Prevención | 15 FEB 07

La mayoría no se hidrata bien para hacer actividad física

Un especialista venezolano les tomó una prueba a deportistas argentinos.

Llegar al gimnasio o empezar a trotar alrededor de la plaza más próxima sin haber consumido al menos un vaso de agua reduce el rendimiento durante el ejercicio, e impide recuperar los minerales y el líquido perdido a través del sudor. Sin embargo, la mayoría de las personas que hace actividad física incurre en este error.

En una prueba para medir el nivel de sudoración e hidratación realizada recientemente a deportistas argentinos de alto rendimiento y amateurs, uno de cada dos participantes llegó al gimnasio deshidratado y la mayoría sólo logró recuperar entre un 30 y un 80% del líquido perdido durante los 50 minutos de ejercicio.

"Hidratarse bien es la estrategia más fácil para mejorar el rendimiento físico y sentirse mejor durante el ejercicio, porque se reduce la percepción del esfuerzo", señaló a LA NACION el doctor Pedro García, profesor de nutrición deportiva de la Escuela de Nutrición de la Universidad Central de Venezuela y miembro del Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte. Durante una clase de 45 minutos, una persona de cualquier contextura física puede perder entre medio litro, y un litro y medio de líquido. Todo depende del nivel de entrenamiento y de la capacidad que tenga de adaptarse a la temperatura ambiente.

"Lo ideal es tomar la misma cantidad de líquido que se elimina con el sudor durante el ejercicio: si se pierde un litro, hay que tratar de tomar entre 800 y 900 centímetros cúbicos durante la actividad para lograr una buena hidratación", agregó García durante su visita al país para dirigir la prueba de medición de la sudoración y la hidratación en deportistas locales que realiza todos los años el Instituto Gatorade de Ciencias del Deporte.

Otro estudio en tres gimnasios venezolanos demostró que 5 de cada 10 personas llegan deshidratadas al entrenamiento, en especial los que hacen actividad por la mañana.

"En general, la gente no desayuna antes de ir al gimnasio -dijo García-. Hay que tomar líquido antes de hacer ejercicio para corregir cualquier deficiencia de hidratación; durante la actividad física para reponer lo que se pierde a través del sudor, y después del entrenamiento, para compensar el líquido que falta.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023