Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias | 05 AGO 09

Aumentan casos de alergias respiratorias

Los contaminantes ambientales y el calentamiento global juegan un papel fundamental en su aparición, alertan expertos.
Autor/a: Leonardo Huerta Mendoza El Universal México

Las enfermedades respiratorias de origen alérgico, entre las cuales el asma y la rinitis son las más frecuentes, se han convertido en un problema de salud pública mundial (de 15% a 30% de la población es susceptible a ellas).

“En la atmósfera de la ciudad de México hay mucho polen. Como estamos rodeados de árboles y plantas, los pólenes son los principales alérgenos causantes de enfermedades respiratorias alérgicas como el asma y la rinitis”, dice Luis Manuel Terán Juárez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México y Jefe de Investigación de Inmunogenética y Alergia del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

En los últimos años se ha observado un incremento de este tipo de enfermedades en todo el país; de hecho, el asma se encuentra entre las principales causas de hospitalización por urgencia de niños y adolescentes.

“La mayoría de los pacientes con una enfermedad de origen alérgico son atópicos, lo que significa que tienen una franca tendencia hereditaria a desarrollar reacciones alérgicas (asma, dermatitis atópica, rinitis alérgica), debido a que en su organismo se produce un anticuerpo específico (llamado inmunoglobolina E) contra alérgenos comunes”, informa Terán Juárez.

Cabe decir que la aparición del asma está condicionada tanto por una predisposición hereditaria a ella (atopia), como por algunos factores desencadenantes que se hallan en el medio ambiente (alérgenos, contaminación, etcétera).

Terán Juárez y su equipo de colaboradores trabajan actualmente en dos proyectos de investigación. El primero tiene que ver con el asma bronquial de origen alérgico (desencadenada por alérgenos intramuros o extramuros, es decir, que están dentro de casa o fuera de ella); y el segundo, con virus respiratorios, los cuales constituyen un factor muy importante en la aparición y agudización de las enfermedades respiratorias alérgicas.

“Hemos establecido métodos muy precisos para diagnosticar los virus asociados a ese tipo de enfermedades”, apunta el investigador.

Amenaza al sistema inmune

En nuestros hogares y otros sitios, los seres humanos estamos expuestos cotidianamente a toxinas y contaminantes ambientales, así como a virus, bacterias, hongos y diminutos artrópodos conocidos como ácaros.

Para protegernos de estos posibles peligros, contamos con nuestro sistema inmune, el cual, sin embargo, reacciona a veces de manera excesiva contra ciertas sustancias denominadas alérgenos, pues las considera una amenaza.

El contacto repetido de un individuo atópico con alérgenos hace que éstos se depositen en la superficie respiratoria, donde interaccionan con la ya mencionada inmunoglobulina E.

Esta interacción finalmente desencadena los síntomas alérgicos en las personas, como son estornudos, comezón, lagrimeo y escurrimiento nasal. A esta reacción excesiva de nuestro sistema inmune se le conoce como alergia.

Los antígenos causantes de las enfermedades respiratorias alérgicas reciben el nombre de aeroalérgenos porque están suspendidos en el aire que respiramos. Los más comunes son los granos de polen, las proteínas de ácaros y cucarachas, las partículas de plumas de aves y de piel de gatos, perros y caballos, y las esporas de hongos.

“El polen puede causar una enfermedad respiratoria alérgica, y en México es un potente alérgeno contra el que reaccionan muchos pacientes”, sostiene el profesor universitario.

Pólenes

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022