Vitamina c tópica | 24 OCT 07

Agente útil para el tratamiento del fotoenvejecimiento y otras condiciones dermatológicas

Este articulo revisa los datos científicos y los estudios clínicos que apoyan el uso de vitamina C tópica para el tratamiento de la piel fotodañada.
Autor/a: Dra. Patricia K. Farris. Dermatol Surg 2005; 31: 814-818.

Los cosméticos que contienen antioxidantes son las sustancias antiage más populares.  Los antioxidantes tópicos dan protección al daño que producen los radicales libres que se originan  cuando la piel está expuesta a la luz ultravioleta o debido al envejecimiento natural.  Ha sido incorporada en una variedad de cosméticos que protegen y rejuvenecen la piel fotodañada.

Actualmente es ampliamente aceptado que los antioxidantes tópicos son efectivos para el tratamiento de la piel fotodañada.  Los ingredientes más populares utilizados con éste propósito incluyen vitaminas y extractos botánicos.  Estudios de la patogénesis del fotoenvejecimiento han demostrado que el fotodaño es mediado en parte por los radicales libres. Cuando la piel se expone a la luz ultravioleta se generan especies reactivas de oxigeno (ROS) de igual modo que con el envejecimiento natural.  Parece ser que el ROS es un mediador de los efectos deletéreos en el envejecimiento de la piel produciendo un daño en el ADN, membranas celulares, y proteínas, incluyendo el colágeno.  La exposición a la UVB también ocasiona daño directo en el ADN, promoviendo la carcinogénesis.  Basándose en éste mecanismo se puede explicar el espectro clínico desde la arrugas hasta el cáncer cutáneo.  La piel cuenta con un complejo sistema de antioxidantes enzimáticos y no enzimáticos para protegerse del daño de los ROS. 

La vitamina C, o ácido L-ascórbico, es el antioxidante más abundante encontrado en la piel.  Esta vitamina soluble en agua dona secuencialmente electrones, neutralizando los radicales libres presentes en el compartimiento acuoso de las células.  La vitamina C ayuda a regenerar la forma oxidativa de la vitamina E, un antioxidante potente soluble en lípidos que es importante para prevenir el daño oxidativo en la membrana celular de los lípidos.  La vitamina C es esencial en la biosíntesis de colágeno.  El ascorbato es un cofactor de las propil y lisil hidroxilasas, enzimas responsables de estabilizar el colágeno.  La vitamina C también influye en la síntesis de colágeno independientemente de la hidroxilación.  El ascorbato puede estimular la síntesis de colágeno directamente activando su transcripción y estabilizando el ácido ribonucleico mensajero del procolágeno.  El ascorbato inhibe la síntesis de elastina, que puede contribuir a su rol en el tratamiento de la piel fotoenvejecida.

La vitamina C puede ayudar a preservar el colágeno preexistente.  El ácido L-ascórbico aplicado tópicamente ha demostrado down regulation de las enzimas que degradan el colágeno.

La mayoría de las plantas y animales tienen la capacidad de sintetizar vitamina C.  Sin embargo, en humanos la vitamina C no puede sintetizarse porque no producen la lactone oxidasa,  enzima necesaria para su producción.  La vitamina C puede obtenerse de la dieta, como los cítricos, vegetales de hoja verde.  El suplemento dietario oral incrementa poco la concentración en piel porque la absorción de vitamina C está limitada por mecanismos de transporte activo en el intestino.  Por lo tanto, la aplicación tópica de vitamina C es el método preferido para incrementar su presencia en la piel.

Existe controversia a cerca del uso de vitamina C oral para prevención del cáncer, existe evidencia que el ácido L-ascórbico provee al menos algo de fotoprotección para la piel.  El ácido L-ascórbico ha demostrado proteger la piel porcina del eritema inducido por UVB y mitigar la injuria fototóxica por psoraleno A.  Otros estudios compararon los efectos fotoprotectores del ácido L-ascórbico y alfa-tocoferol combinados en piel porcina.  Ambos antioxidantes fueron útiles en fotoprotección cuando se aplicaron sólos pero menos intensos que administrados por separado.  Es importante saber que los antioxidantes tópicos deben aplicarse antes de la radiación ultravioleta para fotoproteger.

La vitamina C también es un antiinflamatorio potente.  Suprime la activación del factor de transcripción nuclear kB (NF-kB) inhibiendo el factor de necrosis tumoral alfa.  El NF-kB es el factor de transcripción responsable de la producción de citoquinas proinflamatorias como el FNT alfa, interleuquina 1, interleuquina 6 e interleuquina 8.  Se piensa que los efectos antiinflamatorios estarían mediados por éste mecanismo.

Previas formulaciones de ácido L-ascórbico han demostrado ser inestables ya que se oxida fácilmente.  Es la coloración amarillenta que se produce cuando el ácido L-ascórbico se expone al aire y es debida a la oxidación producto del ácido dehidroascórbico.  Por éste motivo muchas formulaciones se hicieron con derivados esterificados, como el ascorbil-6-palmitato y el ascorbil fosfato de magnesio (MAP), que es el más estable.  Estudios comparando los tres componentes demostraron que MAP es el más estable en solución y emulsión, seguido del ascorbil-6-palmitato.  El ácido L-ascórbico fue el menos estable.

En conclusión, los cosméticos que contienen vitaminas tópicas son de valor en el tratamiento del envejecimiento de la piel.  La vitamina C aplicada tópicamente puede ser útil para el tratamiento de una variedad de dermatosis inflamatorias y eventos post-quirúrgicos, como post-láser resurfacing, por sus propiedades antiinflamatorias.  Es importante entender la ciencia de los cosméticos ya que son una parte importante en el armamento terapeútico actual.

Efectos cutáneos de la vitamina C.

Promueve la síntesis de colágeno Nusgens y col, Geesin y col, Hata y Senoo
Propiedades antioxidantes Shindo y col, May y col
Fotoprotección de UVB y A Darr y col, Lin y col, Perricone, Kobayashi y col
Antiinflamatoria
Carcomo y col, Perricone
Mejora hiperpigmentación Kameyama y col
Reduce el eritema post-láser resurfacing
Alster y West
Mejora el acné y cicatrices por acné Ikeno y Nishikawa, Ikena y Ohmori

¿Qué aporta a la práctica dermatológica?

Estudios científicos apoyan el uso de cosméticos que contengan vitamina C.  Los beneficios cutáneos de la misma incluyen promover la síntesis de colágeno, fotoprotección de UVB y A, mejora hiperpigmentaciones, y mejora dermatosis inflamatorias.  Por todas éstas propiedades es un componente importante a tener en cuenta en dermatología.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020