Confort y estética | 29 AGO 11

Protesis flexibles de Nylon removibles

Prótesis dentales, flexibles, confeccionadas en nylon, blandas, de perfecta adaptación por ser una substancia inyectada, sin ningún aditamento metálico.
Autor/a: Dr. Sergio Hiskin Director del Área de Periodoncia del ateneo de Odontología del Rosario, Argentina Fuente: Revista Nacional de Odontología México Año 2/ Vol. IV/ 2010
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Lecturas Sugeridas
Desarrollo

Prótesis dentales, flexibles, confeccionadas en nylon, blandas, de perfecta adaptación por ser una substancia inyectada, sin ningún aditamento metálico.

El confort y la estética en el uso de prótesis removibles ha llegado al máximo de su desarrollo con el advenimiento del Nylon, como material de confección protésico.

Prótesis de Nylon Flexible sobre modelo de
acrílico. Se observa uniformidad en la
coloración con el compuesto subyacente

Es un elemento ideal para la confección de prótesis parciales, a veces completas, desarrollado a base de una resina de nylon termoplástico, biocompatible, con propiedades físicas y estéticas exclusivas. El Nylon pertenece a la familia de las superpoliamidas, cosa que enaltece aun más sus propiedades elásticas. Su principal característica es la flexibilidad, por lo que rompe con todos los paradigmas de la confección de prótesis acrílicas convencionales; por lo tanto, debemos tener la mente abierta y aceptar este material ya aprobado por la FDA.

Tubo de superpoliamida después de ser
inyectado donde queda completamente
compactado

Consiste en una cadena estable de polímeros que no contiene monómeros, es decir, no se realiza por mezcla de ambos materiales, al igual que el acrílico; por lo tanto, no suelta componentes reactivos después de estar polimerizado y en uso. Así, se descarta por completo cualquier tipo de reacción alérgica, como la estomatitis subplaca, que se traduce como ardor en la boca y sequedad lingual, amen de la presencia de hongos, que también irritan las mucosas, pero no alérgicamente, dando una coloración rojiza muy intensa por descamación epitelial.

El acrílico de termocurado es mucho más benigno, ya que difícilmente provoca reacciones alérgicas como el de autocurado y de colocación y fraguado directo.

Su fabricación consiste en calentar trocitos de Nylon y moldearlos por inyección dentro de la forma deseada, que se tiene preparada previamente con el enfilado y el encerado, para su mutación.

Tubo de material superpoliamida después de
ser inyectado donde quda completamente
compactado

Al ser inyectado a presión, toma copia fiel al modelo de trabajo, para su confección. El material se presenta en tubos metálicos que, luego de ser calentados a una temperatura superior a 160 oC, se inyecta dentro del encofrado para así obtener la prótesis, debiendo tener la precaución de aliviar los ángulos muertos, ya que van a
ser altamente retentivos por su condición elástica y pueden dañar la mucosa bucal. Lo maravilloso de estas prótesis es que son mucosoportadas, no toman en cuenta las piezas pilares. Por lo tanto, pueden ser utilizadas en pacientes con enfermedad periodontal y movilidad dentaria, ya que para categorizar la movilidad se deben tener en cuenta los siguientes tres factores:

• Altura ósea: mayor altura ósea, menor movilidad dentaria
• Ancho del espacio periodóntico: más ancho, mayor movilidad
• Salud gingival: piezas dentarias sin inflamación, menor movilidad.

Siempre se dijo que, periodontalmente, las mejores prótesis son las dentosoportadas, ya que al tallar las piezas pilares se disminuye el brazo de palanca extraalveolar; por lo tanto, hay mayor resistencia al desplazamiento, es decir, no disminuye la movilidad, pero la pieza tiene menor movimiento, pues el registro de movilidad se toma de un sector más cercano del hueso.

Pero estas prótesis, al ser sólo mucosoportadas, no aplican presiones horizontales en las piezas pilares, sólo en la mucosa, actuando como rompefuerzas, impartiendo presiones axiales en la mucosa y el reborde óseo subyacente. Por lo tanto, emiten presiones axiales directas sobre el tejido óseo, que se traducen en tensiones que traen aposición ósea, colaborando de esta manera a mantener el reborde alveolar con poca reabsorción, ya que al no poseer raíces y sin presiones axiales se aceleraría notablemente la pérdida ósea por falta de función.

Ya lo dice la definición de trauma: lesión producida en los tejidos periodontales por un agente mecánico generalmente externo, sobre la corona del diente. Esta fuerza puede provenir de hábitos, como morder diferentes elementos rígidos entre dos piezas dentarias, como uñas, lapiceras y hebillas; y fuerzas horizontales como:

• ortodóncicas
• ganchos de prótesis
• bruxismo, fuerzas de vaivén y deslizamiento mandibular.

Por lo pronto, al no tener ganchos que provoquen fuerzas horizontales lesivas, las piezas pilares con disminución de soporte óseo pueden ser mantenidas a largo plazo. Así, al hablar periodontalmente de piezas con movilidad, siempre recomendábamos prótesis fijas. Con el advenimiento de estas prótesis flexibles, sin ejercer presiones horizontales lesivas a las piezas pilares remanentes, podemos confeccionar prótesis removibles mucosoportadas para pacientes tratados periodontalmente.

Se realizó un estudio, en la Universidad de Nijmegen Netherland, Holanda, publicado en la Revista de Prótesis Dental en el año 1996, sobre pacientes portadores de prótesis removibles convencionales. El titulo del trabajo es: 10 años de evaluación de prótesis parcial removible, tasa de sobrevida, retratamiento, no uso y reemplazo, donde se comprueba que los fracasos de las prótesis, por aparición de caries, desajustes de placa acrílica, hongos en placas, rebasados etc., dieron como resultado el abandono del 50% de estas prótesis convencionales en 10 años. Y el 25% de abandono y reemplazo por otra prótesis nueva a cinco años.

Otro trabajo, sobre salud periodontal en pacientes portadores de prótesis removibles, da como resumen y conclusiones tres factores importantes en cuanto al cambio en los tejidos blandos:

• aumento de placa bacteriana
• inflamación de tejido gingival en dientes pilares naturales
• fuerzas oclusales transmitidas al diente remanente y su tejido periodontal por la prótesis removible desajustada.

Maquina intectora de Nylon sobre modelo
en mufla

Duplicado de modelo aliviado para la
confección de trabajo

En una publicación más, Calidad de la dieta en pacientes con prótesis desadaptadas, que apareció en The Journal of Prosthetic Dentistry, se llega a la conclusión de que: “la calidad de la prótesis, la capacidad para una buena alimentación y la función masticatoria no guardan relación con la calidad de la dieta. La dieta era ineficiente e independiente de la calidad técnica de la prótesis”.

Debido a su fortaleza, las prótesis flexibles no deben ser tan toscas ni gruesas como las de acrílico; los retenedores, al ser delgados, de 2 mm aproximadamente, no ejercen presión horizontal sobre el ecuador de la pieza dentaria, ni provocan fuerzas lesivas sobre la pieza pilar; la flexibilidad del material, al estar en un medio acuoso, a 37oC, aumenta permitiendo ser más blanda la textura, contribuyendo a una mejor adaptación sobre la mucosa blanda, es decir, estos materiales termoplásticos reemplazan por completo el metal, por lo tanto se acomodan a las anfractuosidades naturales del reborde alveolar, amortiguando las presiones.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022