Los erroes más frecuentes | 25 JUN 10

Más de la mitad de los pediatras comete errores en el diagnóstico

Una reseña halló que el error más común fue confundir infecciones bacterianas y virales.

¿Infección bacteriana o viral? Según señala un estudio reciente, los pediatras aseguran que éste es el error de diagnóstico más común.

Según el estudio, entre otros diagnósticos comunes que no se hacen o que son errados se encuentran los de los efectos secundarios de los medicamentos, los trastornos psiquiátricos, la apendicitis, el asma y las infecciones en los oídos.

Los investigadores encuestaron a más de 700 pediatras y estudiantes de pediatría (residentes y becarios) y hallaron que más de la mitad informaba haber hecho un diagnóstico errado una o dos veces al mes. Eso incluyó a cerca de 77 por ciento de los estudiantes de pediatría.

Cerca de la mitad dijo que una o dos veces al año, esos diagnósticos errados eran los suficientemente significativos para hacer daño.

Los investigadores no preguntaron por la extensión del daño, sin embargo, y señalaron que no tenían suficiente información para determinar su gravedad. De todos modos, investigaciones anteriores citadas en el estudio mostraron que 32 por ciento de las demandas por negligencia en pediatría se deben a errores en el diagnóstico.

"Estas son percepciones y hace falta mucha investigación para delinear realmente la frecuencia con la que esto sucede", señaló la Dra. Geeta Singhal, profesora asistente de pediatría del Colegio de Medicina Baylor de Houston. La investigación aparece publicada en la edición de julio de Pediatrics.

La encuesta se llevó a cabo entre pediatras de tres centros de Cincinnati y Houston. Los errores de diagnóstico incluyen los retrasos, las equivocaciones o los desaciertos.

Con frecuencia, los pediatras citaron como causa de los errores no haber recogido información por medio de la historia médica, exámenes o revisión de las tablas. Entre otras causas de diagnósticos errados se encuentran el hecho de que los padres no busquen cuidado para sus hijos de manera oportuna, no dar seguimiento a pruebas de laboratorio anormales y el incumplimiento de los padres de las recomendaciones de seguimiento.

Según los médicos, un seguimiento más detenido de los pacientes, un mejor trabajo en equipo de los profesionales que los atienden y pasar más tiempo con los pacientes en las citas ayudarían a reducir los errores. Según los pediatras, mejorar el acceso a la información por medio de registros electrónicos de salud y herramientas de apoyo para la toma de decisiones de diagnóstico también evitarían algunos errores.

Debido a que los pediatras no siempre tienen la razón, señaló Singhal, se debe instar a los padres que no están seguros del diagnóstico a pedir más información o a buscar una segunda opinión.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022