los médicos).

- Cumplir con las normas y horarios de visitas del hospital.

- No infringir los casos de aislamiento en los casos de pacientes graves.

- No concurrir a las salas de internación del hospital si no es estrictamente necesario.

- Respetar las normas básicas de higiene y lavado de manos dentro y fuera del hospital. Lavarse las manos reduce la posibilidad de adquirir y diseminar gérmenes.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020