Técnicas diagnósticas | 07 SEP 05

Hemorragia digestiva alta: rol de la endoscopía

Continuando con el tema planteado en el artículo de la semana anterior, en el presente, se considera la endoscopía como técnica diagnóstica en caso de hemorragia digestiva alta.
INDICE:  1. Evaluación del paciente | 2. Evaluación del paciente
Evaluación del paciente

La Hemorragia Digestiva Alta es una presentación bastante frecuente y está asociada con una significativa morbimortalidad.

Se estima que mas de 350 mil admisiones hospitalarias anuales por hemorragia Digestiva Alta (HDA) ocurren en los Estados Unidos, con una mortalidad promedio aproximada de un 10%. Inglaterra presenta una incidencia anual de 103/100 mil adultos. La Endoscopía Alta (FGC), debe considerarse como la primera intervención para establecer la etiología y magnitud del sangrado.

La FGC temprana permite un tratamiento endoscópico y la estimación de riesgo de recurrencia del sangrado. Estos beneficios tienen gran importancia en el manejo práctico del paciente, desde que los tratamientos endoscópicos han educido las complicaciones asociadas a la HDA, permitiéndole al médico tratante elegir el adecuado grado de cuidado y racionalizarlo según el riesgo de resangrado.

Con un selectivo uso de los servicios ambulatorios y recursos de la salud, la Endoscopía con intenciones terapéuticas, está asociada a una disminución de los costos asistenciales de éstos pacientes.

Evaluación Inicial del Paciente con HDA

Estos pacientes requieren de una evaluación clínica inicial, con una historia clínica y exámen físico, enfocados en determinar la posible causa y severidad del sangrado. Este enfoque debe incluir una investigación de las causas más frecuentes de sangrado, tales como la Ulcea, Péptica gastro-Duodenal, Gastroduodenitis, Esofagitis, Mallory-Weiss, Várices Esófago-Gástricas y con menos frecuencia las lesiones neoplásicas. Estas etiologías sin contar las neoplásicas, representan el 90% de las causas de HDA.

Es importante reconocer que la morbilidad y mortalidad asociada al sangrado por várices de esófago y estómago, continúan altas, requiriendo un rápido y específico tratamiento (las hemorragias por Várices genralmente son severas, siendo la mortalidad en cada episodio de un 30 a 50%, dependiendo fundamentalmente del estadio evolutivo de la hepatopatía).
Factores adversos tales como la edad, enfermedades asociadas, el uso de anticoagulantes, deben identificarse. También debe averiguarse

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024