Hipoalbuminemia e infección postoperatoria | 04 ABR 11

Infección del sitio quirúrgico después de la cirugía gastrointestinal

El objetivo de este estudio fue determinar la relación entre la albúmina preoperatoria y el desarrollo de una infección del sitio quirúrgico.
1
6
Autor/a: Dres. Hennessey DB, Burke JP, Ni-Dhonochu T, Shields C, Winter DC, Mealy K Ann Surg 2010; 252(2): 325-329

Introducción

La infección del sitio quirúrgico (ISQ) se define como aquella que ocurre en una herida operatoria dentro de los 30 días del procedimiento o dentro del año si se implantó una prótesis [1]. La ISQ puede ser superficial (involucrando sólo la piel y el tejido subcutáneo de la incisión), profunda (comprometiendo las capas aponeuróticas y musculares) o de espacio/órgano [2,3]. La ISQ es responsable por aproximadamente el 16% al 18% de todas las infecciones hospitalarias. La ISQ es importante desde una perspectiva económica; en los Estados Unidos 325.000 pacientes por año desarrollan una ISQ a un costo de aproximadamente 1.8 billones de dólares americanos [4]. También tiene una influencia negativa directa sobre el resultado en el paciente. Es esperable que esos pacientes pasen un adicional de 8,5 días en el hospital y que sufran una morbilidad y mortalidad significativamente aumentadas [5].

Los factores de riesgo previamente descritos para el desarrollo de una ISQ determinados por la National Nosocomial Infection Surveillance  (NNIS) incluyen el grado III/IV de la American Society of Anesthesiologists (ASA), heridas contaminadas o sucias y la duración del procedimiento [5]. Otros factores de riesgo descritos incluyen el índice de masa corporal (IMC), cirugía de emergencia, cirugía que involucre una ostomía, pérdida hemática, frecuencia del cambio de guantes y el uso de suturas subcuticulares [6,7]. Hasta el presente, existen relativamente pocos estudios que examinen la influencia del estado nutricional preoperatorio de los pacientes sobre el desarrollo de la ISQ.

La mala nutrición es un problema común en los pacientes quirúrgicos, que afecta adversamente los resultados [1,8]. La albúmina es el indicador más comúnmente usado y más confiable del estado nutricional de los pacientes, siendo también una proteína negativa de la fase aguda [9]. En la enfermedad aguda o en la respuesta al estrés, existe una reducción de la albúmina sérica debido a las alteraciones en el metabolismo hepático y a la pérdida de albúmina en el intersticio. La albúmina sérica es un predictor confiable y reproducible del riesgo quirúrgico y tiene una correlación estrecha con el grado de mala nutrición [10]. La hipoalbuminemia es un predictor de muerte, estadía hospitalaria y resultados, y está fuertemente asociada con las complicaciones postoperatorias [6,11,12]. No obstante, existe una escasez relativa de información relacionada con el efecto de la hipoalbuminemia sobre el desarrollo postoperatorio de la ISQ. El objetivo de este estudio fue determinar la relación entre la albúmina preoperatoria y el desarrollo de una ISQ

 

Materiales y métodos

Se realizó un estudio retrospectivo de todos los pacientes que fueron sometidos a cirugía gastrointestinal en las 4 instituciones participantes en este trabajo. Los pacientes fueron identificados utilizando una base de datos de ISQ de pacientes internados Surveillance System o los registros hospitalarios. Los datos fueron registrados prospectivamente para cada paciente en la base de datos y completados inmediatamente postoperatoriamente por el cirujano actuante. El diagnóstico de ISQ      en cada caso fue realizado por el cirujano o el médico de cabecera. La infección fue determinada de acuerdo con las definiciones del Centre for Disease Control and Prevention sobre infección de la herida quirúrgica y fue confirmado con cultivos positivos de la misma [2,3].

Los sujetos incluidos en este estudio fueron aquellos sometidos a operaciones del tracto gastrointestinal, incluyendo cirugía gastroduodenal, vesicular, del intestino delgado, colon y recto. Los pacientes sometidos a cirugía esofágica y apendicectomías fueron omitidos de este estudio.

