Aplicación práctica de la definición de Montreal | 20 AGO 08

Enfermedad por reflujo gastroesofágico

El diagnóstico de ERGE basado en los síntomas permite el tratamiento de la mayoría de los pacientes sin recurrir a estudios complementarios.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico esofágico (ERGE) puede ser diagnosticada en atención primaria guiándose solo por los síntomas del paciente sin necesidad de pruebas diagnósticas adicionales.

La definición de Montreal, recientemente publicada, ha sido confeccionada por consenso por un grupo de especialistas para ser aplicada en el primer nivel de atención. Los síntomas (ardor de estómago y regurgitación) alcanzan un umbral que los constituye en enfermedad y pueden ir acompañados por trastornos del sueño, dolor de pecho o síntomas respiratorios. La mejoría con inhibidores de la bomba de protones puede confirmar el buen resultado del tratamiento. El tratamiento de los síntomas de ERGE también puede curar la esofagitis por reflujo que pueda existir.

Cuando el dolor adquiere características similares a la del dolor de tipo coronario, se recomienda primero descartar dicha patología.

Conceptos principales

►Según la definición de Montreal, la ERGE puede ser diagnosticada basada solamente en los síntomas del paciente, sin pruebas diagnósticas adicionales.

►La respuesta al tratamiento de supresión ácida con inhibidores de la bomba de protones y antagonistas de los receptores de histamina H2 puede ser una guía del tratamiento. En el nivel individual, los hallazgos endoscópicos no se relacionan bien con la gravedad de los síntomas.

►La endoscopia está indicada en los pacientes con síntomas de ERGE de larga data (más de 5 años) y aparición frecuente, con el fin de buscar signos que hagan sospechar el esófago de Barrett (sospecha de metaplasia endotelial) lo que deberá ser confirmado mediante la histología de la biopsia tomada del esófago inferior (esófago de Barrett, con especificación del tipo de metaplasia intestinal.

►La endoscopia también está indicada en pacientes con signos de alarma: vómitos, hemorragia gastrointestinal, anemia, tumor abdominal, pérdida de peso inexplicada o disfagia progresiva.

►Cuando el paciente tiene un síndrome de dolor precordial con ardor y regurgitaciones, es conveniente primero descartar el origen cardíaco del dolor. 

La definición de Montreal de ERGE y sus síndromes constituyentes: la ERGE es una enfermedad que aparece cuando se produce el reflujo del contenido gástrico en el esófago y ocasiona síntomas molestos o complicaciones.




Descripción de un caso

Jorge es un programador de computación de 48 años que practica squash de alta competición 3 veces por semana. Consulta a su médico de atención primaria por presentar tos nocturna que lo despierta desde hace 1 año. La tos se acompaña de regurgitaciones y está frecuentemente asociada con dolor retroesternal no irradiado. En algunas ocasiones bebe agua tratando de “calmar la tos” pero con poco alivio. El trastorno del sueño que acompaña a estos síntomas lo dejan cansando y con dificultad para concentrarse en el trabajo. También sufre dolor retroesternal y regurgitación durante el día, en particular luego de las comidas principales. El paciente teme que el malestar precordial se deba a un problema cardíaco por su estrés laboral, y espera que el tratamiento le devuelva la productividad en el trabajo.

Resolución del caso

El médico de familia de Jorge lo tranquilizó respecto del dolor precordial por su poca posibilidad de ser de origen cardíaco, pudiendo continuar con su práctica de squash, 3 veces por semana, sin sentir malestar en el pecho. Se le diagnosticó ERGE sobre la base de sus síntomas, la cual fue tratada con IBP durante 1 mes; los síntomas mejoraron satisfactoriamente. El paciente duerme bien a raíz de la desaparición de la tos y ahora se ha convencido de que su dolor de pecho no se debe a un signo de coronariopatía, en especial porque no ha experimentado dolor torácico desde que ha finalizado el mes de tratamiento con IBP. También ha notado que su concentración y productividad laboral han mejorado dado que duerme mejor y se siente más descansado. Su calidad de vida ha vuelto a la normalidad.

Traducción y resumen objetivo: Dra. Marta Papponetti. Esp. Medicina Interna. Docente Aut. UBA. Editora Responsable Med. Interna de Intramed.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022