Pronóstico | 20 FEB 08

Indice de masa corporal y mortalidad

El IMC no es un parámetro totalmente confiable.
Autor/a: Dres. Romero-Corral A, Montori V, Lopez-Jimenez F y colaboradores Fuente: SIIC Lancet 368(9536):666-678, Ago 2006

Introducción

La obesidad representa un factor principal de riesgo cardiovascular; se estima que aproximadamente las dos terceras partes de los pacientes que han tenido un infarto de miocardio tienen índice de masa corporal (IMC) superior al normal. La obesidad reduce la sensibilidad a la insulina, incrementa el recambio de ácidos grasos libres, aumenta el tono basal simpático e induce un estado de hipercoagulabilidad y de inflamación que contribuyen en la aparición y progresión de la enfermedad cardiovascular. Asimismo, la obesidad se asocia con mayor riesgo de diabetes, dislipidemia, hipertensión y apnea obstructiva del sueño.

Aunque, sin duda, la obesidad es un factor de riesgo cardiovascular, todavía no se conoce con exactitud el efecto de la obesidad sobre la mortalidad global, la mortalidad cardiovascular y la frecuencia de infarto y de revascularización en pacientes con enfermedad coronaria establecida. El objetivo de esta revisión sistemática fue estimar con mayor precisión el efecto del IMC y de otras mediciones de obesidad en la evolución de pacientes con enfermedad cardiovascular.

Métodos

Se realizó una búsqueda bibliográfica en MEDLINE, entre 1966 y 2005. Se incluyeron trabajos realizados en sujetos con enfermedad coronaria establecida: antecedente de intervención coronaria percutánea,  revascularización con injerto (CABG [coronary artery bypass graft]) o infarto; en cambio, no se consideraron aquellos estudios en los cuales el diagnóstico de enfermedad coronaria se realizó de manera no invasiva (por los síntomas o la prueba de ejercicio). Sólo fueron incluidos estudios de cohorte de 6 meses o más de seguimiento y aquellos en los que se estimó o se brindó información sobre la mortalidad total, la mortalidad cardiovascular y la aparición de infarto o de procedimientos de revascularización; además, en las investigaciones debía haber información sobre el IMC u otros parámetros indicadores de obesidad (circunferencia de cintura y cadera [CCC]).

Se consideró que los participantes tenían IMC bajo (por debajo de 20), normal (de 20 a 24.9), sobrepeso (IMC de 25 a 29.9), obesidad (30 a 34.9) y obesidad mórbida (IMC de 35 o más alto). La calidad de los trabajos se determinó con el método recomendado por Khan y colaboradores y Stroup y colaboradores, en función de la descripción de los factores de riesgo, el estadio de la enfermedad coronaria y los antecedentes cardiovasculares (infarto, revascularización), entre otros parámetros de calidad.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021