Glaucoma | 16 ENE 12

Aumento constante de la presión intraocular después de inyecciones intravítreo de agentes anti-factor de crecimiento endotelial vascular.

Informe sobre aumento de la presión intraocular (PIO) asociada con reiteradas inyecciones intravítreo de agentes anti-factor de crecimiento endotelial vascular (FCEV) y determinación sobre el riesgo que implica un diagnóstico previo de glaucoma.

Se ha demostrado que el factor de crecimiento endotelial vascular (FCEV) contribuye a la patogénesis de la degeneración macular asociada con la edad (DMAE) y otras patologías con neovascularización coroidal (NVC).  Se ha comprobado que la inhibición del FCEV, en especial con ranibizumab (Lucentis) y bevacizumab (Avastin), es un tratamiento efectivo para estas patologías.

Bevacizumab (Avastin) es un anticuerpo IgG monoclonal recombinante humanizado que actúa inhibiendo el FCEV. Ranibizumab es también un anticuerpo monoclonal humanizado, aprobado por la FDA, específicamente para tratar la DMAE. En cuanto al perfil de seguridad, tanto ranibizumab como bevacizumab están considerados como seguros. Recientemente se publicaron informes que documentan un aumento sostenido de la presión intraocular después de inyecciones intravítreo de bevacizumab y ranibizumab.

En el presente estudio, se investigó si bevacizumab o ranibizumab intravítreo están asociados con la presión elevada, si el grado de aumento de la PIO es comparable entre pacientes que reciben inyecciones de uno y otro agente anti-FCEV y si se puede determinar que un intervalo específico entre las inyecciones o la cantidad total de inyecciones son los que provocan el aumento de la PIO. También se investigó que el diagnóstico previo de glaucoma es un factor de riesgo independiente para el aumento de la PIO después del tratamiento intravítreo con agente anti-FCEV.

Pacientes y métodos:
Se estudiaron retrospectivamente las fichas de 215 ojos sometidos a inyecciones intravítreo de agente anti-FCEV para tratar DMAE húmeda, determinando frecuencia y cantidad de inyecciones y variaciones de PIO. Se analizó la información en dos grupos separados 1) con glaucoma pre-existente y 2) sin antecedentes de glaucoma.

Aumento sostenido de la PIO – Todos los pacientes vs. Subgrupo con glaucoma.

Porcentaje de ojos sin variación de PIO



Intervalo entre inyecciones intravítreo agente anti-FCEV

Bevacizumab (Avastín), es el tratamiento más utilizado para combatir la neovascularización coroidal y patologías asociadas, debido a la eficacia comparable a ranibizumab y el menor costo, aunque no existen evidencias sólidas acerca de su seguridad. Como se comprobó en el presente estudio, el grado de aumento sostenido de la PIO con necesidad de medicación y/o trabeculoplastía láser,  en pacientes tratados con bevacizumab intravítreo (9,9%) y con ranibizumab intravítreo (3,1%) tiene una diferencia  estadísticamente muy poco significativa. El porcentaje del subgrupo ranibizumab es apenas superior al porcentaje documentado con otras sustancias aplicadas mediante inyección intravítreo (2,4%).

No está clara la razón de los resultados encontrados en el presente estudio, aunque existen varios mecanismos potenciales que pueden provocar el aumente de la PIO después de recibir agentes anti-FCEV. Los dos factores investigados aquí fueron la cantidad total de inyecciones y el intervalo entre las mismas, aunque los resultados no implicaron a ninguno de estos factores como causa de la PIO elevada. Cuanta mayor cantidad de inyecciones se aplican, mayor será la concentración de proteínas anti-FCEV en el humor acuoso. Existen pruebas de que niveles altos de proteínas en la cámara anterior podrían estar vinculados con los picos de PIO, pero esto fue en caso de uveitis y no está claro como podría tener relación con el presente informe. En cuanto al otro factor investigado, el intervalo entre inyecciones, se supone que cuanto más corto es el intervalo mayor es la acumulación del agente inyectado y el aumento de PIO. Sin embargo, en todo el grupo, trece de los ojos que tuvieron aumentos sostenidos de PIO, presentaron una cantidad de inyecciones menor en promedio e intervalos mayores entre las inyecciones, aunque esa diferencia no fue estadísticamente significativa. Otro mecanismo podría haber sido una respuesta inmunológica inflamatoria que provocara aumento de PIO, pero los pacientes de este estudio no presentaron signos de inflamación. 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024