Los datos obtenidos incluyeron edad, sexo, clase de operación (electiva o emergencia) y tipo de operación (gástrica, hepatobiliar, intestino delgado o colónica), anestesia, grado ASA y clasificación de la herida (limpia, limpia/contaminada, contaminada, sucia). Se registró el diagnóstico y clasificación de la ISQ, a saber, incisional superficial, incisional profunda o de órgano/espacio y la duración del procedimiento, así como el uso de profilaxis antibiótica. La cirugía diurna fue definida como un procedimiento realizado entre las 08:00 AM y las 08:00 PM; la cirugía nocturna fue un procedimiento efectuado entre las 08:00 PM y las 08:00 AM. Utilizando el sistema de registros por computadora del laboratorio hospitalario, se identificaron los niveles preoperatorios de la albúmina sérica para cada paciente. Se brindaron los cuidados postoperatorios de rutina a los pacientes y cada uno de ellos fue seguido por un mínimo de 30 días.

A menos que se indique lo contrario, los datos son representados como medianas (rango intercuartilar) y N representa el número de pacientes incluidos en el análisis. Las diferencias en la distribución de los datos clínicos y el desarrollo de una ISQ fueron evaluadas usando una prueba exacta de Fisher de dos colas para las variables categóricas y la prueba U de Mann-Whitney para las variables continuas. El análisis de regresión logística múltiple fue realizado para examinar los predictores de ISQ. Después del análisis univariado, las variables que fueron estadísticamente significativas fueron usadas en un análisis multivariado. Las correlaciones fueron calculadas utilizando la prueba de correlación de Spearman y una P < 0,05 fue considerada estadísticamente significativa. Todos los cálculos fueron realizados usando el programa SPSS, versión 12.0 (SPSS, Chicago, IL).

 

Resultados

Características de los pacientes

Se obtuvieron y analizaron datos de 524 pacientes que fueron sometidos a cirugía gastrointestinal. La Tabla 1 compara los datos demográficos de los pacientes y la incidencia de ISQ. Se registró un total de 105 ISQ (tasa global del 20%). La duración media hasta el diagnóstico de ISQ fue de 7 días (5-10). Hubo 69 infecciones superficiales (65,7% de todas las infecciones), 30 infecciones profundas (28,6%) y 6 de órgano/espacio (5,7%). No hubo diferencias significativas entre la edad y la duración de la cirugía y el desarrollo de ISQ (64 [56,5-74,5] vs. 64 [53-81], P = 0,580) cuando se las evaluó usando la prueba exacta de Fisher o la U de Mann-Whitney. Los hombres desarrollaron un 19,9% de ISQ en relación con el  20,2% en las mujeres (P = 0,516, prueba exacta de Fisher). El grado ASA III se asoció con una incidencia aumentada de ISQ (P = 0,03, prueba exacta de Fisher).

 ·   TABLA 1: Datos demográficos de los pacientes

Características TotalN (%) ISQ(-) (%) ISQ(+) (%) P *
Total 524 419 (80) 105 (20)  
Edad, mediana (RIC) años 66 (53-74,5) 64 (53-75) 64 (56,5-74,5) 0,580
Sexo
Masculino
Femenino

291 (55,5)
233 (44,5)

233 (80,1)
186 (79,8)

58 (19,9)
47 (20,2)
0,516
ASA
Grado I
Grado II
Grado III    
Grado IV
Grado V
 
193 (36,8)
217 (41,2)
89 (17)
21 (4)
4 (0,8)
162 (83,9)
176 (81,1)
64 (71,9)
15 (71,4)
2 (50)
31 (16,1)
41 (18,9)
25 (28,1)
6 (28,6)
2 (50)
0,0540
0,3250
0,3
0,23
0,181


* Todas evaluadas con la prueba exacta de Fisher, excepto edad que fue evaluada con la prueba U de Mann-Whitney N: número de pacientes. RIC: rango intercuartilar. ISQ: infección del sitio quirúrgico. ASA: American Society of Anesthesiologists

