Entrevista al Dr. Luis Hornstein | 16 MAR 10

Las "depresiones" hoy

Los pensamientos negativos, es decir la indecisión, la culpa, las ideas suicidas, la crisis de ideales o de valores y el pesimismo, también deben ser considerados factores que impulsan el encuentro médico-paciente y contribuyen al desarrollo de un diagnóstico.

Buenos Aires - La crisis, los permanentes conflictos, la incertidumbre económica, laboral, social y en definitiva emocional en la que se vive actualmente, contribuyen a la aparición de sensaciones de inestabilidad, miedo, desesperanza y angustia que, con el tiempo, pueden desembocar en el desarrollo de cuadros depresivos. No obstante, la posibilidad o no de que este trastorno psíquico tenga lugar depende también de las características propias de cada individuo.


Entrevista al Dr. Luis Hornstein:

Pro-Salud News: ¿Cuáles son las principales características que definen a las personas que padecen depresión?


Dr. Luis Hornstein:
Los principales enigmas del paciente actual están caracterizados por las oscilaciones intensas de la autoestima, la desesperanza, las alternancias en el estado de ánimo, la apatía, la hipocondría, los trastornos del sueño y del apetito, la ausencia de proyectos, la crisis de ideales y valores, las disfunciones sexuales, las adicciones y los trastornos corporales.

Todas ellas tiene que ver con el hecho de que las personas que padecen depresión tienen una visión pesimista de sí mismos y del mundo, así como también suelen estar acompañados por un marcado sentimiento de impotencia y fracaso. Por eso, por lo general sus días transcurren como una sucesión de rutinas y pesares, sin presencia ni indicios de los pequeños estallidos de alegría que puede tener una persona que no sufre este cuadro, y casi sin motivos de deleite. Así, progresivamente van mermando la energía y el interés y van creciendo los sentimientos de culpa, las dificultades de concentración, la pérdida de apetito y los pensamientos de muerte o suicidio.

Todos estos cambios van acompañados además de alteraciones en las funciones cognitivas, el lenguaje y las funciones vegetativas (como el sueño, el apetito y la actividad sexual), situación que a su vez suele afectar el desempeño social, laboral e interpersonal.

PSN: ¿De qué manera se verbalizan estas modificaciones?

Dr. L.H.:
Por lo general, el agobio se expresa a partir de la temporalidad, siendo frecuente escuchar que un paciente diga: "no tengo futuro". Por otro lado, suele haber frases relacionadas con la motivación como "no tengo fuerzas", o bien con la propia estimación: "no valgo nada".

Vale aclarar que existe un amplio rango de humores y un notable repertorio de expresiones afectivas. Esto es así porque habitualmente los pacientes con un ánimo elevado (es decir, manía) muestran expansividad, fuga de ideas, insomnio e ideas de grandiosidad; mientas que aquellos con humor deprimido y pérdida de interés empeoran su rendimiento escolar o laboral y disminuyen el grado de motivación.

PSN: ¿Cuales son, actualmente, los principales motivos de consulta?

Dr. L.H.:
Actualmente los cambios de ánimo y las manifestaciones somáticas constituyen los primeros motivos de consulta en los cuadros depresivos, aunque en términos generales podemos distinguir o agrupar tres categorías.

La primera de ellas está dada justamente por las modificaciones del estado de ánimo y la afectividad, y sus principales indicadores son la tristeza, la baja autoestima, los autorreproches, la pérdida del placer y el interés, la sensación de vacío, la apatía, la ansiedad, la tensión, la irritabilidad y las inhibiciones.

Luego nos encontramos con los cambios en el pensamiento debido a que la concentración disminuye, aparecen la indecisión, la culpa, el pesimismo, la crisis de ideales y valores y los pensamientos suicidas.

Por último aunque no menos importante, como se dijo al comienzo, otro motivo de consulta muy importante son las manifestaciones somáticas basadas en la alteración de algunas funciones (insomnio, hipersomnia, aumento o disminución del apetito, disminución del deseo sexual), la aparición de dolores corporales (cefaleas, lumbalgias, dolores articulares) y síntomas viscerales (principalmente gastrointestinales y cardiovasculares).

PSN: ¿Qué diferentes grados de gravedad existen en las depresiones?

Dr. L.H.:
La depresión puede ser leve, moderada o grave. En el primer caso, la persona enferma siente que es incapaz de hacer frente a la mayor parte de sus actividades cotidianas.

En el segundo, a esa sensación de no poder y no alcanzar, se le suman dificultades para mantener esas actividades, para concentrarse, para tomar decisiones. Los errores laborales se hacen más frecuentes y eso, al mismo tiempo, daña aún más la autoestima.

Finalmente, la depresión grave daña casi por completo el día a día de la persona, puesto que darse un baño o ir al trabajo se convierte en una tortura. En este estadío pueden aparecer no sólo las ideas de suicidio sino también las tentativas.

Igualmente, es importante aclarar que ni en el cuerpo ni en la mente, hay dos personas que padezcan lo mismo. Cada individuo es único, y por ende cada cuadro depresivo, si bien comparte con otros, en ciertos ejes también es único.

PSN: Usted habló de la relación entre los cuadros depresivos y las manifestaciones somáticas. ¿Qué tipo de patologías son las más frecuentes?

Dr. L.H.:
Lo primero que hay que mencionar es que la relación es bilateral: si bien hay cuadros depresivos que influyen en el desarrollo de determinadas patologías, también hay algunas enfermedades como por ejemplo los accidentes cerebrovasculares, las cardiopatías, el cáncer, las anemias, la enfermedad de Parkinson, los trastornos hormonales y las infecciones virósicas que pueden contribuir a que una persona padezca una enfermedad depresiva.

No obstante, las enfermedades médicas que habitualmente se asocian a la depresión son el síndrome de colon irritable, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, la insuficiencia renal y las enfermedades autoinmunes.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022