Epiplón y Cirugía | 30 NOV 09

El epiplón: aspectos anatómicos, metabólicos y quirúrgicos

Este artículo revisa las aplicaciones quirúrgicas existentes y potenciales del epiplón mayor.
Autor/a: Dres. Collins D, Hogan AM, O’Shea D, Winter DC J Gastrointest Surg 2009; 13: 1138-1146

Introducción

El epiplón es conocido como el “policía del abdomen”, un agente protector que se mueve alrededor de la cavidad peritoneal hacia las áreas donde “se está fraguando el delito” [1]. Una vez considerado como sólo una gran cantidad de grasa redundante cubriendo los intestinos, las actitudes de los cirujanos en relación con el epiplón han cambiado. Ha sido reconocido como un órgano por derecho propio, con muchas y diversas funciones, que van desde su habilidad para atenuar la diseminación de la sepsis en la peritonitis, hasta su actuación como una fuente de factores angiogénicos y hemostáticos involucrados en la reparación y curación tisular. El epiplón ha sido identificado como una fuente de células madre adultas, lo que puede tener perspectivas futuras en los campos de la ingeniería tisular y de la síntesis de injertos vasculares. Sus propiedades regenerativas han sido explotadas en virtualmente todos los campos de la cirugía, desde la reconstrucción de heridas complejas hasta la protección de anastomosis gastrointestinales.

Anatomía y embriología

El reconocimiento del epiplón data desde los tiempos egipcios y fue llamado el “gran epiplón” por Aristóteles [2]. Se origina embriológicamente del mesogastrio dorsal y está dividido anatómicamente en el epiplón mayor y menor. El epiplón mayor es una doble hoja de peritoneo que desciende desde la curvatura mayor del estómago, recubre el intestino delgado y luego se dobla sobre si mismo para fusionarse con el peritoneo de la cara anterior del colon transverso. El epiplón menor se extiende entre el hígado y la curvatura menor del estómago formando el límite anterior de la bursa omentalis (Fig. 1). El aporte sanguíneo al epiplón proviene de las arterias epiploicas derecha, izquierda y media, que se originan de las arterias gastroepiploicas derecha e izquierda. La arteria epiploica derecha, más grande, irriga la superficie anterior, mientras que la arteria epiploica izquierda, más pequeña, abastece a la cara posterior [3].

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021