Difícil diagnóstico | 02 AGO 10

Deficiencia de vitamina B 12

La deficiencia de vitamina B 12 provoca trastornos neurológicos y puede ser causada por enfermedades del tubo digestivo, alcoholismo crónico y ciertos medicamentos. Las alteraciones del hemograma son anemia macrocítica e hipersegmentación de los neutrófilos.
Autor/a: Dr. Ben Hudson British Medical Journal, 2010;340:c2305

Se efectuaron estudios a un hombre de 85 años antes de su operación de reemplazo de rodilla. Su hemograma fue normal, salvo por la hemoglobina, que fue de 95 g/l y el volumen corpuscular medio de 105 fentolitros. El paciente no bebía alcohol. Nuevas pruebas mostraron cifras bajas de vitamina B 12: 90 pmol/l (valores de referencia 160-800 pmol/l). Los folatos, la ferritina, la tirotrofina y el hepatograma fueron normales. No tenía otros antecedentes médicos o quirúrgicos y consumía una alimentación balanceada que incluía carne.

La vitamina B12 se encuentra sólo en alimentos de origen animal. La vitamina B 12 alimentaria es liberada de las proteínas de la alimentación por la pepsina en el medio gástrico ácido y se une a la haptocorrina, una proteína segregada en la saliva. En el intestino delgado, la haptocorrina es degradada por las enzimas pancreáticas. La vitamina B 12 es liberada y se une con el factor intrínseco, segregado por las células de la pared gástrica. Este complejo se une a receptores del ileon terminal y se absorbe activamente. Una pequeña fracción (1-2%) de la ingesta de vitamina B 12 se absorbe pasivamente a través de toda la superficie absortiva del tubo digestivo. La ingesta diaria recomendada de vitamina B 12 es pequeña (2 μg por día) en relación con los depósitos corporales (2-5 mg).

Qué se debe investigar

Determine si hay signos clínicos de deficiencia de vitamina B 12
Los síntomas son trastornos neurológicos, tales como parestesias, ataxia y pérdida de la memoria. Puede haber úlceras orofaríngeas y glositis.

Repase la historia clínica y los medicamentos que toma el paciente para verificar las siguientes causas posibles:

• Derivación (bypass gástrico)
• Infección por H. Pylori
• Enfermedad de Crohn
• Celiaquía
• Alcoholismo crónico
• Tratamiento con inhibidores de la bomba de protones o metformina
• Alimentación vegetariana estricta
• Teniasis.

Si los antecedentes lo sugieren, examine si hay ataxia, deterioro de la percepción de vibraciones, de la posición, del dolor y del sentido del tacto.

Evalúe los resultados de las pruebas sanguíneas para descartar anemia macrocítica e hipersegmentación de los neutrófilos, que indican deficiencia de. vitamina B 12. Los pacientes pueden consultar por trastornos neurológicos propios de la deficiencia de vitamina B-12, pero con alteraciones hematológicas mínimas o sin ellas. La deficiencia de hierro concomitante puede prevenir que haya macrocitosis en el paciente con deficiencia de vitamina B-12. Si sospecha deficiencia de hierro, controle la ferritina.

La mielodisplasia se puede manifestar con macrocitosis y se la debe sospechar si la macrocitosis se acompaña de otras alteraciones hematológicas, como neutropenia, monocitosis, trombocitopenia o trombocitosis. Se debe pedir un extendido y una interconsulta con hematología. El mieloma también se puede manifestar con macrocitosis y se lo debe considerar cuando el paciente sufre dolor óseo, infecciones recidivantes o hipercalcemia. Se debe solicitar una electroforesis de proteínas séricas.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022