 

 Incidencia de ISQ de acuerdo con el tipo de operación

Los procedimientos fueron clasificados como gástricos  (gastrectomía parcial o total) (n = 28), hepatobiliares (colecistectomía abierta, resección hepática, hepaticoyeyunostomía, procedimiento de Whipple) (n = 6), intestino delgado (resección, resección en cuña, adhesiolisis, cierre de perforación) (n = 151) y colorrectales (resección de colon o recto, resección abdominoperineal y ostomía, procedimiento de Hartmann y derivación fecal) (n = 339). Los datos son resumidos en la Tabla 2. La incidencia de ISQ después de cirugía gástrica fue de 10,7%, hepatobiliar 50%, intestino delgado 24,5% y colónica 18,3%. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los grupos. La tasa alta de ISQ en los pacientes hepatobiliares es errónea y no puede ser considerada estadísticamente significativa porque el número de pacientes es bajo (n = 6).

 

·  TABLA 2: ISQ según órgano operado
 

Procedimiento  TotalN (%) ISQ(-) (%) ISQ(+) (%) P *
Gástrico 28 (5,4) 25 (89,3) 3 (10,7) 0.152
Hepatobiliar 6 (1,1) 3 (50) 3 (50) 0,098
Intestino delgado 151 (28,8) 151 (28,8) 37 (24,5) 0,068
Colónico 339 (64,7) 277 (81,7) 62 (18,3) 0,108

 * Evaluadas con la prueba exacta de Fisher

Variables operatorias e ISQ

La asociación de la ISQ con las variables perioperatorias se resume en la Tabla 3. El tipo de anestesia y si el procedimiento fue realizado durante la noche no se asociaron con el desarrollo de una ISQ. No hubo diferencias significativas en la duración media del procedimiento entre aquellos que desarrollaron ISQ y aquellos que no lo hicieron (105 [75-165] minutos vs. 100,5 [60-150] minutos; P = 0,057, prueba U de Mann-Whitney); cuando la operación duró más de 3 horas, la tasa de ISQ se elevó de 18,5% a 28,7% (P = 0,047, prueba exacta de Fisher).

 

· TABLA 3: Variables perioperatorias e ISQ

Características  TotalN (%) ISQ(-) (%) ISQ(+) (%) P *
Anestesia    
General 
 Regional

520 (99,2)
4 (0,8)

416 (80)
3 (75)

104 (20)
1 (25)
0,592
Operación
Electiva
Emergencia 

346 (66)
178 (34)

290 (83,8)
129 (72,5)

56 (16,2)
49 (27,5)
0,003
Abordaje quirúrgico
Laparoscópico
Abierto

156 (29,8)
368 (70,2)

136 (87,2)
283 (76,9)

20 (12,8)
85 (23,1)
0,004
Tiempo
< 3 Hs
> 3 Hs

444 (84,7)
80 (15,3)

362 (81,5)
57 (71,3)

82 (18,5)
23 (28,7)
0,047
Profilaxis antibiótica
Si
No

501 (95,6)
23 (4,4)

396 (79)
23 (100)

105 (21)
0 (0)
0,007
Momento de la cirugía
Diurna
Nocturna 
360/506 (71,1)
46/506 (28,9)
286 (79,4)
32 (69,6)
74 (20,6)
14 (30,4)
0,131

 * Evaluadas con la prueba exacta de Fisher

Los que fueron sometidos a procedimientos de emergencia en relación con los electivos (27,5% vs. 16,2%, P = 0,003, prueba exacta de Fisher) y aquellos que fueron sometidos a cirugía abierta en relación con el abordaje laparoscópico (23,1% vs. 12,8%, P = 0,004, prueba exacta de Fisher) tuvieron una incidencia más alta de ISQ. Además, el grado de contaminación intraoperatoria afectó la tasa de ISQ con un desarrollo de infección en el 3,5% de las heridas limpias, 23,3% en limpias/contaminadas, 25,7% en contaminadas y 41,7% en las sucias (P < 0,001, prueba exacta de Fisher).

