Cumbre de expertos regionales | 04 JUL 10

Diabetes: desafío en el embarazo

Cuando no se controla, aumenta ocho veces el riesgo de que el bebe pueda padecerla.

Sebastián A. Ríos

SALVADOR, Brasil.- El imparable avance de la diabetes -cada cinco segundos una persona desarrolla la enfermedad; cada 10 segundos una persona muere a causa de ella- plantea la necesidad de pensar en su tratamiento en las distintas etapas de la vida.

En la diabetes gestacional, que puede aparecer durante el embarazo y luego del parto desaparecer, el tratamiento es fundamental no sólo para cuidar la salud de la madre, sino también la de su hijo por venir.

El riesgo mayor de los elevados niveles de azúcar en sangre de la madre durante el embarazo, que caracterizan la diabetes gestacional, es el alto peso al nacer, una condición llamada macrosomia, que puede complicar el trabajo de parto y que aumenta ocho veces el riesgo de que el bebe, de adulto, tenga diabetes, así como también ser obeso.

Para la madre, una diabetes gestacional sin control aumenta el riesgo futuro de desarrollar diabetes.

"Los estudios de la Red de Medicina Materno-Fetal han mostrado que el control de la diabetes gestacional a través del estilo de vida permite reducir el peso al nacer y reduce también el exceso de tejido graso en la mujer [factor que predispone a la diabetes tipo II]", dijo a LA NACION el doctor Patrick Catalano, director del Centro de Investigación Clínica Perinatal del Centro Médico MetroHealth, de Estados Unidos.

Catalano disertó en la Cumbre de Diabetes para América Latina, que finalizó ayer en esta ciudad, sobre la importancia del control de la diabetes gestacional, que afecta a entre el 2 y el 9% de las embarazadas.
Cuidado con el sobrepeso

Estudios recientes, comentados aquí por Catalano, ayudan a comprender por qué el exceso de peso durante el embarazo induce la resistencia a la insulina por parte del organismo, que da lugar a la diabetes gestacional.

"El incremente de tejido graso, particularmente en el hígado, aumenta la producción de ciertas citocinas, que son hormonas con un efecto inflamatorio que reduce la sensibilidad a la insulina", explicó el investigador.

En la actualidad, agregó el especialista, son numerosos los estudios que buscan nuevas formas de prevenir la diabetes durante el embarazo y sus efectos sobre el bebe en gestación.

"Hay estudios en curso sobre la suplementación de vitamina D durante el embarazo y sabemos que ciertos ácidos grasos libres pueden ser importantes para reducir la inflamación que afecta la sensibilidad la insulina -señaló Catalano-. Hoy el rol de los micronutrientes está siendo cada vez más importante en la madre obesa con diabetes."

De todos modos, concluyó Catalano: "Estamos todavía aprendiendo, y mientras tanto hay que seguir recomendando cosas simples: cuidar la dieta y hacer más ejercicio durante el embarazo".

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022