Fármaco de primera línea | 16 MAR 11

La Metformina sigue siendo la mejor opción para la diabetes tipo 2

Un análisis concluye que es más económico y que tiene menos efectos secundarios.

Aunque hay varias opciones de medicamentos orales para la diabetes tipo 2, un antiguo medicamento, la metformina, podría ser la mejor opción de primera línea, según un nuevo análisis de investigaciones sobre fármacos para la diabetes.

El análisis abarcó seis clases de medicamentos orales para la diabetes y encontró que todos ellos disminuyen los niveles de azúcar en sangre en similar proporción. Los autores sugieren que la metformina probablemente sea la mejor opción de primera línea debido a tiene un menor número de efectos secundarios que otros medicamentos, porque es un medicamento más antiguo y está disponible en forma genérica, y es más económico.

"La metformina sigue siendo un medicamento económico y muy eficaz", apuntó la autora principal del estudio, la Dra. Wendy Bennett, profesora asistente de medicina de la Facultad de medicina de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore.

Cerca de 26 millones de estadounidenses tienen diabetes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Si no se trata, la diabetes puede conducir a varias complicaciones, tales como enfermedad renal, enfermedad ocular, problemas cardiacos y amputaciones.

Hay once clases de medicamentos para la diabetes que están aprobados para tratar el azúcar alto en sangre en personas con diabetes tipo 2 en Estados Unidos. Nueve de estas clases de medicamentos están disponibles desde 1995, según la información de respaldo del estudio, que fue dirigido por investigadores de la Universidad de Johns Hopkins, junto con investigadores de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland, Ohio, y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

La mayoría de los que tienen diabetes tipo 2 necesitan tomar más de un medicamento para controlar de forma adecuada sus niveles de azúcar en la sangre, señalaron los autores del estudio.

El efecto secundario grave más común de cualquiera de estos medicamentos para reducir el azúcar en la sangre es la hipoglucemia o bajos niveles de azúcar en la sangre. Otros efectos secundarios incluyen problemas gastrointestinales, tales como náuseas o diarrea. Bennett explicó que estos efectos secundarios se pueden minimizar al comenzar con una dosis menor de medicamentos y tomarlos con una comida.

Los investigadores, que contaron con el apoyo de la Agencia para la Investigación y Calidad de la Atención Médica de EE. UU., revisaron un total de 166 estudios para el presente análisis. Los estudios incluían seis clases de medicamentos: metformina (Glucophage, Fortamet y otros), sulfonilureas (Amaryl, Glucotrol y otros); tiazolidinedionas (Avandia y Actos); meglitinidas (Starlix y Prandin); inhibidores DPP-4 (Januvia y Onglyza) y agonistas del receptor GLP-1 (Byetta y Victoza).

En general, la mayoría de los medicamentos reducían los niveles de hemoglobina A1C (una medida del control del azúcar a largo plazo) en un punto porcentual La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda que la mayoría de las personas diabéticas mantengan sus niveles de A1C por debajo del 7 por ciento, por lo que una reducción de un punto porcentual es clínicamente significativa.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022