Albúmina e ISQ

Aquellos que desarrollaron una ISQ tuvieron un nivel preoperatorio más bajo de albúmina sérica (30 [25-34,5] mg/dL vs. 36 [32-39] mg/dL, P < 0,001, prueba U de Mann-Whitney). Dado que la albúmina media de aquellos que desarrollaron una ISQ fue de 30 mg/dL, ese valor fue usado para el análisis ulterior. Ciento treinta y ocho de los 524 pacientes (26,34%) tuvieron una albúmina preoperatoria menor de 30 mg/dL. El tener un nivel de albúmina menor de 30 mg/dL afectó adicionalmente la severidad de la ISQ. En aquellos con una infección superficial de la herida quirúrgica, el 46,4% de los pacientes  tenía un nivel de albúmina menor de 30 mg/dL (P = 0,001, prueba exacta de Fisher), pero se incrementó al 80% en aquellos con infección profunda (P = 0,004, prueba exacta de Fisher) y al 83,3% en aquellos con infección de órgano/espacio (P = 0,397, prueba exacta de Fisher).

Análisis de regresión logística múltiple

En un análisis de regresión logística múltiple sobre el análisis univariado, la edad, procedimiento de emergencia, tipo de herida, ASA III, procedimientos abiertos y albúmina < 30 mg/dL, se asociaron con un riesgo relativo aumentado de desarrollar una ISQ (Tabla 4). Sin embargo, cuando esos factores que fueron significativos fueron examinados en conjunto en un análisis de regresión logística múltiple, sólo la edad (RR: 1,037, 95% intervalo de confianza [IC]: 1,021-1,052, P < 0,001), el grado ASA III (RR: 2,099, 95% IC: 1,079-4,084, P = 0,029) y la albúmina < 30 mg/dL (RR: 5,680, 95% IC: 3,450-9,354, P < 0,001) fueron factores de riesgo independientes para el desarrollo de una ISQ (Tabla 5)

· TABLA 4: Análisis univariado del efecto de las características preoperatorias de los pacientes en el desarrollo de una ISQ

 

Variable P RR  95% IC                           
Hombre vs. mujer 0,467 0,853  0,555 - 1,310
Edad  <0,001  1,031  1,018 - 1,045
Anestesia local vs. general 0,165  4,049   0,564-29,083
Cirugía electiva vs. emergencia  0,002  0,508  0,329-0,786
Tipo de herida    
Limpia
Limpia/contaminada     Contaminada  
Sucia

0,010
<0,0010
0010
602 


0,552
3,490
2,241
1,208
 

0,350-0,869
2,129-5,720
1,366-3,675
0594-2,457

Grado de ASA
I
II 
III
IV 
V


0,0840
0,5820
0,390
0,3230
0,165


0,6658
0,8841
0,7331
0,632
4,049


0,418-1,056
0,571-1,370
1,028-2,922
0,618-4,314
0,564-29,083
Tipo de procedimiento   
Gástrico
Hepatobiliar
Intestino delgado  
Colónico

0,088
0,216
0,105
0,177

0,245 2,157 0,687 1,353

0,049-1,233
0,639-7,287
0,436-1082
0,873-2,097
Laparoscopía vs. abierta  0,001   0,389 0,223-0,680
> 3 hs vs. < 3 hs  
0,609
 


1,180
 

0,625-2,230
Noche vs. día 
 0,132
 
 1,685  0,855-3,320
Albúmina  < 0,001  5,520  3,496-8,715

N = 524. RR: riesgo relativo. IC: intervalo de confianza

 

·   TABLA 5: Análisis multivariado del efecto de las características preoperatorias de los pacientes en el desarrollo de una ISQ


Variable  RR   95% IC                 
Edad  <0,001  1,037  1,021-1,052
Cirugía electiva vs. emergencia 0,115  0,620  0,342-1,123
Tipo de herida     Limpia     Limpia/contaminada     Contaminada
0,216 0,165 0,238

