Recomendaciones | 28 FEB 07

Estado actual del diagnóstico del tromboembolismo venoso en la atención primaria

Estas recomendaciones están basadas en la evidencia y dirigidas al médico de atención primaria.

Introducción

El tromboembolismo venoso (TEV) incluye el tromboembolismo pulmonar (TEP) y la trombosis venosa profunda (TVP). Esta última puede producir TEP cuando se localiza por encima de la rodilla, pero si está situada más distalmente puede causar el síndrome postrombótico. En los EEUU la incidencia anual de TEV es de 600.000 casos. Para la TEP, la mortalidad es del 26% cuando no fue diagnosticada ni tratada.
Estas recomendaciones están basadas en la evidencia y dirigidas al médico de atención primaria.

Elementos de pronóstico de TEV

Se estableció una regla de predicción clínica previa a las pruebas de laboratorio para calcular la probabilidad de TEV basada en signos y síntomas clínicos. La Tabla 1 describe las patologías, signos y síntomas asociadas con riesgo aumentado de TEV.
 
Si no se presenta ninguno de los elementos de pronóstico de TEV que figuran en la Tabla 1 y el dímero-D es negativo, el riesgo de TEV dentro de los tres meses es del 0,5%. El dímero-D es el producto de degradación de los entrecruzamientos de fibrina producido por proteasas mediadas por plasmina. Esto aporta un valor pronóstico negativo lo suficientemente potente como para evitar la necesidad de estudios por imágenes que serían onerosos e innecesarios.

Actualmente, los estudios enzimáticos de inmunoensayo (ELISA) y las determinaciones turbidimétricas del dímero-D alcanzan una sensibilidad del 96% - 100% y su empleo es

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021