Recomendaciones | 26 NOV 08

Claves para dormir en las noches de calor agobiante

Las altas temperaturas durante la noche impiden el correcto descanso, y complican el día siguiente. Un especialista explicó a Infobae.com qué hacer para que el sueño sea placentero.
Fuente: Infobae 

En lo que ya se confirmó es el mes de noviembre más caluroso en la historia de la Capital Federal, con una temperatura máxima que superó en diez grados la media mensual, los porteños sufrieron en la noche de ayer -y soportan hoy- las consecuencias.

Consultado por Infobae.com, Raúl Moreno, neurólogo, explicó que el principal problema que acarrea el calor es la alteración del reloj biológico de las personas. "Los más jóvenes postergan la hora de dormir, o se acuestan y no se duermen, mientras que en la mañana se tienen que despertar a la misma hora. Entonces, se genera un déficit en la cantidad de sueño suficiente como para que uno descanse adecuadamente", señaló.

Otro de los problemas se relaciona con la cantidad de líquido que se toma los días de calor. Se bebe más por la noche, lo que incrementa la necesidad de ir al baño. "El cuerpo necesita determinada temperatura y humedad. Entonces, la mayor hidratación interrumpe el sueño", sostuvo Moreno.

Esta alteración de los ciclos del sueño no sólo afecta el ánimo a la mañana siguiente ("aumenta la irritabilidad por la falta de descanso") sino también a las personas con problemas cardiovasculares, señaló el especialista.

Consejos para el correcto descanso

Moreno enumeró una serie de recomendaciones para sobrellevar las noches de calor de la mejor manera. Éstos son:

- Comer liviano.

- Mantener la habitación de descanso aireada, con ventilador o aire acondicionado.

- Usar ropa liviana que permita la absorción de la transpiración; evitar dormir desnudo, ya que nada sofocará el calor corporal.

- Tomar líquido suficiente durante el día y limitarlo por las noches, para evitar despertarse para ir al baño.

- Limitar la ingesta de alcohol, "como la cerveza, tan común en días sofocantes", ya que éste lleva también a despertar con ganas de ir al baño.

- Evitar la cafeína, las bebidas energizantes y ciertos medicamentos para calmar las cefaleas o dolor de cabeza, que pueden ocasionar insomnio debido a su efecto estimulante.

- También está contraindicada la medicación para dormir en los casos en los que el único trastorno que se padezca sea la falta de sueño por calor.

- Tomar una ducha fresca o ligeramente tibia.

- Dormir, en lo posible, una pequeña siesta a mitad de la jornada.

Cómo dormir mejor con recursos propios

María Cristina La Bruna es médica cardióloga, psicoterapeuta y magíster en Neurociencias y en diálogo con Infobae.com pone de relieve la génesis de este problema.

"Tenemos la ilusión de que nuestra calidad de vida ha mejorado y, si bien hay importantes avances científicos, técnicos y estamos sobresaturados de información, por otro lado se han ido perdiendo principios de vida y convivencia que son esenciales en el ser humano. Basta una mirada y escucha a nuestros adolescentes y adultos jóvenes para poder explicarnos esto. Han caído los límites, los padres, los maestros, la misma sociedad se encuentra impotente y/o indiferente para establecer pautas de vida. ¿Cuánto tiempo están los chicos viendo tevé o frente a una computadora? ¿A qué hora y en qué condiciones van los jóvenes a bailar?", se pregunta esta profesional.

Según La Bruna, que actualmente es coordinadora de Psicopatología del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires y directora del Consejo de Aspectos Psicosociales de la Sociedad Argentina de Cardiología, nuestro comportamiento como sociedad tiene mucho que ver el abrumador incremento de los problemas de sueño. En ese sentido, nos advierte sobre las señales que pueden indicar que estamos siendo víctimas de este flagelo: "La sensación de malestar, la dificultad para poner atención al trabajo, la irritabilidad, la somnolencia diurna, la tendencia a beber infusiones como el mate, el café o bebidas energizantes en forma desmedida, algún accidente laboral, de tránsito o en el hogar –entre otros- son signos de alarma".

Qué hacer frente al problema

Cuando aparecen las señales antes mencionadas, la profesional considera que es fundamental hacer una historia clínica del paciente. Esta debe abarcar aspectos médicos, psicológicos y sociales, para así poder comprender si hay alguna circunstancia que le quita el sueño a una persona en forma transitoria -como por ejemplo frente a un examen o una entrevista de trabajo- o si se trata de un trastorno con bases más profundas y que permanece en el tiempo.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023