¿Sabe cómo funciona la revisión por expertos? | 24 DIC 08

¿Está pensando en publicar un artículo científico?

Revisión por expertos: un análisis exhaustivo de su historia y modalidades.
Autor/a: Dres. Benos DJ, Bashari E, Chaves JM, et al. Fuente: Comentario y resumen objetivo: Dr. Ricardo Ferreira. Adv Physiol Educ 2007 31: 145–152.

Introducción

La revisión externa por expertos (REPE) del material científico, ha sido definida como la evaluación por expertos de los trabajos de investigación científica sobre la base de la competencia, importancia y originalidad. La REPE pretende asegurar la calidad de la información científica y reducir la información errónea y confusa.

La primera colección de artículos científicos se inició en 1665 y la publicación se llamó Journal des Scavans, pero recién en 1731 la Royal Society of Edinburgh publicó Medical Essays and Observations, que fue la primera publicación con REPE. Desde entonces se dejó sentado que en última instancia, los autores eran los responsables definitivos de la calidad y veracidad de sus investigaciones.

A partir del siglo 18 hasta la actualidad hubo una evolución del sistema REPE. Sin embargo, existen dudas sobre sesgos, justicia, demora innecesaria, e ineficacia global del procedimiento. A pesar de estas limitaciones la REPE ofrece a los autores una oportunidad para calibrar la reacción ante el trabajo producido y permite la posibilidad de detectar y corregir errores o imperfecciones antes de que sea publicado definitivamente. O sea que la REPE le infunde un “valor agregado” a la publicación. Todos los aspectos de la REPE son analizados por los autores de este artículo, con el objetivo de discutir los pros y los contra así como las posibles modificaciones y alternativas para mejorar este sistema.

Evolución de la REPE

La REPE sufrió una evolución gradual y relativamente desordenada. Cada editor empleó distintos estilos de REPE. Por ejemplo algunas revista encargaban la REPE a su propio comité editorial, mientras que otras publicaciones elegían expertos de afuera. Recién a fines del siglo XX la REPE se institucionalizó en la mayoría de las revistas científicas.

Actualmente, el sistema de REPE busca un consenso de los expertos sobre los méritos de los manuscritos recibidos con el objeto de su aceptación o rechazo para su publicación. Los pilares de este proceso son los directores de las revistas y los expertos.

Responsabilidades de los directores y de los expertos

Los directores y los expertos son quienes tienen la decisión final sobre el destino de un manuscrito, los primeros conducen la gestión del manuscrito y lo derivan a los expertos que lo analizan. Los directores son quienes seleccionan a los expertos y adoptan la decisión final de la publicación del manuscrito basada sobre la opinión de los expertos, la necesidad de los lectores y la relevancia del trabajo.

Los expertos se encargan de detectar defectos técnicos y de estilo y establecen la novedad del estudio, sugiriendo las recomendaciones para su aceptación, rechazo, o corrección. Examinan los atributos técnicos, el nivel científico, la claridad de la presentación y el cumplimento de los requisitos éticos y de las guías de publicación de la revista, actividades que son laboriosas y no tienen remuneración pero otorgan prestigio.

Recorrido del manuscrito

Existen dos niveles principales de aceptación o rechazo de un manuscrito: el nivel editorial y el nivel del experto. En el primer nivel el director puede rechazar un manuscrito como inadecuado para la característica de los lectores de su revista o por otras varias razones. A este nivel estadísticamente son rechazados el 10% de los manuscritos, pero con grandes variaciones entre las distintas revistas. Si el manuscrito es aceptado por el director, este lo envía a los expertos, generalmente no más de dos por manuscrito. Los comentarios de los expertos son entregados al director quién toma la decisión de aceptar o rechazar el manuscrito. En el primer caso es muy frecuente que sea aceptado con pedido de modificaciones o de información adicional, que de ser hechas por los autores no garantizan totalmente la aceptación final del manuscrito. En las revistas de mucho prestigio el grado de rechazo final de un manuscrito puede llegar al 90%.

