¿Qué es "salud"? | 22 AGO 11

¿Debería modificarse la definición de salud de la OMS?

La definición de salud de la OMS como "estado de completo bienestar" ya no es adecuada dado el aumento de las enfermedades crónicas. Un artículo publicado en The British Medical Journal, la opinión de expertos y la de nuestros lectores.
INDICE:  1.  | 2.  | 3.  | 4.  | 5.  | 6.  | 7.  | 8.  | 9.  | 10. 

Algunas Reflexiones Sobre el Concepto “Salud”
Por el Prof. Dr. Julio Ceitlin

No debería hablarse de “Salud” como un concepto abstracto, ni como un concepto absoluto porque se trata de un estado relativo y condicionado. Cuando hablamos de Salud nos referimos generalmente a un elemento concreto, el ser humano. Inclusive, la vieja definición de la OMS, “un estado de completo bienestar físico mental y social y no solamente la ausencia de enfermedad”, aunque no lo menciona, se refiere obviamente al ser humano.

El estado de salud o el estar sano tiene diferentes características en distintas etapas de la vida.  Así un recién nacido es sano cuando nace a  término, con peso adecuado, no presenta malformaciones; un niño en edad escolar es sano cuando se alimenta bien, juega, aprende en la escuela y se desarrolla; un adolescente es sano cuando sociabiliza con sus pares, estudia o trabaja según el medio socioeconómico en que se desenvuelve y madura física y emocionalmente; un adulto es sano cuando es capaz de sobrellevar las vicisitudes de la vida, formar pareja o crear una familia, trabajar o estudiar, asumir responsabilidades familiares o sociales, contribuir a su futuro; una mujer en edad menopáusica es sana cuando comprende los cambios que ocurren en su organismo, físicos y  psicológicos, asume su evolución hacia una etapa de la vida en que deberá reemplazar su limitación para procrear con nuevos desafíos; un adulto mayor es sano cuando puede conservar su autonomía en las decisiones y realizar sin ayuda el cuidado personal diario.

¿Qué tienen en común estos ejemplos?

El que en todos los casos lo que se valora y toma en cuenta es la capacidad de realizar las funciones propias de la etapa vital de que se trata y de adaptarse a las condiciones del medio ambiente físico y social en que se desenvuelve.

En medicina familiar, aplicamos el método clínico centrado en la persona, donde el  elemento principal es lo que dice – siente - el paciente. Consideramos el estado de “salud” principalmente por lo que expresa el paciente.  “Me siento bien" es una expresión relevante en la evaluación que hace el médico. Y cuando amplía su narración uno puede descubrir su significado, que la persona es capaz de realizar todas las funciones que tiene como individuo y como miembro de una familia y una comunidad. Es decir, interactúa con el medio que lo rodea: el más próximo, su entorno familiar, y el más amplio, la comunidad en que se desempeña (laboral, educativa, etc.).

Damos preponderante importancia al “padecimiento”, que es el malestar según lo relata el paciente, y lo diferenciamos de la “enfermedad” que es una abstracción de la ciencia médica utilizada por los médicos para diagnosticar y etiquetar al paciente. Creemos en la unicidad de la “salud física” y la “salud mental”, para nosotros ambas están ligadas. Aunque existen enfermedades debidas a disfunciones cerebrales específicas, en general los padecimientos de base física y biológica también producen disturbios mentales.  No se puede, a nuestro juicio, estar sano en lo biológico y enfermo en lo mental o a la inversa.

Resumiendo, la salud se refiere siempre a un sujeto y es un atributo comprehensivo del mismo porque abarca todas sus esferas, como lo explica el modelo biopsicosocial, sustrato científico en el que nos manejamos. 

Prof. Dr. Julio Ceitlin 
Director - Centro Privado de Medicina Familiar

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024