Prevención | 11 AGO 08

Proponen criterios para la evaluación predeportiva

Se aplican tanto a los aficionados como a los profesionales.

Por Nora Bär
De la Redacción de LA NACION

La actividad física, toneladas de literatura médica lo prueban, es una de las mejores "recetas" para gozar de una vida saludable. Pero para que dé los resultados esperados sin sorpresas, desde el señor y la señora maduros que se calzan las zapatillas esporádicamente soñando con la silueta de sus estrellas favoritas hasta los atletas que se entrenan para alcanzar el límite de su capacidad física deben someterse a una evaluación médica previa.

"Es importante no sólo para prevenir la muerte súbita" advierten los doctores Héctor Kunik y Guillermo Díaz Colodrero, presidente y vicepresidente, respectivamente, de la Asociación Metropolitana de Medicina del Deporte y miembros del Colegio Americano de Medicina del Deporte, sino también para evitar problemas musculoesqueléticos y para prever las consecuencias de otras patologías en las poblaciones de mayor edad."

Kunik y Díaz Colodrero volcaron diez años de trabajo en un libro que analiza exhaustivamente todos los aspectos de la certificación médica que debería anteceder a la actividad física.

La obra, Evaluación médica para el ejercicio y el deporte (El Guión, 2008), acaba de publicarse y reúne criterios aplicables tanto al amateur como al profesional de alta competencia. "Pensamos que había tres puntos por tener en cuenta" dice Kunik: la evaluación de la persona físicamente activa, la prevención de patologías fatales y no fatales, y el certificado de aptitud física, que es un problema para los médicos, para la persona que se evalúa y para el profesor de educación física."

Reuniones científicas, y aportes de especialistas e instituciones dieron forma a este estudio que seguramente dará lugar a controversias. "Hubo una discusión intensa acerca de cómo definíamos cada término" cuenta Kunik. Por ejemplo, qué es una persona físicamente activa y qué es un atleta. El libro incluye todas esas definiciones y hasta desestimamos algunos términos como el de «deporte recreativo», porque se puede prestar a confusión. La persona que hace deporte recreativo también compite, aunque no sea dentro de un campeonato oficial. Decir «recreativo» supone que está haciendo menos ejercicio o con menos intensidad, y eso a veces no es cierto."

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022