Laparoscopía y trasplante renal | 09 AGO 11

Experiencia con la nefrectomía laparoscópica del donante entre más de 1.000 casos

El objetivo global de este estudio fue demostrar que la nefrectomía laparoscópica en el donante podía ser ofrecida a todos los donantes médicamente aceptables, con igual seguridad, una vez que el equipo quirúrgico había alcanzado la experiencia adecuada.
Autor/a: Dres. Ahearn AJ, Posselt AM, Kang SM, Roberts JP, Freise CE Arch Surg 2011; 146(7): 859-864

Introducción
La seguridad global de la nefrectomía laparoscópica en el donante (NLD) ha sido documentada en varias series grandes de casos [1-4] y fue tan segura como la nefrectomía abierta en un estudio a gran escala, sobre una base de datos multi-institucional [5] y en un meta-análisis reciente [6]. Además, esta técnica ha demostrado que resulta en un dolor postoperatorio reducido, retorno más temprano al trabajo y mejores resultados estéticos, comparada con la nefrectomía abierta en el donante [7,8]. Esos importantes beneficios pueden haber contribuido al aumento en el uso de donantes vivos para el trasplante renal [9]. Por lo tanto, la NLD se ha convertido en el procedimiento de elección en la mayoría de las instituciones en los Estados Unidos.

No obstante, persisten preocupaciones sobre la aplicación de esta técnica en varios grupos de pacientes, incluyendo aquellos con nefrectomías del lado derecho, donantes con anatomía renal compleja y donantes obesos (índice de masa corporal [IMC, calculado como peso en kilogramos dividido por altura en metros cuadrados]  > 30). La seguridad de la NLD en cada una de esas categorías complejas ha sido evaluada en series pequeñas de casos. Específicamente, la nefrectomía del lado derecho demostró que resulta en un acortamiento de los tiempos quirúrgicos, con un equívoco perfil de complicaciones [10,11]. Una serie entre donantes obesos mostró tasas levemente aumentadas de complicaciones menores, pero no un aumento de las complicaciones mayores [12]. Finalmente, algunas series usando donantes con arterias múltiples, demostró tiempos operatorios más prolongados, pero sin aumento en la tasa de complicaciones en los donantes [13-17].

La Universidad de California, en San Francisco, ha experimentado excelentes resultados con donantes en las 3 categorías complejas [1,10,13]. Desde 2003, sólo 1 paciente fue sometido a una nefrectomía abierta electiva, para la donación del riñón. La presente revisión retrospectiva de registros médicos, fue diseñada para evaluar las tasas de complicaciones, dado que los autores le han ofrecido la NLD a todos los donantes medicamente aceptables. Mediante la comparación de las tasas de los primeros 250 pacientes (cuando la NLD era ofrecida selectivamente), con la de los últimos 795 pacientes (cuando la NLD fue ofrecida a todos los donantes médicamente aceptables), los autores buscaron determinar si las tasas cambiaron, a medida que los casos se volvieron progresivamente más desafiantes. Además, se analizó independientemente las tasas de complicaciones globales y mayores. en 3 categorías complejas de donantes (nefrectomías del lado derecho, donantes con anatomía renal compleja y donantes obesos), hipotetizando que las tasas de complicaciones en esas 3 categorías complejas, podrían ser equivalentes a aquellas entre los casos simples. El objetivo global de este estudio fue demostrar que la NLD podía ser ofrecida a todos los donantes médicamente aceptables con igual seguridad, una vez que el equipo quirúrgico había alcanzado la experiencia adecuada.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021