Sobrepeso, obesidad, HTA, sedentarismo, alcohol | 19 ABR 11

Recomiendan aplicar prevención cardiovacular en niños

Un estudio realizado en la provincia de Salta reveló que la prevalencia de sobrepeso y obesidad en alumnos adolescentes de escuelas públicas y privadas.

Un estudio realizado en la provincia de Salta reveló que la prevalencia de sobrepeso y obesidad en alumnos de escuelas públicas fue del 15 por ciento, mientras que en privadas ascendió al 14,2 por ciento. La investigación –cuyos resultados fueron publicados en la revista Archivos Argentinos de Pediatría- fue dirigida por la doctora Susana Judith Gotthelf y la licenciada en sociología Liliana Laura Jubany, del Centro Nacional de Investigaciones Nutricionales (CNIN), dependiente de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud.

“Los factores de riesgo asociados con enfermedad cardiovascular aparecen de manera temprana en la niñez y adolescencia”, señala la doctora Gotthelf, del Departamento de Investigación Clínica del CNIN. Y continua: “El sobrepeso, el aumento de lípidos en sangre y la presión arterial en la adolescencia, se asocian con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, y su incidencia en la adultez.”

Asimismo el estudio arrojó datos sobre otros factores de riesgo relacionados con complicaciones cardiovasculares. Según los datos obtenidos, la prevalencia de hipertensión fue del 11,3 por ciento en escuelas públicas y del 12,2 por ciento en escuelas privadas. El 35,1 por ciento y el 42,5 por ciento de los alumnos de escuelas públicas y privadas, respectivamente, no realizaban actividad física; el 14,2 por ciento y el 27,1 por ciento fumaban y el 66,2 por ciento y el 54,7 por ciento consumían alcohol los fines de semana.

Para llegar a esos resultados se evaluó una muestra representativa del total de  6 000 alumnos matriculados en el último curso del nivel polimodal de la capital de Salta, en 2009. La muestra incluyó 247 alumnos en cinco escuelas públicas (133 mujeres y 114 varones) y 148 en tres establecimientos privados (95 mujeres y 53 varones). Un equipo interdisciplinario del CNIN relevó datos en terreno y se analizaron muestras de sangre en el Servicio de Laboratorio del Hospital “Arturo Oñativia”.

En el estudio se determinaron mediciones de peso, talla, circunferencia de cintura,  y se realizaron encuestas alimentarias y socioeconómicas familiares. Por otra parte, se tomó la presión arterial de los alumnos y se llevaron a cabo exámenes de sangre con el propósito de identificar el perfil metabólico asociado al riesgo de enfermedad cardíaca que incluye niveles de colesterol, triglicéridos (tipo de lípidos) y glucemia basal (niveles de azúcar en la sangre), entre otras variables.

Un dato que llamó la atención de las investigadoras fue la alta prevalencia de hipertensión en los alumnos. “La suma de estos tres indicadores: sobrepeso, hipertensión y dislipidemias (alteración del metabolismo de los lípidos), aumentan espectacularmente el riesgo futuro de enfermedad cardíaca, además de ser predictores de valores a alcanzarse en la edad adulta”, indica la doctora Gotthelf.

Obesidad en alza

Asociado a los cambios en el estilo de vida se ha producido una modificación en el perfil nutricional de las poblaciones, con un aumento en la prevalencia del sobrepeso/obesidad también en la infancia y adolescencia, tanto en los países desarrollados como en los en vía de desarrollo, afirman las autoras del estudio.  “Algunos datos recientes informan que uno de cada cinco niños en el mundo tiene sobrepeso y entre el 2 y el 3 por ciento de la población de entre 5 y 17 años, tiene obesidad. Datos similares en adolescentes de nuestro país, mostraron que 20,8 por ciento presentaban sobrepeso y 5,4 por ciento obesidad. Nuestros resultados observan una tendencia al aumento del sobrepeso, aunque con frecuencias menores a las halladas en estudios nacionales”, subraya la doctora Gotthelf quien es especialista en Salud Pública. Y agrega: “ El problema principal de padecer obesidad durante la adolescencia tardía es que acarrea un riesgo de morir en forma prematura similar al que contrae quién fuma más de 10 cigarrillos por día, según una reciente edición de la revista British Medical Journal.”

Estilos de vida

Una batería de cuestionarios respondidos por alumnos y padres reveló que la obesidad y la hipertensión, y el resto de los factores de riesgo medidos, están asociados al tipo de dieta y a otros hábitos. “Se observó un elevado consumo de golosinas, gaseosas y jugos”, puntualiza doctora Gotthelf.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022