A veces es mejor la toma de conciencia | 30 AGO 10

¿Tiene la esperanza un lado oscuro?

Algunos consideran que el anhelo por curarse de una enfermedad crónica es contraproducente.

Imagínese que sufre de una enfermedad crónica que le plantea un desafío todos los días. Sufre de dolores, moverse le es difícil, y a veces padece sorprendentes bajones de energía. Toma montones de pastillas para obtener alivio y se somete a incontables procedimientos médicos para impedir que la enfermedad avance.

La enfermedad podría ser física, como diabetes, síndrome de fatiga crónica o artritis. Podría ser emocional o psicológica, como ansiedad o depresión.

De cualquier forma, ¿podría ser su vida mejor si dejara de tener la esperanza de curar su afección y simplemente aceptara las cosas tal cual son?

"A veces, saber que la adversidad a la que se enfrenta es permanente hace que encararla sea más fácil", aseguró el Dr. Peter A. Ubel, profesor de medicina y psicología de la Universidad de Michigan, y director del Centro de ciencias conductuales y de la decisión en medicina de la universidad.

Ubel fue coautor de un estudio que encontró que la gente que se había sometido a una colostomía (una cirugía que crea una apertura en el abdomen para que las heces salgan del cuerpo) pero podían revertir el procedimiento en el futuro no experimentaron una mejora en la satisfacción vital con el tiempo. Pero las personas que se sometieron a colostomías irreversibles refirieron una mejora en la satisfacción con su calidad de vida.

Sin embargo, esta no es una conclusión que se pueda adoptar universalmente. La Dra. Ann Berger, jefa de atención del dolor y paliativa del Centro Clínico de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. de Bethesda, Maryland, señaló que considera que el hallazgo del estudio sobre la colostomía apenas toca la superficie de lo que un paciente necesita vivir para experimentar sanación de una enfermedad crónica.

"La aceptación es apenas una parte muy pequeña para, al final, desarrollar una sensación de totalidad en la curación de una enfermedad crónica", aseguró Berger.

En el estudio participaron 71 pacientes de colostomía, lo que incluía a 30 personas con procedimientos permanentes y 41 con procedimientos reversibles. A todas se les preguntó sobre su calidad de vida una semana después del alta hospitalaria, y de nuevo al mes y a los seis meses.

Aunque ambos grupos de personas tenían la misma discapacidad, las que sabían que su afección era permanente se adaptaron mejor a la situación con el tiempo, encontró Ubel.

Considera que es probable que un par de factores tengan algo que ver con esto. En primer lugar, las personas que tienen la esperanza de una cura que nunca llega podrían frustrarse con el tiempo cuando su situación no mejora.

"La felicidad no solo se trata de las circunstancias, sino también de cómo las circunstancias se comparan con las experiencias", planteó Ubel. "Si alguien continúa teniendo esperanzas de que las cosas mejorarán, se sentirá más frustrado".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022