Día Mundial del Asma | 05 MAY 09

Bajó 50% la mortalidad por asma en una década

De 1500 defunciones registradas en los 90, hoy se producen 700; aun así, el 90% de éstas podrían evitarse.

En los últimos diez años, la mortalidad por asma disminuyó a algo más de la mitad. Pero ésa no es una buena noticia completa, ya que los expertos sostienen que todavía la cifra de decesos es muy alta.

"Hoy, en el país, mueren anualmente 700 personas por asma, a diferencia de las 1500 que morían en los noventa. Y si disminuyeran el subdiagnóstico y el subtratamiento, la mortalidad podría reducirse aún más, al 10 por ciento", precisó el doctor Eduardo Giugno, titular de la carrera de Especialista en Neumonología de la Facultad de Medicina de la UBA y director ejecutivo del Hospital del Tórax Doctor Antonio Cetrángolo, de Vicente López.

Las cifras surgen de una comparación histórica de los registros de defunción, aunque debería tenerse en cuenta que no siempre se precisa la causa que produce el paro cardiorrespiratorio que provoca el deceso. "Si tuviéramos un programa nacional de asma, como en Chile, mejoraría el diagnóstico de la enfermedad y de su gravedad, garantizaría el acceso gratuito a la medicación, permitiría informar mejor a la población para detectar los síntomas de esta enfermedad y educar a los pacientes para que aprendan a tomar los medicamentos y sepan cómo actuar a tiempo", agregó Giugno.

El asma es una inflamación crónica que afecta el sistema respiratorio y produce síntomas como tos, respiración sibilante, falta de aire, agitación o sensación de opresión en el pecho, entre otros. Tiene un origen mixto, ya que en su aparición interactúan los genes -hay 80 identificados, contra 1 que produce la enfermedad pulmonar obstructiva crónica-, la contaminación ambiental y el medio social, que determinará la exposición a los "disparadores" de las crisis asmáticas, como la humedad, el humo de tabaco, los ácaros del polvo o ciertos alimentos y aditivos, entre otros.

Según los expertos consultados, aún se desconoce si los medicamentos disponibles controlan los síntomas porque detienen el proceso inflamatorio en las vías respiratorias. "La inflamación está, aunque la persona no sienta o subestime los síntomas, una actitud que es frecuente", afirmó el doctor Miguel Bergna, jefe de consultorios extermos del hospital Cetrángolo y miembro de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR).

Es que no siempre los pacientes cumplen con las indicaciones médicas. De hecho, comentaron los especialistas, entre el 10 y el 15% de los asmáticos siguen fumando, cuando está totalmente desaconsejado hacerlo, o muchos padres le piden al médico un certificado para que su hijo asmático no haga gimnasia en la escuela.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022