0,569 1,917 1,698

0,233-1,391 0,765-4,808 0,705-4,088
ASA grado III 0,029   2,099  1,079-4,084
Laparoscópica vs. abierta 0,201   0,639  0,321-1,270
Albúmina < 30 mg/dL <0,001   5,680  3,450-9,354


N = 524. RR: riesgo relativo. IC: intervalo de confianza

 

Hospitalización e ISQ

Aquellos que desarrollaron una ISQ tuvieron una estadía hospitalaria más larga (19 [12-33] días vs. 12 [8-19] días, P < 0,001, prueba U de Mann-Whitney). El tener un nivel sérico de albúmina < 30 mg/dL se asoció con una estadía más prolongada (19,5 [11,75-37] vs. 12 [8-18], P < 0,001, prueba U de Mann-Whitney). La duración de la internación hospitalaria se correlacionó negativamente con la albúmina preoperatoria (R2 = -0,319, P < 0,001, Spearman rank).

Discusión

La hipoalbuminemia preoperatoria se asocia significativamente con el desarrollo de la ISQ postoperatoria y es un factor de riesgo independiente para ello. La incidencia de la ISQ no es importante sólo desde una perspectiva económica, sino que constituye una influencia negativa sobre el resultado en el paciente, influenciado la mortalidad, duración de la estadía hospitalaria y calidad de vida [13]. Las ISQ postoperatorias son debidas a una combinación de factores y los riesgos difieren de paciente en paciente [5]. En consecuencia, las guías de la NNIS están siendo redefinidas para permitir la clasificación de los pacientes quirúrgicos de acuerdo, tanto con los factores intrínsecos, como extrínsecos [5].

Actualmente, el índice de riesgo básico de la NNIS califica una operación según el número de factores de riesgo presentes, basado en el grado ASA, una herida contaminada o sucia y la duración del procedimiento. Blumetti y col., investigaron los factores que afectan la ISQ en los pacientes colorrectales [6]. Sugirieron que los pacientes con un IMC alto, sometidos a cirugía de emergencia, tiempos operatorios prolongados y cirugías involucrando una ostomia, se asociaron con tasas más altas de ISQ superficiales y profundas. Más recientemente, Poon y col., investigaron la ISQ después de resección colónica laparoscópica; la transfusión de sangre, filtración anastomótica y progresión a un procedimiento abierto, se asociaron todas con la ISQ [14]. Hasta la fecha, existen datos inadecuados en la literatura en relación con el efecto del estado nutricional del paciente sobre el desarrollo de la ISQ.

La hipoalbuminemia está asociada con pobres resultados en los pacientes después de la cirugía [1,8-11,15,16]. Una disminución de la albúmina de 45 a 21 g/L se asocia con un incremento de la morbilidad del 10% al 65% [12], mientras que Ryan y col., demostraron que la concentración de albúmina sérica en el primer día postoperatorio es un factor de predicción independiente de pobre resultado quirúrgico después de la resección esofágica [17]. Sin embargo, esto puede ser atribuido a una sobrecarga preoperatoria de fluidos y hemodilución, factores que también han sido asociados con pobres resultados [18].

El presente estudio ha remarcado la importancia de la hipoalbuminemia preoperatoria como un factor de riesgo para el desarrollo de la ISQ. El análisis multivariado de la relación entre la ISQ y la albúmina sérica mostró que un nivel preoperatorio de albúmina sérica menor a 30 mg/dL incrementó en 5,6 veces el riesgo de ISQ. Adicionalmente, los autores demostraron que la hipoalbuminemia aumentó el riesgo de desarrollar una ISQ profunda. Los determinantes conocidos del desarrollo de una ISQ son la inoculación de bacterias, la virulencia del contaminante, el microambiente de la herida y la integridad de las defensas del huésped. Es probable que la hipoalbuminemia aumente el riesgo de ISQ mediante la modulación de esos factores.

