Es cada vez más un motivo de discriminación | 06 ABR 11

"Ser gordo"

El estigma de la obesidad. Según encuestas en 10 países, entre ellos la Argentina, la obesidad se relaciona con la fealdad, la ineptitud y la holgazanería. En Provincia, casi el 80% considera que los gordos son discriminados.

Por Sibila Camps

La humanidad atraviesa una enorme contradicción: mientras la pandemia de obesidad sigue creciendo, también parece haberse globalizado el estigma de la gordura. Así lo muestra un estudio reciente de la Escuela de Evolución Humana y Cambio Social de la Universidad de Arizona (EE.UU.), que analizó encuestas en diez países muy diferentes, entre ellos la Argentina.

El trabajo liderado por la antropóloga Alexandra Brewis recuerda que, en Occidente, la delgadez es asociada con salud, belleza, inteligencia, juventud, riqueza, fuerza de voluntad, gracia y bondad.

La gordura y la obesidad, en cambio, son vinculadas con fealdad, asexualidad, indeseabilidad, y también defectos morales, como falta de voluntad, irresponsabilidad social, ineptitud y holgazanería.

Pero hasta hace dos décadas, mientras en Estados Unidos, las personas obesas tenían desventajas –menor acceso a la educación, bajo sueldo, peor salud y más probabilidades de sufrir despidos, burlas y rechazo sentimental–, en otras regiones se mantenía una imagen positiva.

A partir de fines de los ’80, señala Brewis, el ideal de delgadez –introducido sobre todo por la televisión– se ha extendido en todo el mundo, y amenaza con convertirse en un nuevo patrón cultural.

“Cuando más del 60% de una especie tiene sobrepeso u obesidad (en Latinoamérica, el 80%), es muy difícil revertir esa característica antropométrica. La gran paradoja es que precisamente en ese mundo, hemos armado entre todos una sociedad obesofóbica ”, resalta la doctora Mónica Katz, directora de la carrera de Nutrición de la Universidad Favaloro.

Más del 53% de los argentinos tiene sobrepeso u obesidad; esta última pasó del 14% al 18% en los últimos cuatro años. “Cuando pasa esto, es difícil hablar de estigmatización: ya se normalizó el problema –opina Sebastián Laspiur, director del Plan Nacional Argentina Saludable–. Antes ‘el gordito del grado’ era uno solo y era estigmatizado. Ahora son el 30%”.

La investigación de la Universidad de Arizona revela que en esa estigmatización de la gordura no hay mayor diferencia por sexo ni edad, aunque sí por nivel educativo, ya que en el nivel más alto se la considera socialmente incorrecta.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022