Saber hacer | 13 JUL 10

¿Cómo se hace? Intubación orotraqueal

Otro video y texto para entrenamiento en procedimientos frecuentes de la práctica.
Autor/a: Kabrhel C, Thomsen TW, Setnik GS, et al. Fuente: Massachusetts General Hospital, Boston; Mount Auburn Hospital, Cambridge, MA; Brigham and Women’s Hospital, Boston; Division of Emergency Medicine, Harvard Medical School. N Engl J Med 2007;356:e15. Orotracheal Intubation


Haga click sobre la imagen para acceder al video en The NEJM

Indicaciones

La intubación traqueal está indicada en cualquier situación que requiera control absoluto de las vías aéreas. Las indicaciones son:

· Anestesia general.

· Paciente grave con enfermedad multisistémica

· Traumatismo craneal

· Lesión importante del tórax.

· Paro cardiorrespiratorio.

· Riesgo de aspiración.

· Ventilación u oxigenación inadecuada.

· Obstrucción de las vías aéreas.

Contraindicaciones

Cuando existe una sección parcial de la tráquea, porque la intubación puede aumentar la lesión. En estos casos está indicada una traqueotomía.

La inestabilidad de la columna cervical no es una contraindicación, pero se debe mantener un alineamiento riguroso de la columna cervical durante la intubación con ayuda de personal auxiliar.

Equipamiento

Se requiere el siguiente equipamiento:

· Guantes

· Bolsa insuflable (Ambu bag) con válvula y máscara conectada por medio de una tubuladura a una fuente de oxígeno.

· Tubos endotraqueales (7, 7,5, y 8 mm para adultos) y tubos infantiles, todos con sus respectivos mandriles.

· Jeringa de 10 cc.

· Tela adhesiva o venda para fijar el tubo endotraqueal.

· Detector de dióxido de carbono.

· Estetoscopio.

· Laringoscopio con hojas de diversas medidas.

Hay dos tipos principales de hojas de laringoscopio las curvas (Macintosh) y las rectas (Millar). Cada una viene en diferentes tamaños y las técnicas varían ligeramente entre una y otra. La elección del tamaño y tipo de hoja depende de la experiencia del operador. Las hojas más frecuentemente utilizadas en el adulto son las 3 y 4 del tipo Macintosh o las 2 y 3 del tipo Millar.

En los niños, el diámetro del tubo endotraqueal se establece agregando 4 a la edad del paciente y dividiendo luego por 4. También se puede establecer midiendo el diámetro del dedo meñique del niño o aplicando las tablas de Broslow–Luten basadas sobre la altura del niño.

Los tubos con manguito son adecuados para adultos y niños mayores y una vez introducidos en la tráquea se debe inflar el balón para sellar la vía aérea impidiendo el escape de aire y la aspiración de contenido gástrico.

Los tubos sin manguito se utilizan en niños que requieren tubos endotraqueales < 5,5 mm.

Preparación

Antes de proceder, el operador se debe asegurar de:

· Disponer de todo el material mencionado.

· Obtener consentimiento del paciente o de un familiar.

· Inflar previamente el balón para descartar pérdidas de aire.

· Colocar el mandril dentro del tubo endotraqueal asegurándose que no sobresalga en el
extremo distal y mantener la curva natural del tubo.

· Controlar el funcionamiento adecuado del equipo de aspiración.

· Disponer de un acceso venoso o canalización.

· Disponer de un monitor con registro electrocardiográfico y un asistente que detecte e informe sobre cambios del trazado.

· La cabeza del paciente debe estar a nivel de la porción inferior del esternón. Combinar una flexión del cuello con extensión de la nuca. Estas maniobras son innecesarias cuando se trata de intubar a un lactante.

· Si la situación médica lo permite, antes de la intubación, se debe preoxigenar al paciente con oxígeno al 100% durante 3 minutos usando la bolsa insuflable.

· Retirar todo tipo de prótesis de la boca del paciente.

· Si el estado mental del paciente está disminuido o si se encuentra bajo sedación farmacológica, un ayudante debe aplicar una firme presión sobre el cartílago cricoides. Esta maniobra comprime al esófago y previene una posible regurgitación del contenido gástrico.

Sedación y parálisis

En muchos casos, para facilitar la intubación, se requiere un agente bloqueador neuromuscular y un sedante potente. Estos fármacos facilitan la visualización de las cuerdas vocales y previenen los vómitos y la aspiración.

Las situaciones que dificultan la intubación son:

· Antecedentes de problemas con la intubación.
· Movilidad limitada del cuello.
· Mandíbula pequeña.
· Estructuras faríngeas poco visibles.
· Dificultad para abrir la boca del paciente.
· Laringe prominente próxima al mentón.
· Alteraciones anatómicas: tumores, traumatismo, infección.

Ante dificultades de intubación se deben utilizar métodos alternativos como broncoscopio de fibra óptica, traqueotomía, etc.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022