Un balón en la vena pulmonar | 09 MAR 11

Congelar la fibrilación auricular

El balón de frío sólo sirve para la fibrilación auricular de tipo ocasional. Su uso todavía no supera al de otras técnicas tradicionales y de menos coste.

María Sainz | Madrid
 
Además del calor, aplicar frío en la zona situada entre las venas pulmonares y la aurícula del corazón puede revertir la arritmia más frecuente y más compleja: la fibrilación auricular. Un nuevo dispositivo, recientemente aprobado, facilita esta 'crioablación', mejorando los resultados y disminuyendo los riesgos de la intervención.

La causa del ritmo irregular que caracteriza este tipo de arritmia, sobre todo cuando ésta se produce de forma ocasional, suele encontrarse en los impulsos eléctricos entre las venas pulmonares y la aurícula. Por eso, los expertos suelen optar por la ablación de esta zona (anular la estructura afectada) que se realiza con calor (por radiofrecuencia) o con frío (crioablación).

Como explica Jesús Almendral, jefe de la unidad de arritmias del Grupo Hospital de Madrid, este proceso suele llevarse a cabo mediante cateterismo y, aunque todavía está más extendido el uso de calor, cada vez son más los médicos que se deciden por las temperaturas entre los 70 y 80 grados bajo cero.

Se adhiere al corazón

El nuevo dispositivo, un balón de frío comercializado por Medtronic, facilita esta operación ya que se adhiere y congela el área toda de una vez -en lugar de tener que trazar el perímetro con el catéter realizando sucesivas incisiones, como con la radiofrecuencia-.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022