Antibióticos y tratamiento del asma en niños | 11 JUL 11

Antibióticos y tratamiento del asma en niños

Análisis de la prescripción conjunta de antibióticos y tratamiento para el asma en niños.
Autor/a: Dres. Kris De Boeck, François Vermeulen, Isabelle Meyts, Luc Hutsebaut, Danny Franckaert y Marijke Proesmans Pediatrics 2011; 127; 1022

En los niños los antibióticos son los fármacos más frecuentemente prescriptos en todas las categorías de edad.  Este uso excesivo de antibióticos en el tratamiento de pacientes pediátricos es una práctica bien conocida. Por ejemplo, en niños en edad preescolar con síntomas compatibles con asma, tales como episodios recurrentes de sibilancias, tos y disnea, se ha reportado que el tratamiento más frecuente consiste en antibióticos y medicamentos antitusígenos más que fármacos para el asma.

El tratamiento para el asma también es frecuentemente prescripto en niños, y en varias categorías de edad de pacientes pediátricos la frecuencia del uso de medicamentos para el asma sólo es superada por la de antibióticos. Esta alta tasa de prescripción no es sorprendente, porque las sibilancias son un síntoma común en todas las edades y el asma es un diagnóstico frecuente en la infancia. Sin embargo, el consumo de medicamentos para el asma es mayor en niños en edad preescolar, la categoría de edad en la que la se ha documentado una menor evidencia de eficacia del tratamiento para esta patología.

Aunque los antibióticos y los medicamentos para el asma son ambos frecuentemente prescriptos, no se dispone de información sobre la frecuencia de coprescripción de estas drogas. La recolección de datos de historias clínicas en pacientes con síntomas respiratorios alertó sobre la coprescripción frecuente de antibióticos y medicamentos para el asma por parte de médicos de referencia. Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue investigar la coadministración de antibióticos y medicamentos para el asma en una amplia muestra de niños belgas. Los autores investigaron la frecuencia de administración de los antibióticos y medicamentos para el asma en los niños. Se dividió a la población entre los que habían y los que no habían recibido tratamiento para el asma y se examinó el patrón del uso de antibióticos. En particular, se analizó si hubo coadministración de antibióticos y medicamentos para el asma en el mismo día.

Métodos

Se utilizó la base de datos de Christelijke Mutualiteiten, una aseguradora de salud que cubre al 44% de la población belga, para analizar todos los antibióticos y medicamentos para el asma administrados a niños menores de 18 años por un período de un año (del 1 de octubre de 2005 al 30 de septiembre del 2006). Todos los ciudadanos belgas tienen derecho al seguro de salud, que es obligatorio en Bélgica. Para evaluar la consistencia de los resultados y como validación interna, se realizó el mismo análisis utilizando datos del periodo del 1 de octubre del 2006 al 30 de septiembre del 2007. Los datos se obtuvieron en base a los códigos del Sistema de Clasificación Anatómica Terapéutica Química, siendo el código J01 para antibióticos y del R03A al R03D los códigos de medicamentos para el asma (β-agonistas, corticoides inhalatorios [CI], ipratropio, y antagonistas de receptores de leucotrienos).

La codificación completa del Sistema de Clasificación Anatómica Terapéutica Química estuvo disponible para todos los medicamentos prescriptos. Esta codificación indica no sólo el primer nivel, que señala el grupo anatómico principal, sino también, el segundo al quinto nivel, que indican, respectivamente, el grupo terapéutico principal, el subgrupo terapéutico/farmacológico, el subgrupo químico/terapéutico y farmacológico, y la sustancia química. Además, cada tipo de dosis y formulación tiene un único número de producto farmacológico. Por lo tanto podrían informarse todas las subcategorías de antibióticos y medicamentos para el asma. Cada niño fue seguido a lo largo del año hasta que el número y porcentaje de niños que habían recibido antibióticos o medicamentos para el asma estuvieron calculados. La coadministración se estudió mediante el cálculo del porcentaje de sujetos con administración de un medicamento para el asma que tenía un antibiótico indicado en el mismo día, como así también a través de todo el mismo año.

También se evaluó el uso de drogas para el asma mediante el cálculo del número y del porcentaje de niños que tenían indicación de corticoides inhalatorios durante el año, en combinación con otros medicamentos o como monoterapia. Se estimó la prevalencia del uso recurrente/crónico de corticoides inhalatorios calculando el número de sujetos con al menos 3 recetas prescriptas, igual que en un estudio reciente. También para los corticoides inhalatorios se calculó la proporción de todas las recetas dispensadas como inhaladores presurizados de dosis medidas, inhaladores de polvo seco (IPS), inhaladores automáticos y solución para nebulización para cada categoría de edad.

