Hiperhidrosis | 08 ENE 08

Usan Toxina botulínica para reducir la sudoración excesiva

La hiperhidrosis puede convertirse en un serio problema para las personas que la padecen, inclusive en su vida laboral.
Fuente: El Universal; Mx 

Martha Oliva Hernández

La belleza debe ir acompañada de una buena higiene; sin embargo, el exceso de transpiración puede convertirse en un problema para algunas personas. Esta sudoración excesiva puede presentarse en axilas, palmas de las manos, plantas de los pies y en la frente.

 A esta condición médica se le llama hiperhidrosis y quienes la padecen ven sus vidas afectadas, sufren vergüenza, rechazo y en ocasiones se sienten humillados.  

En casos graves, la piel puede estar macerada, fisurada y descamada, además de presentar bromhidrosis, proceso en el que la dermis desprende un olor fétido debido a la descomposición de los desechos celulares y del sudor por bacterias y levaduras.  

Aunque las causas son desconocidas, hay factores influyen en su aparición como una excesiva actividad del sistema nervioso simpático o ppor problemas sicogénicos.  

La hiperhidrosis axilar es una de las que presentan mayores complicaciones, pues provoca problemas serios de humedad y la aparición de manchas incómodas en la ropa.
Algunas personas tienen que tomar baños frecuentes o cambiar su ropa constantemente; también pueden presentar olores desagradables, lo que agrava la situación.  

La hiperhidrosis plantar: genera pies mojados y un olor severo, especialmente si se usan zapatos cerrados o de plástico, propicia el pie de atleta y merma la economía del apciente porque el calzado se deteriora rápidamente. 

La hiperhidrosis palmar: puede ocasionar un aislamiento social y en casos extremos que la persona tenga que cambiar de profesión como en el caso de los arquitectos, personas que elaboran alimentos, entre otros.  

Las consecuencias médicas son dermatitis, infecciones por hongos o por bacterias. 
 

¿Cómo combatirla?  

Existen diversas opciones terapéuticas como los antitranspirantes de alcohol y aluminio, los cuales son de corta acción. Las soluciones astringentes que pueden causar daño directo a las glándulas y al epitelio de la zona afectada; o bien, los agentes de aplicación sistémica que pueden ser ingeridos sin querer.  

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022