Alentadores resultados preliminares | 23 AGO 11

Un nuevo fármaco contra la insuficiencia cardiaca

En ensayos tempranos, un medicamento parece más seguro que los tratamientos actuales, afirman investigadores.

Un fármaco experimental para la insuficiencia cardiaca podría cambiar la forma en que los médicos tratan a la molesta afección, afirman investigadores.

Unos 5.7 millones de personas de EE. UU. sufren de insuficiencia cardiaca, y 300,000 personas mueren anualmente por la afección, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. Aunque no existe una cura, los tratamientos se enfocan en mejorar la calidad de vida y ayudar a la gente a vivir más tiempo.

Un nuevo fármaco, el omecamtiv mecarbil, que está siendo desarrollado por Cytokinetics Inc. en San Francisco, podría algún día ofrecer una alternativa a los tratamientos actuales, según los resultados de dos ensayos clínicos que aparecen en una edición especial del 20 de agosto de la revista The Lancet.

"Mejora la función cardiaca de una forma completamente nueva y única", aseguró el Dr. John R. Teerlink, cardiólogo del Centro Médico de Asuntos de Veteranos de San Francisco, y autor de uno de los nuevos estudios.

"El fármaco aumenta directamente la activación de ciertas proteínas del músculo cardiaco, reclutando eficazmente una mayor participación con cada latido del corazón", señaló. "Al mejorar la eficiencia y el rendimiento del corazón, nuestra esperanza es que los pacientes de insuficiencia cardiaca en realidad se sentirán mejor y tendrán menos síntomas de fatiga y falta de aire, y tal vez incluso vivirán más", dijo.

Sin embargo, es demasiado pronto para sacar ninguna conclusión amplia, ya que el fármaco, llamado un activador de la miosina cardiaca, está en las primeras etapas de los ensayos clínicos.

Los medicamentos actualmente disponibles para la insuficiencia cardiaca, como milrinona (Primacor) y dobutamina (Dobutrex), aumentan indirectamente la función cardiaca, y pueden causar anomalías peligrosas del ritmo cardiaco, incluso letales, comentó Teerlink. "Estos fármacos son un 'mal necesario' porque son los únicos medios farmacológicos actualmente disponibles para aumentar la función cardiaca", señaló.

En el estudio de Teerlink participaron 34 hombres sanos que recibieron el fármaco por vía intravenosa una vez a la semana durante un mes. Fue diseñado para determinar el régimen de dosis óptima del nuevo fármaco.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022