En pacientes de 65 años, "vigilancia activa" | 01 DIC 10

Cuándo no se debe 'tocar' un cáncer de próstata

El concepto 'vigilancia activa' está cobrando fuerza en la terapia del cáncer de próstata.

Patricia Matey | Madrid

 El descubrimiento cada vez más precoz de los cánceres de próstata permite a los expertos considerar la posibilidad de mantener una espera vigilante y estrecha a los pacientes con tumores de bajo riesgo en lugar de someterles a los tratamientos convencionales con intención curativa. El objetivo: preservar una mejor calidad de vida. Y a tenor de los resultados de una nueva investigación parece que este fin se 'cumple'.

"Esta alternativa al tratamiento inicial, para los tumores de bajo riesgo, clínicamente localizados, tiene el potencial de mitigar los efectos del sobretratamiento", aclara Julia Hayes, del Instituto del Cáncer Dana Farber (Boston, EEUU), y autora principal del nuevo ensayo, publicado en el último 'Journal of American Medical Associatiom ' (JAMA) .

De la misma opinión se muestra Emilio Alba, presidente de la Sociedad Española de Oncología (SEOM), que reconoce a ELMUNDO.es que la nueva investigación arroja un poco de luz a un tema muy controvertido.

"Existe la fundada sospecha de que se está realizando un sobrediagnóstico y, en consecuencia, un sobretratamiento de los tumores de próstata. Cada vez más voces defienden que buena parte de los casos no deberían tratarse. Este investigación añade un granito más a la polémica. Se deberían hacer ensayos a gran escala", apostilla el experto.

El estudio ha comparado la calidad de vida y los riegos y beneficios de los pacientes con tumores prostáticos de bajo riesgo sometidos a distintas terapias iniciales y aquéllos 'encomendados' a una estrecha vigilancia. En 2009, 192.000 varones estadounidenses recibieron el diagnóstico de cáncer de próstata, la mayoría de ellos, localizados y de bajo riesgo.

Para poder llevar a cabo la investigación, los científicos han empleado una serie de modelos simulativos aplicados a varones de 65 años en los que se comparó el tratamiento con braquiterapia (se desarrolla en el quirófano y consiste en la colocación de unas semillas radioactivas en la próstata), la radioterapia de intensidad modulada (IMRT, sus siglas en inglés), la prostatectomía radical (cirugía) o la vigilancia activa [exámenes físicos regulares y rectales, mediciones del antígeno específico de la próstata (PSA) y biopsias].

"Los pacientes entran a forma parte del modelo cuando tiene 65 años y salen del mismo al morir, bien a causa del cáncer o por otras causas", aclaran los científicos en el estudio.

Los datos revelan: "Los hombres de 65 años en el momento del diagnóstico que se someten a una vigilancia activa gozan de una calidad de vida adicional de seis meses en comparación con los que siguen el tratamiento con braquiterapia, el más efectivo cuando se lleva a cabo al inicio y en tumores localizados... El análisis demuestra que seguir estrechamente a los enfermos de bajo riesgo es un enfoque razonable", comentan los investigadores.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022