Análisis de los beneficios de la REPE

Para determinar la influencia de la REPE sobre la calidad de un manuscrito, se intentó hacer un análisis cuantitativo sobre los manuscritos enviados al Annals of Internal Medicine comparando línea por línea los artículos publicados con sus versiones originales. Los principales cambios se produjeron en 5 aspectos:

  • Exceso de información.
  • Información escasa.
  • Información inexacta o imprecisa.
  • Información fuera de lugar.
  • Problemas estructurales.

Otro estudio sobre los manuscritos enviados a la misma revista consistió en un cuestionario de 34 ítems en el cual participaron 44 médicos y epidemiólogos. En el 97% de los ítems del cuestionario se observó mejoría desde la presentación original hasta la publicación del artículo luego de haber pasado por la REPE. Hubo 4 ítems donde se observaron las mayores mejorías:

  • Discusión de las limitaciones.
  • Agradecimientos y justificación de las generalizaciones.
  • Énfasis o tono de las conclusiones.
  • Uso de intervalos de confianza.

Más allá de la opinión de los expertos y de los lectores, la mayoría de los autores admitieron que sus manuscritos se jerarquizaron después de la REPE.

Análisis de las imperfecciones de la REPE

Las críticas dirigidas a la REPE incluyen:

  • Influencia por ciertos autores.
  • Incapacidad para detectar defectos importantes.
  • Retrasos en la publicación.
  • Incapacidad para poner al descubierto actos de corrupción y comportamiento científico incorrecto.

El último aspecto fue el que más afectó el valor de la REPE, especialmente a lo que concierne a conflictos de interés y derechos de propiedad intelectual.

REPE y sesgos

El sesgo se puede definir como un prejuicio sistemático que previene la interpretación correcta y objetiva de los estudios científicos. Los sesgos más frecuentes incluyen el status, el sexo y las actitudes del investigador. Hay una mayor tendencia a aceptar manuscritos provenientes de investigadores o de instituciones prestigiadas. En lo que se refiere al sexo, las expertas mujeres tienden a favorecer más a las de su género. Respecto de las actitudes del investigador, las diferencias ideológicas pueden afectar negativamente, así como las ideas muy novedosas o no convencionales, que en más de una oportunidad influenciaron negativamente al experto y retrasaron el avance de la ciencia.

El conflicto de interés se produce cuando los participantes del manuscrito tienen intereses personales que pueden influenciar en forma inadecuada su juicio. El conflicto de interés se produce por diversos tipos de relaciones tales como consideraciones financieras y personales, pasiones intelectuales y competencia académica, siendo las financieras las más frecuentes. Tanto los autores, como los expertos y los directores pueden ser menos críticos ante un manuscrito en el cual alguno de ellos posee un interés. Asimismo, las compañías tratan de bloquear publicaciones que afectan negativamente a sus productos. También es un conflicto de interés la relación favorable o desfavorable del experto con alguno de los autores. Un experto, por ejemplo, puede demorar la aceptación de un manuscrito porque está elaborando otro de la misma idea y no quiere que se publique después de aquél.

Debido a la naturaleza secreta del sistema de donde la identidad de los expertos permanece oculta a los autores, es difícil detectar este tipo de conflictos de interés.

Fraude

Una de las principales limitaciones del sistema de REPE es su incapacidad para detectar el fraude. Un manuscrito puede estar muy bien presentado en su metodología y aunque haya datos o información falsa el experto puede no detectarla. Tal es el caso del biólogo coreano Wook Suk Hwang quién manifestó que había creado 11 líneas humanas de células madre. En este caso, el fraude estuvo tan bien elaborado que no se puede culpar al experto por no haberlo detectado.

En 1998 se llevó a cabo un experimento para determinar la capacidad de los expertos en detectar fraudes. Se envió un manuscrito con 8 fraudes o debilidades científicas introducidas intencionalmente a 200 expertos que en promedio detectaron solamente dos fraudes. Las dos principales causas que impiden detectar un fraude son limitaciones en el tiempo del experto y el agotamiento mental.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022