Según un estudio publicado en "Pediatrics" | 12 NOV 10

La lactancia materna no le quita el sueño a la madre

El hallazgo pone en duda la creencia de que las madres que dan el pecho duermen menos que las que alimentan a sus hijos con leche artificial.

Comúnmente se creía que uno de los sacrificios que las nuevas madres debían hacer para dar el pecho era renunciar al sueño. Pero una nueva investigación sugiere que no es así.

El estudio, publicado en línea el 8 de noviembre en la revista Pediatrics, encontró que las nuevas madres duermen casi la misma cantidad de tiempo independientemente de si dan el pecho o recurren a la leche artificial.

“Existe alguna pequeña evidencia de que los bebés que son amamantados duermen menos, pero nadie había estudiado el sueño de la madre”, señaló la autora principal del estudio Hawley Montgomery-Downs, profesora asistente de psicología y coordinadora del programa de neurociencia del comportamiento en la Universidad de Virginia Occidental en Morgantown.

“Sin embargo, no encontramos ninguna diferencia en lo absoluto en el sueño de las madres en base al método de alimentación del bebé”, apuntó Montgomery-Downs.

Los nuevos padres saben, o aprenden pronto, que no podrán dormir lo suficiente, al menos durante unos cuantos meses. Durante los primeros meses, el sistema digestivo del bebé no está lo suficientemente maduro como para retener una cantidad suficiente de alimento para mantener al bebé saciado por más de unas cuantas horas seguidas. Debido a que la leche materna se digiere con más facilidad, los bebés que son amamantados se despiertan para comer en general con más frecuencia que los que toman leche artificial.

“A veces las mujeres utilizan el argumento de querer y necesitar más horas de sueño para no dar el pecho, pero el periodo de lactancia es muy importante tanto para la salud de la madre como del bebé, por tanto queríamos determinar si la leche artificial o la lactancia materna tenían un efecto sobre el sueño materno”, señaló Montgomery-Downs.

Además, agregó que los investigadores se dan cuenta de que a las mujeres no sólo se les debe informar que busquen la manera de lidiar con la falta de sueño porque es bueno para el bebé. La falta de sueño puede tener efectos muy negativos en la nueva madre y puede contribuir incluso a trastornos del estado de ánimo después del parto, de acuerdo con la información de respaldo del estudio.

“Queríamos tener más pruebas empíricas y esperamos poder idear mejores estrategias para las mujeres”, señaló Montgomery-Downs.

En el estudio participaron 80 mujeres: 27 que dieron exclusivamente el pecho durante al menos 12 semanas, 18 que sólo dieron el biberón con leche de fórmula durante al menos 12 semanas y 35 que utilizaron ambos métodos de alimentación.

Las mujeres llevaron un diario del sueño e informaron sobre la calidad del mismo y el número de veces que se despertaban por la noche. También usaron dispositivos para medir el sueño nocturno e informaron si se sentían somnolientas durante el día.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022