Pacientes con exodoncia | 07 SEP 10

Bioestimulación del tejido conectivo gingival mediante la aplicación de láser de AsGa

La correlación del tratamiento mediante agentes físicos (láser) en algunas áreas de la salud tiene poco desarrollo.
Autor/a: Dra. Janet Carrillo Residente del CEOB y Dr. Juan Ramírez Catedrático del CEOB Fuente: Revista Méxicana de Odontología Clínica Año 2/ Núm 1/ 2007
INDICE:  1. Desarrollo | 2. Sugerencias de lectura
Desarrollo

La correlación del tratamiento mediante agentes físicos (láser) en algunas áreas de la salud tiene poco desarrollo; actualmente se están realizando investigaciones en varias áreas, entre ellas la estomatología, donde aún se tienen estigmas sobre el tratamiento con láser terapéutico. En el ámbito de la odontología, la electroterapia y el rayo láser son alternativas terapéuticas poco usadas como una herramienta contundente para revertir el proceso de daño tisular y promover la reparación de los tejidos.

El objetivo del presente estudio fue demostrar la interferencia del láser en el tiempo de la reparación tisular gingival posterior a extracciones dentarias en pacientes que reciben tratamiento ortodóntico en el Centro de Estudios de Ortodoncia del Bajío. La muestra constó de 120 extracciones dentarias. Se aplicó tratamiento con rayo láser a 60 sitios de extracción dentaria y se consideraron las otras 60 exodoncias como el grupo control, al cual no se aplicó ninguna medida terapéutica. Al realizar el procesamiento de los datos mediante análisis descriptivo, se obtuvo que la moda y la mediana corresponden a cinco días cada una respectivamente, al tiempo promedio de queratinización del grupo experimental. De los 60 sitios con exodoncia a los que se aplicó radiación láser, 93.3% completó el proceso de cicatrización en cinco días y 6.7% en tres días. De las 60 exodoncias que se tomaron como grupo control, 76.8% completó el proceso de cicatrización en nueve días, 21.6% en siete días y 1.6% en cinco días.

Palabras clave

Direccionalidad: se define como la capacidad para no dispersarse, tal como le ocurre a los demás haces de luz. El haz del láser es estrecho y tiene un poder de dispersión mínimo, por lo cual puede dirigirse a un punto determinado sin difundirse en el espacio circundante.15, 19

Monocromaticidad: se refiere a que el haz es de igual energía.

Coherencia: supone que sus ondas se encuentran en fase entre sí, lo que da como resultado el acoplamiento en todas las ondas luminosas procedentes de un láser.

Sumario

Por laserterapia se entiende la aplicación de un tipo especial de luz llamado láser en una zona corporal con fines terapéuticos. La laserterapia es una técnica relativamente moderna si la comparamos con otras técnicas de electroterapia.

En julio de 1960, Mainman consiguió la primera emisión de un láser a impulsos de rubí en los laboratorios de investigación de la firma Hughes, radicada en Malibú (California del Sur). Este primer láser consistía en un cristal de rubí que al ser irradiado por una lámpara de destellos de xenón, los átomos de esta gema sintética producían un rayo de luz rojo escarlata coherente, monocromático y fino como una aguja. Mainman lo llamó láser, acrónimo de Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation, es decir, amplificación de la luz por emisión estimulada de radiación. Este nombre fue tomado del acrónimo anterior máser. El máser funciona mediante los mismos principios básicos que el láser, pero emite la energía en forma de microondas, mientras que el láser lo hace en forma de ondas luminosas.

Hacia 1962, Rediker, Nathan y Hall anunciaron por separado –al trabajar en diferentes centros de investigación– el descubrimiento del láser de inyección o láser a semiconductores. Tal láser es realmente un diodo de arseniuro de galio polarizado en sentido directo; presenta propiedades peculiares en comparación con el láser de gas de no poder trabajar continuamente, sin embargo, puede emitir de una forma pulsada más rápido que éste.

Este tipo de luz no es un sistema para crear energía, sino que se encarga de transformar energía externa (eléctrica, óptica, química) en energía luminosa, se trata, por lo tanto, de un complejo de ondas electromagnéticas que presentan características precisas: direccionalidad y mococromaticidad.

Básicamente la radiación láser puede producirse por diversos métodos que constituyen el emisor:

a) Radiación de tipo sólido. La constituye el cromo en los láseres de rubí y el neodimio en los láseres YAG.
b) Radiación de tipo químico. La constituyen el flúor y el hidrógeno combinado para formar fluoruro de hidrógeno.
c) Radiación de gas. La constituyen el helio-neón, el argón, el kriptón, el xenón y el CO2.
d) Radiación de semiconductor. La constituyen el silicio y el arseniuro de galio, excitado por energía eléctrica.

La energía aportada por la radiación láser es absorbida y, como consecuencia de ello, se produce una serie de efectos primarios o directos (térmico, bioquímico, bioeléctrico, mecánico y bioenergético), efectos indirectos (locales, regionales y generales), así como los efectos terapéuticos generales.

Dadas las características de la presente investigación, incrementa la troficidad de las células, tejidos y órganos de la zona irradiada, aumento que se origina como consecuencia del incremento de la velocidad mitótica celular al verse elevada la producción de ATP mitocondrial.

El láser también aumenta los procesos de reparación a nivel tisular y orgánico, esto se debe al estímulo que ejerce sobre la capacidad de cicatrización del tejido conjuntivo y a la neoformación de vasos sanguíneos a partir de los ya existentes. Ambas causas contribuyen a reparar pérdidas de sustancia, sobre todo en úlceras de diversos orígenes, quemaduras, heridas traumáticas y operatorias.

Al aplicar el láser sobre el tejido, también hay que tener en cuenta el incremento de la velocidad de regeneración de las fibras nerviosas dañadas, el estímulo general sobre la hematopoyesis en médula, la estimulación de la reparación del tejido óseo –con la consecuente aceleración en la formación del callo óseo–, el aumento de la troficidad de la piel y la acción específica sobre los fibroblastos responsables de la formación de fibras de colágeno.

Objetivos

Demostrar la interferencia del láser en el tiempo de la reparación tisular gingival posterior a extracciones dentarias:

• Aplicar el láser en el menor tiempo posible en sitios de extracción dentaria.
• Determinar si la aplicación del láser aceleró o amplió el tiempo de reparación en el sitio de extracción dentaria.
• Establecer el tiempo promedio de reparación de sitio de extracción con aplicación del rayo láser.
• Comparar el tiempo de reparación tisular del sitio de extracción con un grupo control al que no se aplica láser.

Metodología

Se trata de un ensayo clínico de tipo comparativo, prospectivo, observacional y nominal en una población aleatoria de personas a quienes les fue indicado bajo prescripción exodoncia y que recibieron tratamiento en el Centro de Estudios de Ortodoncia del Bajío (CEOB), de Irapuato, Guanajuato. Se tomaron en cuenta los siguientes criterios: pacientes de género indistinto con indicación de exodoncia que acudieron a tratamiento de ortodoncia en el periodo comprendido de junio de 2006 a junio de 2007 y que contaran con la carta de consentimiento informado. Asimismo, otro requisito fue que se le practicaran a cada individuo por lo menos dos extracciones dentarias.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022