La hipoalbuminemia se asocia con pobre cicatrización de los tejidos, disminución de la síntesis de colágeno y formación de granuloma en las heridas quirúrgicas [19-21]. Combinados, esos factores podrían causar un retraso en la curación de la herida, aumento del espacio muerto y crear un entorno que predisponga a la infección. La hipoalbuminemia está asociada también con un deterioro en la respuesta innata inmunológica; la hipoalbuminemia es una causa conocida de alteración en la activación de los macrófagos y en la inducción de la apoptosis de macrófagos [21,22]. Además, es sabido que la albúmina sérica baja ocasiona edema tisular y la filtración subsiguiente del líquido intersticial en la herida [23]. Ese líquido podría brindar un medio para la propagación bacteriana [24]. Juntos, estos factores pueden promover el desarrollo de una ISQ en el paciente hipoalbuminémico.

En relación con el tratamiento de la hipoalbuminemia preexistente, ningún estudio ha mostrado resultados beneficiosos con la administración de infusiones de albúmina [25-27], pero un reporte reciente discutió la administración de una dieta suplementaria antes y después de la cirugía y su efecto beneficioso sobre los resultados en pacientes mal nutridos con cáncer gastrointestinal [28], destacando, por lo tanto, los efectos perjudiciales de la mala nutrición. El uso de antibióticos profilácticos en cirugía ha demostrado ser efectivo para reducir la incidencia de ISQ [12,13]. Los datos de este trabajo sugieren que los pacientes con hipoalbuminemia pueden beneficiarse con una atención perioperatoria más intensiva; ésta debería incluir un estricto control de la glucemia, oxígeno suplementario y mantenimiento de la normotermia. Estos pacientes deberían recibir antibióticos dentro de los 60 minutos de la cirugía y deberían ser continuados por 24 horas [29,30].

En conclusión, la hipoalbuminemia preoperatoria es un factor independiente de riesgo para el desarrollo de ISQ, particularmente la infección profunda. Los cirujanos deberían estar concientes de las implicancias de una albúmina sérica preoperatoria baja y considerar la intervención nutricional o una profilaxis antibiótica aumentada en los pacientes mal nutridos.

Comentario y resumen objetivo: Dr. Rodolfo D. Altrudi

Programa Nacional de Vigilancia de Infecciones Hospitalarias de Argentina (VIHDA)
www.vihda.gov.ar 

Lo invitamos a completar la siguiente encuesta sobre Lavado de Manos
Haga click sobre la imagen

Bibliografía

1.       Sungurtekin H, Sungurtekin U, Balci C, et al. The influence of nutritional status on complications after major intraabdominal surgery. J Am Coll Nutr. 2004;23:227–232.

2.       Horan TC, Gaynes RP, Martone WJ, et al. CDC definitions of nosocomial surgical site infections, 1992: a modification of CDC definitions of surgical wound infections. Infect Control Hosp Epidemiol. 1992;13:606–608.

3.       Mangram AJ, Horan TC, Pearson ML, et al. Guideline for prevention of surgical site infection, 1999. Centers for Disease Control and Prevention (CDC) Hospital Infection Control Practices Advisory Committee. Am J Infect Control. 1999;27:97–132; quiz 133, 134; discussion 96.

4.       Martone WJ, Gaynes RP, Horan TC, et al. National Nosocomial Infections Surveillance (NNIS) semiannual report, May 1995. A report from the National Nosocomial Infections Surveillance (NNIS) System. Am J Infect Control. 1995;23:377–385.

5.       Smyth ET, Emmerson AM. Surgical site infection surveillance. J Hosp Infect. 2000;45:173–184.

6.       Blumetti J, Luu M, Sarosi G, et al. Surgical site infections after colorectal surgery: do risk factors vary depending on the type of infection considered? Surgery. 2007;142:704–711.

7.       Watanabe A, Kohnoe S, Shimabukuro R, et al. Risk factors associated with surgical site infection in upper and lower gastrointestinal surgery. Surg Today. 2008;38:404–412. 

8.       Inoue Y, Miki C, Kusunoki M. Nutritional status and cytokine-related protein breakdown in elderly patients with gastrointestinal malignancies. J Surg Oncol. 2004;86:91–98

9.       Sung J, Bochicchio GV, Joshi M, et al. Admission serum albumin is predicitve of outcome in critically ill trauma patients. Am Surg. 2004;70:1099–1102.

