En la infancia | 27 OCT 09

¿Cómo se relacionan la falta de sueño y la obesidad?

Compensar la falta de sueño durante los feriados reduce el riesgo de obesidad. Los científicos advierten que la mejor medida es llevar una pauta de sueño constante.

CRISTINA G. LUCIO

Por culpa de apretadas agendas de actividades extraescolares, grandes listas de deberes y hábitos poco recomendables -como ver demasiada televisión-, muchos niños no duermen las horas que necesitan.

Esta falta de sueño entre los más pequeños se ha asociado en numerosas ocasiones con un aumento del riesgo de obesidad, entre otros trastornos. Sin embargo, a juzgar por los resultados de un nuevo estudio, no todos los que, de lunes a viernes, descansan menos de lo que deberían tienen las mismas posibilidades de sufrir sobrepeso. Quienes compensan esa carencia durante los fines de semana y vacaciones pueden reducir, al menos en parte, ese riesgo.

"La disminución de la duración del sueño se ha convertido en un distintivo de la sociedad moderna. La gente duerme entre una y dos horas menos que hace una década", explican los autores de esta investigación, cuyo trabajo se publica en las páginas de la revista 'Pediatrics'.

"Este fenómeno también se observa en niños, adolescentes y jóvenes", añaden estos investigadores -miembros de la Universidad China de Hong Kong-, quienes, preocupados por los trastornos asociados a un descanso pobre, analizaron el caso de 5.159 niños cuya edad media era de 9 años.

La investigación

A través de cuestionarios dirigidos a los padres, estos expertos estudiaron los hábitos de sueño de los pequeños y obtuvieron información básica sobre su estado de salud y el tiempo que pasaban jugando al ordenador y haciendo ejercicio físico, entre otras actividades.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021