Cáncer de cabeza y cuello | 24 MAY 10

Tratamiento multimodal del cáncer de cabeza y cuello

El tratamiento multimodal del cáncer de cabeza y cuello se ha asociado con mejoras en el control locorregional y preservación del órgano, pero a costa de significativa toxicidad aguda y crónica.
Autor/a: Dr. Lango MN Surg Clin North Am 2009; 89(1):

Introducción

El cáncer de cabeza y cuello es una neoplasia maligna relativamente infrecuente, comprendiendo el 2%-3% de todos los cánceres diagnosticados en los Estados Unidos. En el año 2008 se diagnosticó un estimado de  47.560 pacientes con cánceres de cabeza y cuello y un estimado de 11.260 fallecieron por la enfermedad. Afortunadamente, la incidencia de los cánceres relacionados con el hábito de fumar parece estar declinando en América del Norte y en Europa occidental, posiblemente relacionado con la disminución del consumo de tabaco es esas áreas.

Epidemiología

El hábito de fumar aumenta el riesgo de carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello 10 veces, de una manera dosis-dependiente. La asociación con fumar es la mayor para el cáncer laríngeo, mientras que el sinergismo entre el tabaco y el abuso de alcohol está fuertemente relacionado con el desarrollo del cáncer hipofaríngeo. Históricamente, el hábito de fumar ha estado asociado en el desarrollo del 80% al 90% de los carcinomas de células escamosas de cabeza y cuello. La incidencia ajustada por edad del cáncer de cabeza y cuello ha declinado desde mediados de la década de 1980. Sin embargo, las reducciones en la incidencia no han sido uniformes a través de todos los sitios tumorales. En contraposición con la declinación de la incidencia ajustada por edad  de los cánceres de la cavidad oral, laringe e hipofaringe, se ha hallado una incidencia aumentada en un 2% del cáncer de la base de la lengua y del 4% en el cáncer de la amígdala [1]. Además, esos cánceres son ahora diagnosticados más frecuentemente en pacientes menores e 45 años de edad sin los factores usuales de riesgo. Aunque la causa es desconocida, existe evidencia cada vez mayor de que el virus papiloma humano (HPV de human papilloma virus) es un agente etiológico responsable. La incidencia de cáncer orofaríngeo relacionado con el HPV ha aumentado dramáticamente en los últimos 30 años. La mejora observada en los resultados clínicos para los pacientes con cánceres orofaríngeos en este período ha sido atribuida a una biología tumoral favorable de la neoplasia maligna orofaríngea relacionada con el HPV [1,2].

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021