Técnica quirúrgica | 25 OCT 11

Histerectomía laparoscópica vs. vaginal en patologías benignas del útero

La histerectomía laparoscópica ofrece ventajas que hacen cuestionar a la vía vaginal como técnica de referencia
Autor/a: Dres. Candían M, Izzo S, Bulfoni A. American Journal of Obstetrics & Gynecology 2009; 200:368.e1-368.e7.

Introducción

Después de la cesárea, la histerectomía es la segunda operación ginecológica más frecuente. En Estados Unidos se calcula que casi el 30-40% de las mujeres < 65 años de edad fueron sometidas a una histerectomía y esta incidencia es relativamente similar a la de los países de Europa.

En los últimos años aumentó la tendencia a realizar la histerectomía laparoscópica (HL). Si bien ya se publicaron varios estudios comparando la histerectomía vaginal (HV) con la HL, existe debate sobre la elección del método en patologías benignas.

En este estudio los autores comparan ambos procedimientos y la evolución postoperatoria.

Métodos

Desde abril 2004 hasta abril 2006, se realizó en el Department of Gynecology and Obstetrics at San Paolo Hospital, University School of Medicine (Milán, Italia), un estudio comparando la HV con la HL. Los criterios de exclusión fueron:

  • Volumen uterino > 300 ml según la ecografía preoperatoria.
  • Cirugía previa.
  • Inflamación de la pelvis.
  • Endometriosis.
  • Sospecha de tumor maligno.
  • Quiste de ovario > 4 cm.
  • Prolapso vaginal mayor de primer grado.

Ambos procedimientos fueron realizados por cirujanos de experiencia en las respectivas técnicas. La HV se realizó siguiendo la técnica de Heaney. La HL fue siempre total (clasificación IV E de la American Association of Gynecologic Laparoscopists [AAGL]).Según la AAGL, la histerectomía tipo IV corresponde al desprendimiento total del ligamento utero-sacro cardinal y la letra “E” significa la extirpación total del útero, el cierre por vía laparoscópica del cuello uterino y su suspensión a los ligamentos uterosacros. Para este tipo de histerctomía los autores usaron el manipulador de Clermont-Ferrand.

Pare evaluar el dolor postoperatorio se utilizó la puntuación de la escala visual analógica (VAS) durante los 3 primeros días del postoperatorio y el número de comprimidos analgésicos utilizados.

Se administró profilaxis antibiótica a todos los pacientes al inicio de la cirugía y 12 horas después. Se realizaron seguimientos con estudio ecográfico los meses 1, 6 y 12 y se evaluaron varios parámetros de bienestar en los pacientes.

El criterio de valoración principal fue la estadía hospitalaria. Las pacientes eran dadas de alta una vez recuperada la motilidad vesical e intestinal, no tenían fiebre y estaban confortables.

Los criterios de valoración secundarios fueron el dolor según la escala VAS, la necesidad de analgésicos y el volumen de hemorragia.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022