funcionamiento cognitivo | 17 SEP 13

Beneficios de la citicolina en los enfermos con demencia o con enfermedad de alzheimer

La citicolina participa en la síntesis de los fosfolípidos de la membrana celular. La administración exógena de citicolina podría ser útil en el tratamiento de los enfermos con disfunción cognitiva asociada con el envejecimiento y en las etapas precoces de la enfermedad de Alzheimer.
Autor/a: Dres. Conant R, Schauss A Fuente: SIIC Alternative Medicine Review 9(1):17-31, Mar 2004

Introducción

“La citicolina es una molécula orgánica compleja que funciona como un intermediario en la biosíntesis de los fosfolípidos de la membrana celular”. La citicolina -también conocida como citidina 5´-difosfocolina o CDP-colina- participa en el metabolismo celular; la CDP-colina consiste en ribosa, pirofosfato, citosina y colina.

La colina se metaboliza a fosfolípidos y acetilcolina y se oxida a betaína, un dador de grupos metilo. La citicolina exógena se hidroliza en el intestino delgado y se absorbe como colina y citidina. La citicolina preserva los depósitos sistémicos de colina e inhibe la degradación de los fosfolípidos de la membrana. En Estados Unidos, la citicolina se comercializa como suplemento dietario, mientras que en Japón se la utiliza como fármaco; la sal sódica de citicolina se comercializa en Europa.

Farmacocinética y metabolismo

La citicolina es hidrosoluble y tiene una biodisponibilidad superior al 90%. Los estudios en voluntarios sanos revelaron que la citicolina que se administra por vía oral se absorbe rápidamente; menos del 1% se elimina por las heces. A la hora y a las 24 horas se producen picos de concentración plasmática. La citicolina se metaboliza en la pared intestinal y en el hígado. La colina y la citidina son los metabolitos generados en el intestino; una vez absorbidos se distribuyen por todo el cuerpo y participan en diversas vías metabólicas. En el cerebro se vuelve a formar citicolina.

La citicolina se elimina principalmente por el CO2 respiratorio y por la orina. Luego del primer pico de concentración en plasma se produce una declinación rápida, seguida de un índice más lento de eliminación. Lo mismo ocurre después del segundo pico de elevación en plasma. La vida media de eliminación respiratoria y de eliminación urinaria es de 56 horas y de 71 horas, respectivamente.

Estudios en ratas demostraron que en las 6 a 8 horas después de la administración oral de citicolina, hay un aumento de los niveles plasmáticos de citidina y de colina. La administración prolongada, durante 42 a 90 días, se acompaña de un aumento de la concentración cerebral de fosfatidilcolina, fosfatidiletanolamina y fosfatidilserina, los tres fosfolípidos más importantes de las membranas de las células cerebrales. En los sujetos jóvenes y en los de más edad, la administración de una única dosis de citicolina se asocia con elevación de los niveles séricos de colina. La espectroscopia con resonancia magnética revela que en los pacientes de edad avanzada, la colina cerebral desciende después de la administración de citicolina; en los individuos jóvenes ocurre en fenómeno opuesto, posiblemente porque en los primeros, la citicolina sería captada más rápidamente por las neuronas. A su vez, en los sujetos de más edad, la citidina sería el principal factor de estimulación de la síntesis de la fosfatidilcolina. Se ha visto que en las personas de edad avanzada, la administración de citicolina durante 6 semanas se acompaña de un aumento de los fosfodiésteres cerebrales, productos del metabolismo de los fosfolípidos. La síntesis y el recambio de los fosfolípidos podrían mejorar el funcionamiento cognitivo en el contexto del envejecimiento.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021