| 12 OCT 09

Caracteristicas y severidad de la erupcion en el herpes zoster oftalmico

Correlacion con los resultados visuales, complicaciones oculares y neuralgia post-herpetica.
Autor/a: Dres. Suneetha Nithyanandam, Supriya Dabir, John Stephen, Mary Joseph. International Journal of Dermatology 2009, 48, 484–487

Desarrollo:

El herpes zóster oftálmico (HZO) es ocasionado por la reactivación, replicación, y diseminación de la infección por el virus de la varicela latente centrífugamente a lo largo del nervio trigeminal, desde el ganglio trigeminal donde permanece latente luego de la infección primaria por varicela. Se caracteriza por una erupción vesicular patognomónica en la distribución de la división oftálmica del nervio trigeminal.  En una pequeña proporción de pacientes, no obstante, la erupción puede estar ausente (herpes oftálmico sin herpes).

La erupción puede ser de severidad variable, y una mayor severidad es un factor de riesgo para el desarrollo de neuralgia postherpética (PNH).

No obstante, la relación entre la severidad de la erupción, complicaciones oculares, y resultados visuales no se ha establecido adecuadamente.

De todas las complicaciones posibles de herpes zóster, la PHN es la más común.  Las complicaciones con pérdida de visión son otras complicaciones importantes.  La mayoría de los pacientes con HZO consultan a un dermatólogo con la presencia característica de la erupción.  La identificación de la erupción característica que predice el compromiso ocular que predice compromiso ocular ayudará al médico a hacer la interconsulta oftalmológica apropiada.

En éste estudio prospectivo longitudinal, no comparativo, se estudió la correlación entre la severidad y distribución de la erupción y la ocurrencia de complicaciones oculares y la pérdida de visión.

Se incluyeron en el estudio pacientes con HZO con 72 horas desde el inicio de la erupción cutánea, desde junio del 2003 a diciembre del 2006.  El diagnóstico de HZO se basó en la erupción típica comprometiendo la distribución del dermatoma de la división oftálmica del nervio trigémino.  La erupción de clasificaba según el número de lesiones como leve (menos de 25 lesiones), moderada (25-30 lesiones) y severa (más de 50 lesiones).  Se clasificaba como enfermedad severa a la erupción diseminada, compromiso de múltiples dermatomas, compromiso de dermatomas adyacentes, erupción hemorrágica y edema severo de la piel involucrada.

La evaluación oftálmica incluía la mejor agudeza visual corregida (BCVA), sensibilidad corneal, exámen con lámpara de hendidura, fundoscopía, y test de motilidad ocular.

La neuralgia postherpética se defenía como dolor herpético persistente 1 mes después de la resolución de la erupción.  Todos los pacientes recibieron acliclovir oral 800 mg 5 veces por día durante 7-10 días, junto con aciclovir en ungüento tópico al 3% 5 veces por día durante 21 días.  Los esteroides tópicos se utilizaron para tratar queratitis estromal y uveitis.

Se utilizaban drogas antiglaucoma cuando se detectaba elevación de la presión intraocular. Se administraron esteroides sistémicos para erupciones muy severas en 5 pacientes y uveitis severa en 2 pacientes.

Se incluyeron en el estudio 56 pacientes con HZO.  Se excluyeron 6 pacientes del análisis por no presentar compliance con los antivirales (2) e inadecuado seguimiento (4).  De los 50 pacientes incluídos en el análisis, 28 eran hombres y 22 mujeres, con un rango de edad de 6-75 años.  Catorce pacientes (28%) presentaron erupción severa, 21 (42%) erupción moderada, y 15 (30%) erupción leve.  Ocurrió compromiso ocular en 38 de 50 pacientes (76%); de ellos, 9 (23.7%) presentaron compromiso ocular leve y 29 (76.3%) tenían compromiso ocular severo.

Relación entre el compromiso de varias ramas del nervio oftálmico y la ocurrencia de complicaciones oculares, resultados visuales, y neuralgia postherpética.

El compromiso de las 3 ramas del nervio oftálmico se observó en 17 pacientes.  El compromiso del nervio frontal aislado se observó en 14 pacientes, el compromiso aislado del nervio nasociliar en 1, y el compromiso del nervio lacrimal en 2.  El compromiso aislado del nervio frontal se observó más comúnmente en mujeres, y estaba asociado con un compromiso ocular reducido y mejores resultados visuales.

El compromiso del nervio nasociliar (indicado por la presencia del signo de Hutchinson) y el compromiso del nervio lacrimal fueron buenos predictores de la ocurrencia de complicaciones visuales con pobres resultados visuales (tabla 1).

Tabla 1.  Relación entre el compromiso de varias ramas del nervio oftálmico y la ocurrencia de complicaciones oculares y resultados visuales.

Compromiso del nervio Estadística P
Compromiso del nervio frontal aislado . .
Algún compromiso ocular FET 0.002
Compromiso ocular severo FET 0.001
Resultado visual Z=3.14 0.001
Compromiso del nercio nasociliar . .
Algún compromiso ocular FET Menor a 0.001
Compromiso ocular severo x2=14.56 0.001
Resultado visual z=3.1 0.002
Comprimiso del nervio lagrimal . .
Algún compromiso ocular x2=4.61 0.03
Compromiso ocular severo x2=8.1 0.02
Resultado visual z=2.52 0.01

FET: test exacto de Fisher; z, test estadístico de Mann-Whitney.

Relación entre la severidad de la erupción y la ocurrencia de complicaciones oculares, resultados visuales y neuralgia postherpética (tabla 2).

La erupción severa estaba asociada con el riesgo incrementado de compromiso ocular.  Cuando se comparaba el grado de compromiso ocular con la erupción, era más probable encontrar compromiso ocular severo cuando los pacientes presentaban erupción severa.  Se observó una asociación estadísticamente significativa entre uveitis y agudeza visual reducida con el incremento de la severidad de la erupción.

Los hombres mostraron una asociación estadísticamente significativa con el incremento de la erupción cutánea.  El incremento de la edad no mostró asociación.  Ocho pacientes presentaron erupción multidermatomal, y uno erupción diseminada también.  Aunque la positividad para HIV no mostró una asociación estadísticamente significativa con mayor severidad de erupción, el compromiso de dermatomas adyacentes (nervios maxilares y mandibulares) era más probable que ocurriera en pacientes HIV positivos (cinco de seis) que en pacientes inmunocompetentes (uno de seis).

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022