Se definieron las siguientes categorías de edad: menor de 3 años; 3-7 años, y 8 a <18 años. Los sujetos se categorizaron en base a su edad al final de cada período de registro. Las categorías de edad elegidas se justificaron de la siguiente manera: en 2006, el 60.4% de los niños belgas menores de 3 años asistió a la guardería y > del 90% de los niños de 3 años de edad o mayores asistieron a la escuela (fuente: reporte del año 2006, El Niño y la Familia, organización gubernamental belga con la misión de proteger la salud y bienestar del niño). En los niños mayores de 8 años de edad, el diagnóstico de asma es fácilmente apoyado por el uso de la espirometría, y casi todos los niños en esta categoría de edad son capaces de utilizar correctamente IPSs.

Se evaluó la utilización de los servicios sanitarios calculando el número medio de consultas ambulatorias a médicos generalistas y pediatras por año de acuerdo al grupo de medicación.

Resultados

Se analizaron los datos sobre prescripción de drogas en 892.841 niños belgas de entre 0 y 18 años (primer año de estudio). El análisis en el segundo año del estudio incluyó datos de 880.969 niños y se utilizó para la validación interna. El porcentaje de niños con uso de medicamentos fue ligeramente, pero estadísticamente y significativamente menor durante el segundo año de análisis, durante el cual se observó un descenso del 3.12% en la prescripción de antibióticos y una disminución del 0.21% en la indicación de medicamentos para el asma. La disminución en la prescripción de antibióticos estuvo presente en todos los grupos de edad (intervalos de confianza del 95% [IC 95%] no superpuestos). Una disminución significativa en el uso de drogas para el asma en el 2º año se hizo evidente sólo en los niños en la categoría de edad de 3 a 7 años (- 0.74%). Se presentan en este estudio sólo los datos registrados durante el 1º año de seguimiento.

En todos los grupos de edad se indicaron antibióticos a un subconjunto más grande de niños que los medicamentos para el asma. Se observó una fuerte disminución de la prescripción con la edad  para los medicamentos para el asma y, en menor grado para los antibióticos: la prescripción de medicamentos para el asma fue del 44.81% en los niños menores de 3 años y se redujo a 7.64% en niños de 8 a < 18 años, mientras que para los antibióticos la disminución fue del 73.05% al 34.21%.

En todas las categorías de edad, la gran mayoría de los niños con una prescripción de medicamentos para el asma también tenían un antibiótico prescripto durante el mismo año, y aproximadamente un tercio de los sujetos tenía un antibiótico prescripto en el mismo día que el medicamento para el asma. En general, se prescribió un antibiótico al 73.5% de los niños con indicación de medicamentos para el asma versus 38.62% de los niños sin indicación de tratamiento para el asma durante el año. Si los niños tenían indicada una droga para el asma, la probabilidad de que se les diera también un antibiótico fue de 1.9 (IC 95%: 1.89- 1.91) en comparación con los niños sin indicación de tratamiento para el asma.

Por el contrario, si un niño tenía un antibiótico la probabilidad de prescripción de un fármaco contra el asma fue de 3.50 (IC 95%: 3.46 -3.54). La tasa significativamente mayor de dispensación de antibióticos para niños con prescripción de tratamiento para el asma estuvo presente en todas las categorías de edad (x2 p < 0.0001). Los antibióticos penicilínicos fueron los prescriptos con mayor frecuencia (64.4% de todos los antibióticos utilizados: amoxicilina 37.7%; amoxicilina-ácido clavulánico 24.5%; otros 2.2%), seguidos por los macrólidos (14.2%) y las cefalosporinas (12.2% del total: de primera generación  3.3%, de segunda generación 8.9%).

En el 38.63% de los niños con indicación de tratamiento para el asma, la prescripción incluyó un corticoide inhalatorio; en 9.55% de los sujetos fue el único medicamento dispensado. De los niños con indicación de un corticoide inhalatorio, sólo una minoría tuvo evidencia de uso crónico: se entregaron > 2 envases al 28.06% de los niños menores de 3 años y al 11.65% de los niños de 8 a 17 años. En el grupo de edad más joven, el 54.54% de todos los corticoides inhalatorios se entregaron como solución para nebulización.

El número medio de consultas ambulatorias por año fue de 7.34 en los niños que recibieron tratamiento para el asma y de 3.04 en los niños que no lo recibieron; fue de 8.45 en los niños que recibieron un fármaco para el asma y un antibiótico en el mismo día y de 4.48 en los niños a quienes se les prescribió un antibiótico, pero no tratamiento para el asma en el mismo año.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022