10.   Fuhrman MP, Charney P, Mueller CM. Hepatic proteins and nutrition assessment. J Am Diet Assoc. 2004;104:1258–1264.

11.   Lohsiriwat V, Chinswangwatanakul V, Lohsiriwat S, et al. Hypoalbuminemia is a predictor of delayed postoperative bowel function and poor surgical outcomes in right-sided colon cancer patients. Asia Pac J Clin Nutr. 2007;16:213–217.

12.   Gibbs J, Cull W, Henderson W, et al. Preoperative serum albumin level as a predictor of operative mortality and morbidity: results from the National VA Surgical Risk Study. Arch Surg. 1999;134:36–42. 

13.   Kirkland KB, Briggs JP, Trivette SL, et al. The impact of surgical-site infections in the 1990s: attributable mortality, excess length of hospitalization, and extra costs. Infect Control Hosp Epidemiol. 1999;20:725–730.

14.   Poon JT, Law WL, Wong IW, et al. Impact of laparoscopic colorectal resection on surgical site infection. Ann Surg. 2009;249:77–81.

15.   Herrmann FR, Safran C, Levkoff SE, et al. Serum albumin level on admission as a predictor of death, length of stay, and readmission. Arch InternMed. 1992;152:125–130. 

16.   Mora RJ. Malnutrition: organic and functional consequences. World J Surg. 1999;23:530–535.

17.   Ryan AM, Hearty A, Prichard RS, et al. Association of hypoalbuminemia on the first postoperative day and complications following esophagectomy. J Gastrointest Surg. 2007;11:1355–1360.

18.   Rahbari NN, Zimmermann JB, Schmidt T, et al. Meta-analysis of standard, restrictive and supplemental fluid administration in colorectal surgery. Br J Surg. 2009;96:331–341.

19.   Ward MW, Danzi M, Lewin MR, et al. The effects of subclinical malnutrition and refeeding on the healing of experimental colonic anastomoses. Br J Surg. 1982;69:308–310.

20.   Testini M, Margari A, Amoruso M, et al. The dehiscence of colorectal anastomoses: the risk factors [in Italian]. Ann Ital Chir. 2000;71:433–440.

21.   Reynolds JV, Redmond HP, Ueno N, et al. Impairment of macrophage activation and granuloma formation by protein deprivation in mice. Cell Immunol. 1992;139:493–504.

22.   Rivadeneira DE, Grobmyer SR, Naama HA, et al. Malnutrition-induced macrophage apoptosis. Surgery. 2001;129:617–625.

23.   Margarson MP, Soni N. Serum albumin: touchstone or totem? Anaesthesia. 1998;53:789–803.

24.   Runyon BA. Low-protein-concentration ascitic fluid is predisposed to spontaneous bacterial peritonitis. Gastroenterology. 1986;91:1343–1346.

25.   Foley EF, Borlase BC, Dzik WH, et al. Albumin supplementation in the critically ill. A prospective, randomized trial. Arch Surg. 1990;125:739–742.

26.   Golub R, Sorrento JJ Jr, Cantu R Jr, et al. Efficacy of albumin supplementation in the surgical intensive care unit: a prospective, randomized study. Crit Care Med. 1994;22:613–619.

27.   Rubin H, Carlson S, DeMeo M, et al. Randomized, double-blind study of intravenous human albumin in hypoalbuminemic patients receiving total parenteral nutrition. Crit Care Med. 1997;25:249–252.

28.   Moskovitz DN, Kim YI. Does perioperative immunonutrition reduce postoperative complications in patients with gastrointestinal cancer undergoing operations? Nutr Rev. 2004;62:443–447.

29.   Quinn A, Hill AD, Humphreys H. Evolving issues in the prevention of surgical site infections. Surgeon. 2009;7:170–172.

30.   Qadan M, Akca O, Mahid SS, et al. Perioperative supplemental oxygen therapy and surgical site infection: a meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Surg. 2009;144:359–366; discussion 366–367.

 

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020