¿Podría una perspectiva psicológica sana relacionarse con un mejor sexo? | 14 JUN 11

La autoconfianza y la empatía mejoran el sexo

Un estudio de adultos jóvenes estadounidenses sugiere que una perspectiva psicológica sana aumenta la satisfacción.
2
5

Ese es el hallazgo de un estudio reciente que comparó los perfiles psicológicos de adultos jóvenes con sus informes de satisfacción en la cama.
 
Investigadores de la Facultad de salud pública de la Johns Hopkins en Baltimore estudiaron datos de más de 3,200 hombres y mujeres entre los 18 y los 26 años de edad, para analizar la asociación entre la autoestima, la autonomía y la empatía y tres medidas de placer sexual entre los que se encontraban en relaciones heterosexuales establecidas de más de tres meses de duración.
 
Las tres medidas de disfrute sexual evaluadas incluían la regularidad del orgasmo y el disfrute de recibir y dar sexo oral.

La empatía, definida como la capacidad de "asumir la perspectiva del otro", se relacionó con el placer sexual tanto en los hombres como en las mujeres jóvenes.
 
Para las mujeres, la empatía, la autonomía ("tener la fortaleza de seguir las convicciones personales") y la autoestima parecían contribuir al placer.
 
"Creo que el punto más importante es la asociación entre la empatía y el disfrute sexual, y esos fue consistente en general en hombres y mujeres", aseguró la coautora del estudio Adena Galinsky, estudiante doctoral del Centro de Salud Adolescente de la Facultad Bloomberg.
 
Hombres y mujeres difirieron en su nivel de disfrute sexual. Los hombres jóvenes reportaron el nivel más alto de disfrute sexual de los tres tipos, y casi nueve de diez dijeron que llegaban al orgasmo casi siempre o siempre, frente a menos de la mitad de las mujeres jóvenes.
 
Galinsky comentó que ese resultado no la sorprendió, pero le pareció interesante que los hombres jóvenes eran más propensos que las mujeres jóvenes a decir que disfrutaban haciendo sexo oral a sus parejas, lo que destruye el estereotipo de que los hombres están más enfocados en su propio placer sexual.
 
Debido a un error en la programación de la computadora, los investigadores no tuvieron acceso a todos los datos sobre el disfrute del sexo vaginal.
 
Los autores escriben que la empatía podría ser clave para el disfrute sexual porque "podría aumentar la motivación para dar placer sexual (y de otros tipos) a la pareja". Además, una persona empática con su pareja puede disfrutar del placer del otro de forma "indirecta", razonaron.
 
Mientras que los hombres parecían necesitar solo la empatía para aumentar la satisfacción sexual, las mujeres podrían también necesitar la autoestima y la autonomía, debido a las normas sociales relacionadas con la sexualidad, apuntó Galinsky.
 
"Las investigaciones muestran barreras más altas para que las mujeres sepan y digan lo que desean", explicó. "Tal vez para ellas sea más importante vencer dichas barreras, y para los hombres esas barreras no existan".
 
El placer sexual no se asoció con la edad, raza, etnia ni estatus socioeconómico, encontraron los investigadores.
 
El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud Mental de EE. UU., fue el primero en usar una muestra representativa de heterosexuales para encontrar una relación entre cualidades claves del desarrollo y el placer sexual, señalaron los autores. Los datos provinieron del Estudio nacional longitudinal de salud adolescente de EE. UU.
 
Charles y Amy Miron, educadores sexuales y terapeutas sexuales certificados que están casados, en Baltimore, dijeron que les complació ver que el estudio abordaba el placer sexual en una población joven, y señalaron que por lo general el tema se ignora.
 
"Creo que el énfasis está cambiando hacia el placer, y alejándose del modelo de 'pecado', un paso muy positivo", afirmó Charles Miron, coautor junto a su esposa de How' to Talk with Teens About Love, Relationships & S-E-X.
 
Amy Miron concurrió en que el estudio refuerza "que especialmente para que una mujer sea sexualmente activa en nuestra sociedad, tiene que ser autónoma. Tiene que tener un buen sentido de sí misma".

FUENTES: Adena Galinsky, Ph.D., doctoral student, Johns Hopkins Bloomberg School's Center for Adolescent Health, and post-doctoral fellow, University of Chicago; Amy G. Miron, M.S., and Charles D. Miron, Ph.D., sexual educators and therapists, Baltimore, Md.; June 2011 The Journal of Adolescent Health.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí