Cáncer de tiroides y cirugía | 09 NOV 09

Cirugía del carcinoma papilar de tiroides

Técnica operatoria de la disección radical modificada del cuello en el carcinoma papilar de tiroides.
Autor/a: Dres. Porterfield JR, Factor DA, Grant CS Arch Surg 2009; 144(6): 567-574

Introducción

El carcinoma papilar de tiroides (CPT) es el tumor maligno endócrino más común y representa aproximadamente el 75% de todos los nuevos casos de cáncer tiroideo diagnosticados cada año en los Estados Unidos [1]. La extensión de la tiroidectomía y de la linfadenectomía ha estado rodeada de controversia desde su primer tratamiento a finales de la década de 1950 por Beahrs y Woolner [2] y Frazell y Foote [3]. En efecto, el tema de la linfadenectomía ha resurgido como una cuestión importante y altamente disputada en el nuevo milenio. Las metástasis microscópicas en los ganglios linfáticos regionales (MGL) han sido demostradas en tanto como el 80% de los pacientes con CPT [4], pero sólo cerca del 35% de esos pacientes tiene evidencia clínica de metástasis ganglionar al momento del procedimiento quirúrgico inicial [5]. Mientras esos ganglios metastáticos no presagian necesariamente un peor pronóstico al momento de la presentación [6], la resección puede minimizar la recurrencia de las MGL y de las reoperaciones [7,8].

Existe un consenso ampliamente diseminado entre las sociedades especializadas y expertos reconocidos internacionalmente en carcinoma tiroideo, de que la cirugía es el mejor tratamiento para la MGL cervicales [5,9-11]. Las normas actuales de la American Thyroid Association [10] para el manejo del CPT incluye las siguientes recomendaciones: “(R21) Se recomienda la ecografía preoperatoria de cuello para el lóbulo contralateral y los ganglios linfáticos cervicales (central y bilateral) para todos los pacientes sometidos a tiroidectomía por hallazgos citológicos malignos en la biopsia”. Además, en relación con los ganglios linfáticos del compartimiento lateral del cuello, la guía establece: “(R27) Para aquellos pacientes en quienes la enfermedad ganglionar es evidente clínicamente, en la ecografía preoperatoria, o al momento de la cirugía, la resección quirúrgica puede reducir el riesgo de recidiva y posiblemente la mortalidad. (R28) La disección de los ganglios linfáticos del compartimiento lateral del cuello debería ser realizada en los pacientes con linfadenopatía metastática cervical comprobada por biopsia, detectada clínicamente o por imágenes”. Tanto la American Association of Clinical Endocrinologists como la American Association of Endocrine Surgeons concuerdan en que es apropiado resecar todos los ganglios linfáticos agrandados. tanto del compartimiento central como del compartimiento lateral del cuello.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021