Ojo seco | 21 AGO 05

Signos y síntomas de ojo seco en mujeres con falla ovárica prematura

Se investigan anormalidades en la superficie ocular, en las lágrimas o molestia ocular, comparándolas con controles de igual rango de edad.

Se considera falla ovárica prematura al cese de la función ovárica normal en mujeres menores de cuarenta años y afecta a un 1% de las mujeres.  Además de la amenorrea, las mujeres con falla ovárica prematura (FOP) presentan hipoandrogenemia, hipoestrogenemia y niveles altos de gonadotropinas. Las mujeres con FOP experimentan los mismos síntomas de deficiencia de estrógeno que las mujeres posmenopáusicas, tales como calores, sudor nocturno, fatiga, humor fluctuante, aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y osteoporosis. Aunque la quimioterapia, radiación y  anormalidades cromosómicas pueden causar FOP, se admite también un origen autoinmune.

En las mujeres con FOP autoinmune aumenta el riesgo de insuficiencia adrenal autoinmune potencialmente fatal. Además muestran una regulación inmune debilitada, incluyendo un aumento de la activación y el número total de células T periféricas, aumenta la proporción de CD4/CD8, el número de células B y reduce la muerte natural de las células. En la mayoría de los casos se desconoce cual es el mecanismo de la FOP.

Se estima que en los Estados Unidos, el 15 % de las personas entre 65 y 84 años de edad padecen queratoconjuntivitis seca, uno de los síntomas de ojo seco. Existen dos categorías de queratoconjuntivitis seca: la deficiencia acuosa de las lágrimas y la deficiencia de lágrimas por evaporación. La deficiencia acuosa de las lágrimas se caracteriza por un menor volumen de producción de lágrimas por parte de las glándulas lagrimales, inflamación crónica de la superficie ocular, molestias visuales fluctuantes, disminución de la capacidad de realizar actividades diarias, tales como leer o utilizar una computadora. La deficiencia evaporativa de las lágrimas puede resultar de la inestabilidad del film lagrimal, lo que lleva a un aumento de la evaporación y sequedad de la superficie ocular. La mayoría de los casos son causados por enfermedad de la glándula de Meibomio.

Aunque el ojo seco puede presentarse en hombres y mujeres de cualquier raza y a cualquier edad, la mayoría de los estudios han encontrado mayor riesgo de ojo seco en mujeres. El ojo seco puede estar asociado con enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea, lupus sistémico eritematoso o síndrome de Sjörgren.

El rol que cumplen las hormonas sexuales en el ojo seco ha sido investigado en numerosos estudios. Sigue sin aclararse, sin embargo, el rol del exceso de estrógenos, la deficiencia de andrógenos y/o el desequilibrio estrógenos/andrógenos en relación con el ojo seco. La deficiencia de andrógenos, como se observa en el síndrome de insensibilidad andrógena congénita y en los tratamientos antiandrógenos, ha sido asociada con el ojo seco.  La deficiencia andrógena también se presenta en el síndrome de Sjörgren y se cree que conduce a la deficiencia evaporativa de las lágrimas. Dado que las mujeres con FOP también padecen deficiencia andrógena, se cree que podrían presentar síntomas de ojo seco con mayor frecuencia que controles de la misma edad con funcionamiento ovárico normal.

Pacientes y métodos:


Se buscaron síntomas de ojo seco en sesenta y cinco pacientes con FOP y treinta y seis controles de la misma edad. Las participantes llenaron cuestionarios del Instituto Oftalmológico Nacional sobre la Función Visual. Se evaluó el estado de la superficie ocular, las lágrimas y el tiempo de ruptura lagrimal (breakup time).

En el

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024