Prevalencia, gravedad y distribución | 08 JUL 13

Alergia alimentaria infantil

Análisis de las características de la alergia alimentaria en una población de niños
Autor/a: Dres. Ruchi S. Gupta, Elizabeth E. Springston, Manoj R. Warrier, Bridget Smith, Rajesh Kumar, Jacqueline Pongracic, and Jane L. Holl Pediatrics 2011; 128; e9

 

La alergia a los alimentos en la infancia se asocia con deterioro de la calidad de vida, interacciones sociales limitadas, y condiciones atópicas  de comorbilidad. Por otra parte, hay evidencia de que las hospitalizaciones por anafilaxia han aumentado más de 4 veces entre los jóvenes, siendo la causa más común la anafilaxia inducida por alimentos. Los resultados negativos se ven agravados por la escasez de opciones de tratamiento, la ausencia de una cura, y la presencia, muchas veces no identificada, de alimentos alergénicos en entornos sociales. Como resultado, la alergia alimentaria puede tener un profundo efecto social y psicológico en la vida cotidiana de los niños afectados y de sus familias.

Varios estudios han estimado que la prevalencia de la alergia alimentaria en la infancia en los Estados Unidos en las últimas dos décadas. Una estadística frecuentemente citada es del 6% al 8% en base a un estudio de 3 años llevado a cabo por Bock en la década de 1980. Más recientemente, Liu y col. informaron una prevalencia del 4.2% entre los niños de 1 a 5 años de edad a partir de datos serológicos para la alergia al maní, a la leche y al huevo de la Salud del Estudio de Evaluación Nutricional y de Salud Nacional 2005. Branum y Lukacs reportaron una prevalencia del 3.9% entre niños menores de 18 años de la edad en base a datos auto-reportados de alergia digestiva o alimentaria recogidos como parte del Estudio Nacional de Entrevistas en Salud del 2007. Finalmente, un meta-análisis comisionado recientemente por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas concluyó que la prevalencia de alergia alimentaria entre todos los grupos de edad probablemente se sitúa entre el 1% y 10%.

Importantes revelaciones han sido adquiridas a partir de las estimaciones anteriores, pero la prevalencia de la alergia infantil debe establecerse definitivamente. Los estudios previos se ven limitados por el pequeño tamaño muestral, la falta de datos sobre el modo de diagnóstico y la historia de reacción; muchos no son específicos para niños, o tienen un alcance limitado a un alergeno específico.

La medida en que la alergia alimentaria afecta a los niños en los Estados Unidos también sigue siendo poco clara. Las estimaciones previas de prevalencia no han considerado la gravedad de la  enfermedad. Por otra parte, la fisiopatología subyacente de la enfermedad es variada, y las manifestaciones clínicas abarcan un amplio espectro de síntomas.

Con la ingesta de un alergeno, un niño afectado puede experimentar una reacción mediada o no mediada por inmunoglobulina E se caracteriza por síntomas que van desde el prurito leve con síntomas gastrointestinales tardíos a una anafilaxia potencialmente mortal.

La heterogeneidad y las limitaciones de los datos disponibles requieren un mayor análisis de todas las alergias a los alimentos percibidas a mayor escala. En el estudio aquí descripto, se recolectó el informe de alergia, el modo de diagnóstico, y la historia de reacción de una muestra basada en una población de cerca de 40000 hogares con niños de los EE.UU. para una mejor estimación de la prevalencia, gravedad y distribución de la alergia infantil a los alimentos en los Estados Unidos.

Métodos

Se realizó un estudio basado en población, transversal, mediante encuestas entre Junio del 2009 y febrero del 2010 en una muestra representativa de hogares con niños de los EE.UU.. Los Consejos de Revisión institucionales del Children’s Memorial Hospital y de la Universidad de Northwestern aprobaron el protocolo del estudio. El consentimiento para participar en el estudio estuvo implícito en la terminación y devolución de la encuesta.

Desarrollo y diseño del estudio

 La encuesta fue desarrollada por pediatras, alergistas pediátricos, e investigadores de los servicios de salud, con el apoyo de un panel de expertos compuesto por referentes en el tema. La revisión del panel de expertos y las entrevistas cognitivas (n=10) se llevaron a cabo utilizando el método descrito por Gupta y col. para asegurar el entendimiento general y la consistencia de las respuestas.

La encuesta se programó para su administración electrónica. Se realizaron pruebas de control de calidad para asegurar que se cumpliera la asignación al azar lógica. Se administró un pre-test de 30 entrevistas por vía electrónica para verificar la funcionalidad y la comprensión del estudio. La encuesta fue posteriormente concluida en base a los resultados de este pre-test.

La encuesta final del estudio está disponible a petición e incluye puntos que evalúan los informes de los participantes sobre alergias alimentarias en los niños. Se formularon preguntas acerca de la fecha de inicio, el método de diagnóstico, y la historia de reacción para cada alergeno reportado. También se incluyeron puntos acerca de datos demográficos.

Participantes del estudio

Los participantes elegibles fueron adultos (mayores de 18 años) capaces de completar la encuesta en español o inglés y residentes en hogares de los EE.UU. con por lo menos un niño menor de 18 años. Los participantes fueron reclutados utilizando un doble enfoque de la muestra. Se reclutó un grupo de 6100 participantes de un panel habilitado en la Web que es una muestra estadísticamente representativa de los hogares con niños en los EE.UU..

Esta muestra incluyó hogares reclutados a través de un muestreo aleatorio de marcación de dígitos basada en probabilidad que tenían o estaban siempre conectados a Internet para completar la encuesta. Un adicional de 33 900 participantes fueron dirigidos a partir de una muestra on-line de hogares de los EE.UU. con niños que tenían acceso a Internet. Las respuestas desde el panel habilitado para la Web se utilizaron para identificar y corregir la muestra y evaluar los posibles sesgos (ver "Análisis Estadístico").

