En los pacientes de enfermedad renal | 21 JUL 11

Cuando la cintura crece, crece el riesgo de muerte

La grasa abdominal predecía mejor la mortalidad que el índice de masa corporal solo, halla un estudio.

Una cintura grande es malsana para todos, pero para los pacientes de enfermedad renal ese peso de más en la parte media del cuerpo podría duplicar el riesgo de muerte, informa un estudio reciente.

El estudio no prueba que tener una gran cintura haga que los pacientes mueran, pero sugiere que podría haber una relación.

En su investigación, los investigadores examinaron los expedientes médicos de 5,805 adultos a partir de los 45 años que sufrían de enfermedad renal. Los pacientes recibieron un seguimiento promedio de cuatro años. Poco menos del doce por ciento de los pacientes (686) murieron en ese periodo.

El índice de masa corporal (IMC) de los que murieron era de 29.2, un poco más bajo que el de los que sobrevivieron (30.3), reportaron los autores del estudio. El IMC es una medida que toma en cuenta el peso y la estatura.

Se considera que las personas con un IMC de 25 a 29.9 tienen sobrepeso, mientras que las que tienen un IMC de 30 o más se consideran obesas.

Los investigadores hallaron que una mayor circunferencia de la cintura parecía ser un mejor indicador de quién moriría. Las mujeres con una cintura equivalente o mayor a 108 centímetros (42.5 pulgadas) y los hombres con cinturas equivalentes o mayores a 122 centímetros (48 pulgadas) tenían 2.1 veces más probabilidades de morir en comparación con cinturas más pequeñas (80 cm o 31.5 pulgadas en las mujeres, y 94 cm o 37 pulgadas para los hombres).
 
Por tanto, señalaron los investigadores, el IMC solo podría no ser la mejor herramienta para saber cómo podría la obesidad afectar el riesgo de muerte de un paciente de enfermedad renal.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021