El reclutamiento de los participantes y la administración de la encuesta administración fueron llevados a cabo por Knowlwdge Networks, una firma de redes de conocimiento en investigación en Menlo Park, California. Esta empresa desarrolló y mantuvo un panel habilitado para la Web y aseguró la muestra on-line.

Recopilación de datos

Se utilizaron las estimaciones actuales de la prevalencia de la alergia a los alimentos en la literatura para estimar el tamaño muestral adecuado. Se determinó que la finalización de 40000 tendría una potencia de 0.90 con un nivel de significancia de 0.05 para detectar: (1) tasas de prevalencia de alergia alimentaria general y específica para cada alergeno específico del 1% al 9%; y (2) la variabilidad de la prevalencia del 1% al 7% en grupos tan pequeños como del 1% de la muestra. En las familias con varios hijos, se seleccionó uno niño al azar y los participantes fueron instruidos para completar la encuesta para el niño seleccionado.

Medidas de resultado
Las medidas de resultado primarias fueron la prevalencia y la gravedad de la alergia alimentaria. La definición de alergia a los alimentos incluyó el informe de una alergia alimentaria contundente o confirmada. Una alergia alimentaria contundente se basó en el reporte de los participantes en relación con ≥ 1 de los siguientes síntomas de reacción: anafilaxia (definida como una reacción alérgica grave que puede conducir a la muerte), angioedema de los labios, los ojos o la cara, otros angioedemas, tos, otros síntomas orofaríngeos, eczema, enrojecimiento, urticaria, presión arterial baja, prurito, dificultad respiratoria, vómitos o sibilancias.

Una alergia alimentaria confirmada reunió los criterios previos y también incluyó el reporte de un diagnóstico médico con pruebas de inmunoglobulina E específica en suero, pruebas de punción cutánea, oral o el desafío con un alimento oral.

La alergia alimentaria se clasificó por el panel de expertos como leve a moderada o severa en base a la historia de reacción. Los síntomas leves a moderados se limitaron a angioedema de los labios, los ojos o la cara, otros angioedemas, tos, otros síntomas orofaríngeos, eczema, enrojecimiento, urticaria, prurito y vómitos. Los síntomas graves incluyeron cualquier informe de anafilaxia, hipotensión, dificultad respiratoria o sibilancias. Una reacción que incluyera vómitos, angioedema, y tos en combinación también se clasificó como grave.

Análisis estadístico
Los datos fueron ponderados utilizando los pesos de base y postestratificación para ajustar los posibles sesgos en el diseño de la muestra y en la respuesta a la encuesta. Los pesos de base ajustaron el sub y sobremuestreo por región geográfica, código de área y lenguaje de la encuesta. Después de la asignación del peso de base, se agregó un ajuste adicional para reflejar la probabilidad de seleccionar a un niño dentro de un hogar. Por último, se asignaron los pesos postestratificación utilizando distribuciones demográficas a partir de estudios realizados en el 2009 y en 2006.


Las estimaciones de prevalencia y severidad fueron calculadas como proporciones ponderadas. Se estimaron modelos de regresión logística múltiple, ajustados por el diseño de las encuestas y el peso de la muestra, para examinar la asociación entre las características del hogar o del niño y la prevalencia, el diagnóstico y la gravedad de la alergia a los alimentos. Cada modelo se ajustó por los ingresos del hogar, raza/etnia, edad, región geográfica, y sexo.

Resultados

Se recolectaron datos para 40104 niños. Las respuestas incompletas para 1624 niños no se incluyeron en el análisis, dando una muestra final de 38480.

Características Demográficas
La mitad (51,1%) de los niños encuestados eran varones, con una edad media de 8,5 años (95% intervalo de confianza [IC]: 08.05-08.06). Raza / origen étnico era mutuamente exclusivo, con el 56,4% de los niños informó a ser de color blanco, no Hispanos del país; 21,6% de hispanos, 14.1% de negro, no hispanos y el 4,8% de Asia, no Hispanos (Tabla 1).

Predominio
La prevalencia de la alergia a los alimentos se8, 0% (IC 95%: 7.7-8.3) (Tabla 2). Múltiple alergias a los alimentos fueron reportados por 2,4% de todos los niños (95% CI: 2,2-2,6), correspondiente al 30,4% de los niños con una alergia a los alimentos. La prevalencia de alérgenos también fue estimado. Maní alergia era más común, seguido de cerca por la leche y los mariscos (Tabla 2). Significativo variaciones en la prevalencia de acuerdo con edad se observó para el maní, los mariscos, frutos secos, huevo, y la alergia al trigo (P?0,05) (tabla 2).

Gravedad
La prevalencia de la alergia alimentaria severa entre todos los niños fue de 3,1% (IC 95%: 2.9 -3.3), correspondiente al 38,7% de los niños con alergia a los alimentos. Alergia a los alimentos Las reacciones fueron más a menudo graves entre los niños con nueces o maní alergias (Tabla 3).

Asociaciones
Las probabilidades de tener alergia a los alimentos se presentan en la Tabla 4. Las probabilidades de alergia a los alimentos fueron significativamente mayores entre Los niños asiáticos y negro versus blanco los niños, los niños de todas las edades frente a los de 0 a 2 años, y por los niños de las regiones geográficas fuera el Medio Oeste (P? 0.05). Las probabilidades se significativamente menor entre los niños en hogares con un ingreso? $ 50 000 vs? $ 50 000 (P? 0.05).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022